Blog /

Show Side Panel

Nane and Kofi Annan visit Sweetpotato fields in Ghana; show continued support for crop

Aug 31 2015   |   By: sara-fajardo   |   0   |  

Former Secretary General of the United Nations, Kofi Annan, and his wife Nane Annan, continued to show their support for harnessing the power of the sweetpotato by visiting a sweetpotato trial field in Nyankapala, Ghana on August 14th.  The Annans have teamed up with the International Potato Center (CIP) and its partners to promote the development of orange-fleshed sweetpotato (OFSP) cultivation in Ghana. CIP began operating in Ghana in 2010 and has set a goal of reaching an estimated 500,000 households there with resilient nutritious sweetpotato by 2020.

The highly productive climate smart sweetpotato has tremendous potential to contribute to Ghana’s agriculture development— its relatively low entry cost for producers coupled with harvests 3 to 4 times a year provide ample opportunities for employment. Increased consumption of OFSP has also been shown to help combat micronutrient deficiency and hidden hunger a critical boon for the overall health of women and children. The nutritious crop is rich in energy, nutrients and dietary fiber, and is a potent source of beta-carotene a precursor of Vitamin A. Its leaves can be used as leafy greens, while both roots and foliage can be used as animal feed.

OFSP vine multiplier, Dauda Zakaria, shared his story with the Annans during their visit. His business has grown from .5 acres to 1.5 since he began working with OFSP in 2013. Key to his success have been awareness raising campaigns through community radio broadcasts that have been instrumental in helping to increase demand for OFSP and drive customers to his business. “The radio programs opened a window for (the) sale of vines at community markets,” Zakaria says. “Any time I want to take vines to the market, I make (an) announcement on the local radio and buyers rush on me and finish (my) vines even before the market opens.” CIP and its partner the Council for Scientific and Industrial Research-Savannah Agricultural Research Institute (CSIR-SARI) have also helped to facilitate market linkages through Durbars (community meetings) at local markets which brought buyers together. “The Durbars created an avenue for me to sell vines and make contacts with buyers such as farmers, food vendors, caterers, restaurants and farmer organizations,” Zakaria says.

The field visit was followed up with a luncheon featuring OFSP and a stakeholder discussion dedicated to mapping out a strategy to “encourage the adoption of OFSP for both health and wealth.” More than 30 organizations including government ministries and local and international entities were invited to participate.

Former UN Secretary General Kofi Annan and his wife Nane sample products made with OFSP in Ghana. Photo Credit Erna Abidin (CIP-Ghana)

Former UN Secretary General Kofi Annan and his wife Nane sample products made with OFSP in Ghana. Photo Credit Erna Abidin (CIP-Ghana)

“The high vitamin A content of sweetpotatoes is of high value to children and young infants, particularly in West Africa and in Ghana,” Nane Annan said.  “Offering vocational training to mothers and youth and making use of marginal lands is a great model for the region.”

Repatrian 110 variedades de papas nativas a cinco comunidades de la Región Ancash

Aug 27 2015   |   By: mariaelenalanatta   |   0   |  

Cinco comunidades campesinas de la región Ancash recibieron 110 variedades de papas nativas de la Dra. Barbara Wells, Directora General del Centro Internacional de la Papa (CIP), el 13 de agosto, como parte de los trabajos de repatriación que el Centro realiza permanentemente.

Las comunidades beneficiadas son la Comunidad Campesina de Santa Cruz de Pichiu Sector Atash – Chaná – Huari; la Comunidad Campesina de Santa Cruz de Pichiu Sector Tambo – Chaná – Huari; la Comunidad Campesina de Santa Cruz de Pichiu Sector Huancayoc – Chaná – Huari; la Comunidad Campesina de Santa Cruz de Pichiu Sector Vistoso – Chaná – Huari y finalmente, la Comunidad Campesina de Nueva Victoria – Ñahuin – Corongo – Ancash.

“Repatriación significa devolver a los agricultores de las comunidades campesinas las papas nativas conservadas en el Banco de Germoplasma del CIP, que fueron recogidas en sus lugares de origen para conformar este banco”, explicó el Ing. René Gomez, curador de papas cultivadas del CIP.

Esas papas son devueltas  —o repatriadas—libres de enfermedades, como parte de la importante labor que el Banco de Germoplasma del CIP cumple en la conservación, preservación y repatriación  de papas nativas, en beneficio de los productores y agricultores del país.

DSC_0756small

“A esta relación entre las estrategias de conservación ex-situ e in-situ la hemos denominado Conservación Dinámica. Es un círculo virtuoso que beneficia a los agricultores y al Banco de Germoplasma del CIP, y donde todos ganamos” agregó.

“Cuando los agricultores reciben papas sanas y más productivas, se restaura la diversidad y variabilidad perdida o ausente en su zona. Si hay mayor producción se restaura la productividad, por lo tanto hay más alimento para las familias y esto mejora la seguridad alimentaria y, además, permite la comercialización, obteniéndose mayores ingresos económicos y alivio de la pobreza. El Banco, por su lado,  reconoce el origen de estas papas, estudia su comportamiento y cómo se producen en su sitio original”, prosiguió.

Por otro lado, el  Ing. Alejandro Mendoza Aguilar, Asesor Técnico y Consultor de la ONG IDESI, quien acompañó a los representantes de las comunidades beneficiadas, informó que el 95 por ciento de la agricultura para autoconsumo en la Región Ancash, se basa en la producción de papas nativas. “Es importante para nosotros ampliar la seguridad alimentaria en las comunidades, identificar aquellas papas nativas con mucho potencial e implementar escuelas de campo, con el fin de generar un intercambio y transferencia de conocimientos entre los productores antiguos y los jóvenes”, recalcó.

A su vez, la Dra. Barbara Wells, Directora General del CIP,  agradeció a los representantes de las comunidades por ser parte importante del gran esfuerzo que realiza el Centro para mejorar la calidad de vida de cientos de familias en el Perú. “Nosotros no hacemos nada solos, sino con la ayuda y participación de ustedes. Estamos muy agradecidos por ser parte de esta entrega”, indicó.

Luego de la entrega de variedades, el grupo de representantes realizó un recorrido por las instalaciones del CIP, incluyendo el laboratorio de micología y el invernadero de aeroponía.

Georgian Ministry of Agriculture CIP discuss opportunities for collaboration

Aug 27 2015   |   By: admin   |   0   |  

Deputy Minister of Ministry of Agriculture of Georgia Nodar Kereselidze, Deputy Minister of Agriculture Yuri Nozadze and Director of the Scientific-Research Center of Agriculture at the Ministry of Agriculture Levan Ujmajuridze met with International Potato Center (CIP) Asia Director Dr. Julian Parr and ICARDA regional representative Josef Turok.

The purpose of the meeting was to discuss future cooperation prospects between the Georgian Ministry of Agriculture and the International Potato Center. CIP has a strong record of supporting developing countries reduce poverty in the agricultural sector through research activities, capacity strengthening, value chains, and introduction of new potato varieties with the potential of doing well in specific agroecologies.

The future cooperation between the government of Georgia and CIP was discussed and each expressed an interest in future cooperation. Future activities could include transferring modern technologies, high-yielding potato clones and the implementation of educational and consulting programs to Georgia.

The delegation visited the in vitro laboratories, experimental fields, and greenhouses at two research stations run by Scientific-Research Centre of Agriculture at the Ministry of Agriculture in Jigaura and Tsilkani.

Antiguos cultivos son conservados para las generaciones futuras en un depósito de semillas en el Ártico

Aug 27 2015   |   By: admin   |   0   |  

Svalbard, Noruega – Distintas variedades de papa -uno de los cultivos básicos más importantes del mundo- quedarán almacenadas a perpetuidad en las profundidades del hielo del Ártico. El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, participa hoy junto a científicos y delegaciones de Perú, Costa Rica y Noruega en la celebración de un acto que ayudará a preservar estos cultivos vitales para generaciones futuras.

 

La iniciativa tiene lugar en el Depósito Mundial de semillas de Svalbard, una instalación situada en el permafrost (capa de hielo subterránea, ndr) al norte del Círculo Polar Ártico, que en la actualidad cuenta con más de 860 000 semillas de cultivos alimentarios de todo el mundo. Su funcionamiento está financiado conjuntamente por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos - cuya misión es conservar la diversidad de cultivos del planeta para la seguridad alimentaria de las generaciones actuales y futuras-, y el gobierno de Noruega.

 

Representantes de las comunidades indígenas andinas que colaboraron para establecer el Parque de la Papa, en Cuzco, Perú, depositarán 750 semillas de papa. Estas semillas son el resultado de los proyectos de distribución de beneficios con el apoyo de Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, de la FAO. Los campesinos estarán acompañados por científicos del Centro de Investigación Agrícola de la Universidad de Costa Rica, que aportan también parientes silvestres de la papa a la colección de agrobiodiversidad más importante del mundo.

  La papa: un gigante humilde  

La papa se originó en los Andes de América del Sur. A través de los siglos, los agricultores andinos han cultivado más de 2 000 variedades en todas las formas, colores y tamaños. Además, hay docenas de parientes silvestres de la papa repartidos desde Uruguay a Arizona. La papa es ahora el tercer alimento más consumido en el mundo, proporcionando sustento a más de 1 000 millones de personas. Este admirable tubérculo, bajo en grasa y rico en proteínas, calcio y vitamina C, se cultiva en todos los continentes habitados por el hombre.

 

Sin embargo, el cambio climático y enfermedades como el tizón de la papa -que causa pérdidas en este cultivo por valor de 8 500 millones de dólares EEUU cada año solo en los países en desarrollo - representan un desafío importante para este recurso natural de incalculable valor, al igual que la modernización de la agricultura y los cambios en  el uso de la tierra. En las últimas décadas se han perdido muchas variedades de papa, tanto para las comunidades andinas en las que se originaron, como para la humanidad en su conjunto.

 

En respuesta, una coalición de socios locales, regionales e internacionales unieron sus fuerzas para reintroducir variedades de papa sobre el terreno, y preservar estos recursos fitogenéticos vitales en bancos de germoplasma. El Centro Internacional de la Papa (CIP)con sede en Perú y que alberga la colección de variedades de papa más grande del mundo, trabaja para preservar y reintroducir la diversidad de papas en colaboración con iniciativas locales y regionales en todo el mundo. En colaboración con la Asociación ANDES-IIED y el Parque de la Papa, desde 2002 ha entregado más de 400 muestras de papas a las comunidades indígenas.

  Un tratado internacional ayuda a compartir los beneficios

La puesta en común de estos recursos fitogenéticos a nivel internacional se ve facilitada por el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.

El Tratado, que alberga la FAO, funciona a través de un sistema multilateral de acceso y distribución de beneficios que ayuda a garantizar que los agricultores e investigadores tengan acceso a una gran diversidad de semillas y material fitogenético, y a una parte equitativa de los beneficios que se deriven de las nuevas variedades.

La información genética que existe en muchas variedades de cultivos y plantas silvestres apoya el desarrollo de nuevos cultivos de rápido crecimiento y elevado rendimiento, así como variedades que son más resistentes al calor, sequía, salinidad, plagas y enfermedades, todas ellas características fundamentales en un mundo víctima del calentamiento global.

 

Por ejemplo, con financiación del Fondo de Distribución de Beneficios del Tratado y el apoyo del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos, los agricultores que participan en el Parque de la Papa aprendieron a polinizar sus papas y recolectar semillas para su almacenamiento. Algunas de las semillas se utilizaron para desarrollar nuevas variedades para alimentar a sus comunidades, mientras que otras se prepararon y enviaron a Svalbard para ser incluidas hoy en el Depósito Mundial.

 

Graziano da Silva, y los representantes de Perú y Costa Rica serán recibidos por Marie Haga, Directora ejecutiva del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos y Hanne Maren Blaafjelldal, Secretaria de Estado del Ministerio de Agricultura y Alimentación de Noruega, para internarse en el almacenamiento subterráneo (a las 17h50 hora local) y depositar las semillas.

  Un esfuerzo compartido, un bien común  

Fundado hace diez años por la FAO y el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos es una organización internacional dedicada exclusivamente a la protección de la diversidad de cultivos del mundo. Con este fin, se está tratando de recaudar un total de 500 millones de dólares EEUU, que garantizarán el mantenimiento y el acceso a importantes colecciones internacionales de plantas de enorme importancia para nuestro suministro de alimentos, incluido el de CIP.

 

Noruega es uno de los mayores defensores de la labor del Fondo Mundial. En la actualidad, financia un proyecto global de 10 años que busca salvaguardar los parientes silvestres de los cultivos alimentarios importantes. Y gracias al generoso apoyo del pueblo y el gobierno noruego, el Depósito Mundial de semillas se ha convertido en realidad.

 

Ya desde el período 2006-11, cuando dirigía la Oficina Regional de la FAO para América Latina, Graziano da Silva ha apoyado activamente las iniciativas de conservación de cultivos, incluyendo el Parque de la Papa. Hoy, cuatro años más tarde - y a muchos kilómetros de los Andes - se encarga de supervisar el depósito de semillas que asegurara que la diversidad de la papa será salvaguardada en el futuro.

 

La combinación de la conservación in situ sobre el terreno incluyendo los bancos de semillas comunitarios, con la preservación ex situ en bancos internacionales de genes -que combinan la tradición de siglos de antigüedad con la ciencia de vanguardia- está cerrando ahora el círculo. Los agricultores locales que cultivan variedades que se creían perdidas, están compartiendo una variada colección de papas – un bien común global - con el mundo, asegurándose que copias de seguridad se conserven de forma segura en la tundra ártica de Svalbard, de forma que nunca vuelvan a perderse.

CIP trabajará en Centroamerica con Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura

Aug 24 2015   |   By: admin   |   0   |  

FOTOS taller CIP-IICA 03 TITULO (2)

El Centro Internacional de la Papa (CIP)  iniciará trabajos en el sector papa de América Central como parte del apoyo técnico que brindará al proyecto PRIICA del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Ese fue uno de los principales resultados del Seminario-Taller sobre Mejoramiento Genético, Manejo del Cultivo e Innovación de la Cadena de Valor de la Papa, realizado del 10 al 14 de agosto en las instalaciones del CIP.

Participaron especialistas en papa de las instituciones oficiales de investigación (INIA) de seis países: Panamá, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, que conforman la Red Centroamericana de la Papa que promueve el Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA).

Asimismo, participó un investigador del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (INIFAT), de Cuba, y dos investigadores del INIA Perú.

El objetivo del PRIICA, que se ejecuta con fondos de la Unión Europea, es contribuir al incremento de la disponibilidad y acceso a los alimentos mediante la investigación agrícola, como un instrumento para la lucha contra la pobreza y el hambre.

El fortalecimiento de las capacidades de los técnicos de la región y la realización de acciones de investigación de manera conjunta con instituciones de alto nivel científico, son algunas de las necesidades identificadas por el programa, por lo que el Centro Internacional de la Papa constituye un socio ideal.

Diversos temas referidos al cultivo de la papa fueron desarrollados durante el evento por especialistas de los Centros de Excelencia del CIP de “Genética, Genómica y Mejoramiento de Cultivos”; “Intensificación de los Sistemas de Cultivo y Cambio Climático”, “Ciencias Sociales y Nutrición y Sistemas de Innovación”, así como de la Oficina Regional de Latinoamérica.

El último día se realizó un Taller, donde los participantes identificaron y planificaron las acciones de corto y mediano plazo que servirán como marco para la colaboración y presencia del CIP en Centroamérica.

Los temas identificados son múltiples: selección participativa de variedades, a partir de lo avanzado por la Red Latinpapa; introducción de material biofortificado de papa; capacitación en mejoramiento y manejo de base de datos; aplicación de selección participativa; prospección conjunta de plagas y enfermedades y diseño e implementación de sistemas de producción de semilla.

En cuanto al fortalecimiento de capacidades se han identificado acciones como organizar un curso de producción de semilla; actualizar estudios económicos sobre la papa en la región con el fin de incluir el enfoque de cadena; asesorar en el desarrollo de un enfoque de seguridad alimentaria y nutricional que incluya aspectos de biofortificación, educación nutricional y promoción del consumo, y alternativas de manejo poscosecha.

Algunos de estos temas formarán parte del trabajo conjunto entre el PRIICA y el CIP entre 2015 y 2016.