Blog / Category: Quito Region

Show Side Panel

Manejo de gusano blanco

Nov 26 2012   |   By: josejimenez   |   0   |   Posted in Quito Region

Lucía Torres1, Patricio Gallegos2, Carmen Castillo2 y César Asaquibay2

1Centro Internacional de la Papa (CIP), Quito, Ecuador
2Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), Quito, Ecuador

Actualizado: Abril 2011

Contenido

Introducción

El gusano blanco Premnotrypes vorax (Hustache) es considerado como una de las plagas más importantes del cultivo de papa en la parte alta de la sierra ecuatoriana. Su presencia en los campos de papa provoca altos niveles de pérdida económica. Cuando el ataque de esta plaga es severo puede ocasionar la pérdida total del cultivo (Gallegos et al., 1997).

Ciclo de vida

Constituye los diferentes estados o etapas por las que pasa un insecto (Bastidas et al., 2005).

Huevo. Una vez que el adulto ha realizado la cópula, la hembra fecundada perfora y oviposita en el interior de tallos de 2 mm de grosor aproximadamente (Fotografía 1). En casos extremos deposita los huevecillos debajo de terrones (Gallegos et al., 1997). Los huevos son redondos, ligeramente ovalados y muy pequeños (miden entre 1.7 mm de largo y 0.5 mm de diámetro). Al inicio son de color blanco brillante y a medida que van madurando cambian a un color blanco perla (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco

Fotografía 1. Oviposturas del gusano blanco.
(P. Gallegos; C. Asaquibay)

Gusano o larva. Es de color blanco cremoso, con la cabeza de color café. Pasa por diferentes etapas y en la última fase mide de 11 a 14 mm de largo. Tiene el cuerpo en forma de letra C (Fotografía 2). Las larvas forman túneles en los tubérculos que pueden alcanzar una profundidad de 3 a 4 cm e inclusive llegan a atravesar la papa (Fotografía 3) (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco1

Fotografía 2. Larva de gusano blanco.
(C. Asaquibay)

GusanoBlanco2

Fotografía 3. Daño ocasionado por larvas de gusano blanco.
(C. Asaquibay)

Pupa. Cuando el gusano ha madurado sale del tubérculo y busca un lugar en el suelo para cambiar a su siguiente estado, denominado pupa. Previamente se protege con una capa de suelo que lo cubre completamente, dando la apariencia de un terrón (Fotografía 4). Esta transformación la realiza a una profundidad de 10 a 25 cm. Al inicio la pupa es de color blanco y posteriormente toma un color amarillento (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco3

Fotografía 4. Pupas de gusano blanco.
(J. Alcazar)

Adulto. Mide aproximadamente 7 mm de largo y 4 mm de ancho . El cuerpo es de color gris, aunque puede tomar la tonalidad del suelo en el que se encuentra, haciendo difícil su detección (Fotografía 5). La parte delantera de la cabeza presenta una tonalidad amarillenta y termina en un pico (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005). La hembra es ligeramente más grande que el macho, de aspecto redondeado y con una línea amarilla a lo largo de la unión entre las dos alas. El macho es más pequeño, alargado y no posee la línea amarilla que presenta la hembra. Macho y hembra no pueden volar porque sus alas anteriores están soldadas entre sí y las posteriores son atrofiadas. Sin embargo son muy hábiles para caminar (Gallegos et al., 1997).

GusanoBlanco4

Fotografía 5. Adulto del gusano blanco.
(N. Panchi)

La duración de cada estado a una temperatura promedio de 16º C se muestra en Tabla 1.

Tabla 1. Tiempo de duración de cada estado del gusano blanco.

Estado

Duración (días)*

Huevo

35

Gusano o larva (5 a 6 fases)

38

Prepupa y pupa

44

Período de endurecimiento del adulto

17

Total

134

*En las localidades más frías, este tiempo puede aumentar.
Fuente: Gallegos et al. (1997); Bastidas et al. (2005)

Hábitos del insecto

Durante el día el adulto prefiere ocultarse en lugares frescos oscuros y húmedos, como en la base de plantas de papa o debajo de terrones. Durante la noche, el adulto recorre el campo en busca de alimento (Gallegos et al., 1997).

Forma de alimentación del gusano blanco. El adulto se alimenta de toda la planta de papa. Come el borde de las hojas de la planta de papa realizando una media luna. También puede alimentarse de la base del tallo y si no existe otra fuente de alimento puede consumir parte del tubérculo cuando estos se encuentran expuestos en la superficie del suelo (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005). El adulto consume con mayor agrado las hojas (foliolos) del tercio medio y del tercio inferior de la planta (Figura 1). Debido a que estas hojas son las de mayor edad poseen una consistencia diferente a las hojas más jóvenes (Gallegos et al., 2002).

GusanoBlanco6

Figura 1. Preferencia de consumo alimenticio del adulto del gusano blanco en la planta de la papa
Fuente: Gallegos et al. (2002).

El insecto también tiene preferencia por ciertas hojas dentro de la rama (hoja compuesta). Consume en mayor cantidad las hojas de la parte final y en menor grado las hojas del medio y de la base de la rama (Figura 2). (Gallegos et al., 2002).

GusanoBlanco7

Figura 2. Preferencia de consumo alimenticio del adulto de gusano blanco en la rama (hoja compuesta) de papa. En esta figura los foliolos son referidos como hojas.
Fuente: Gallegos et al. (2002).

El conocimiento sobre qué partes de la planta el insecto usa para alimentarse ayuda a incrementar la eficiencia de control y a reducir sus costos, por cuanto permite dirigir la aplicación de insecticidas al sitio de mayor presencia del insecto (Gallegos et al., 2002).

Fuentes de infestación. Se han identificado varias fuentes de infestación de la plaga: (i) la misma sementera; (ii) malezas hospederas como llantén negro (Plantago lanceolata), gula, coloradilla o pactilla (Rumex acetosella), lengua de vaca o pacta (Rumex crispus) entre otros; (iii) campos contiguos con suelo recién preparado o cosechado hace poco tiempo; y (iv) lugares de almacenamiento de papas. La mayor cantidad de adultos en el campo se presenta inmediatamente después de la preparación del suelo (Gallegos et al., 1997).

Manejo integrado

El manejo integrado de plagas tiene por objetivo reducir el daño, disminuir los costos de protección de los cultivos y reducir o evitar los efectos colaterales indeseables causados por los insecticidas. El mejor control del gusano blanco se basa en la aplicación secuencial de un conjunto de medidas de manera que cada una de ellas contribuya a una mayor sanidad de los tubérculos (Barrera y Crissman, 1999).

Métodos culturales

Son métodos que involucran la manipulación de los factores ambientales. Se basan en el conocimiento de la plaga y su relación con el cultivo (Bastidas et al., 2005).

  • Preparación del suelo. Con una adecuada preparación del suelo se expone a las larvas y pupas a la acción del sol y al ataque de pájaros u otros animales. Además promueve que los adultos se liberen de su celda pupal (Bastidas et al., 2005).
  • Fechas de siembra. Al retrasar la siembra luego de la preparación del suelo, se rompe el ciclo del insecto ya que este se ha adaptado a las diferentes etapas del cultivo (Bastidas et al., 2005).
  • Período de campo limpio. La ausencia de plantas de cualquier tipo en el campo por un período de tiempo de al menos 30 días antes de la siembra afecta la supervivencia de larvas (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).
  • Cosecha completa. En el terreno no deben quedar plantas sin cosechar, ni dejar tubérculos (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).
  • Rotación de cultivos. La aplicación de esta práctica permite romper el ciclo de vida del insecto y por lo tanto reduce su población. Es mejor si se rota con cultivos que requieren de deshierbas. Una rotación consecutiva de tres cultivos reduce los daños en un 30% (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).

Métodos mecánicos

Son métodos que permiten matar directamente a la plaga o impedir su ingreso al campo del cultivo (Bastidas et al., 2005).

Trampas. Cumplen la función de atraer y dar refugio a los adultos del gusano blanco durante el día y de esta manera concentrar la población para eliminarla con insecticidas químicos o biológicos (Fotografías 6 a 8). Funcionan muy bien en suelos sueltos (Gallegos et al., 1997; Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005). A continuación se describen las características de las trampas (Gallegos et al., 1997):

  • Dimensiones de la trampa: 40 x 40 cm.
  • Se utiliza como cebo ramas de plantas de papa, plantas pequeñas de papa o un puñado de brotes de papa.
  • Al follaje se puede aplicar acefato 75 PS (polvo soluble) en dosis de 2 g/l de agua o profenofos EM (emulsión concentrada) 2.5 cc/l. Se realiza una nueva aplicación en cada cambio de follaje (cada 10 días a 15 días). Se cubre con cartón u otro material para proveer oscuridad y mantener la humedad.

Las trampas se deben colocar cada 10 m el número recomendado de trampas por hectárea es de 100. Colocadas desde la preparación del suelo hasta la emergencia del cultivo. El número puede ser menor cuando las trampas son empleadas como sistema de diagnóstico para la población de la plaga. La renovación del follaje se realiza cada 10 a 15 días.

GusanoBlanco8

Fotografía 6. Trampa para el adulto del gusano blanco.
(C. Asaquibay)

 

GusanoBlanco9

Fotografía 7. Disposición en el campo de las trampas para gusano blanco.
(J. Alcazar)

 

GusanoBlanco10

Fotografía 8. Recolección de adultos de gusano blanco en trampas.
(J. Alcazar)

Plantas cebo. Su función consiste en atraer a los adultos durante la noche para alimentarse de ellas y envenenarlos por medio de insecticidas. Al colocarlas luego de la preparación del suelo y al no existir otras fuentes de alimento en el campo, los insectos se dirigen a ellas. Consiste en el transplante de plantas de papa o siembra de tubérculos, preferentemente con un mes de anticipación a la siembra del cultivo de papa (Fotografía 9). Se distribuyen intercaladamente con las trampas en toda el área en una cantidad de al menos 100 por hectárea. Son efectivas tanto en suelos sueltos como en suelos arcillosos.

GusanoBlanco11

Fotografía 9. Planta cebo.
(C. Asaquibay)

Es preferible usar las plantas cebo antes de la siembra. Sin embargo, en caso de que éstas dificulten los trabajos de preparación del suelo, se deberán reestablecer inmediatamente después de la siembra del cultivo definitivo de papa. Luego del transplante o emergencia, se aplicará al follaje de estas plantas uno de los productos indicados para las trampas, cada 15 o 20 días, hasta la emergencia del cultivo. Según el nivel de infestación, una planta cebo puede eliminar alrededor de 800 adultos de gusano blanco en un lapso de cinco días (Fotografía 10) (Gallegos et al., 1997; Oyarzún et al., 2002; Bastidas, et al. ,2005).

GusanoBlanco12

Fotografía 10. Recolección de adultos provenientes de una planta cebo.
(J. Alcazar)

Plantas borde. Se siembran dos a tres surcos de papa en los bordes de la nueva sementera al menos un mes antes de la siembra del cultivo principal (Fotografía 11). Luego de la emergencia de las plantas se recomiendan aspersiones foliares cada 15 días hasta la completa emergencia del cultivo principal con acefato 75 PS 2 g/l o profenofos EM 2.5 cc/l. Se puede complementar con una barrera plástica (Gallegos y Asaquibay s/a).

GusanoBlanco13

Fotografía 11. Plantas borde.
(C. Asaquibay)

Trampas para atrapar huevecillos de gusano blanco. Funcionan durante todo el cultivo, incluso hasta 30 días antes de la cosecha. Es una tecnología de fácil aplicación pues emplea materiales locales. Consisten en una pequeña cantidad de paja de páramo (Stipa sp.) o de tallos de Rye grass (Lolium perenne) (50 tallos aproximadamente, por sitio) que se los coloca en medio de los surcos o en la base de las plantas, en una cantidad de 100 sitios por hectárea, especialmente cerca de los bordes.

Se deben renovar máximo cada 20 o 25 días para evitar que las larvas que nacen se dirijan hacia la zona de tuberización (Gallegos et al., 2003; Gallegos y Asaquibay, s/a).

Barreras plásticas. Consiste en usar barreras físicas para evitar la migración de los adultos del gusano blanco hacia terrenos en los que se va instalar el nuevo cultivo de papa (Fotografías 11 y 12). Se ha confirmado que los adultos del gusano blanco pueden migrar desde parcelas que se encuentran a 30 m de distancia, aún cuando exista algún cultivo entre parcelas. Sin embargo no pueden trepar barreras plásticas. A continuación se describen las características de las barreras plásticas (P. Gallegos, datos no publicados):

  • El plástico a utilizar puede ser negro o claro, incluso se puede reutilizar el plástico proveniente de invernaderos. Debe estar sostenido por estacas cada tres metros. El extremo superior del plástico se dobla alrededor de una piola, y se sujeta mediante grapas.
  • El plástico se entierra a 10 cm debajo del suelo. Sobre el suelo debe sobresalir de 40 a 50 cm
  • A los dos lados de la barrera se deben colocar trampas, que se ubicarán de 12 a 15 m de distancia entre sí. Este trampeo y la barrera se debe mantener durante todo el cultivo, especialmente en época lluviosa cuando la migración del adulto es mayor.

barrerasplasticas

Fotografía 12. Barreras plásticas.
(I. Navarrete)

Es importante mencionar que la tecnología de barreras plásticas es eficiente, sin embargo su costo de implementación es alto, limitando su uso.

Control químico

La aplicación de las medidas de control indicadas anteriormente permite obtener tubérculos con alta sanidad. Sin embargo, si hubiera algún impedimento para su empleo, se puede recurrir a un uso racional de insecticidas. Se recomienda hacer aplicaciones al follaje en las primeras etapas del cultivo y no después de la floración, es decir a los 35, 60 y 80 días después de la siembra. A los 35 días se debe aplicar a todo el follaje, a los 60 y 80 días al tercio inferior de la planta. En la tercera aplicación no se debe exceder de 700 l por hectárea. Se recomienda acefato (Orthene) 75 PS 2 g/l, profenofos (Curacron) EM 2.5 cc/l o triflumuron (Alsystin) 1.5 cc/l (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).

Tomando en cuenta la preferencia de consumo del gusano blanco (tercio medio e inferior de la planta y las hojas de la punta de la rama) se recomienda dirigir las aplicaciones de control a la mitad inferior de la planta, y a la parte terminal de las ramas (hojas compuestas) y realizar las aplicaciones pasando un surco y dentro del surco se puede aplicar alternadamente a cinco plantas y no aplicar a las cinco siguientes y así sucesivamente (Gallegos et al., 2002).

En una investigación realizada por Freire (2002), se determinó que la aplicación de insecticida a la mitad inferior de la planta y en surcos alternos puede reducir el uso del insecticida en 50%.

Control biológico

Los hongos Beauveria sp. y Metarhizum sp. se consideran los patógenos más importantes para controlar adultos del gusano blanco (Bastidas et al., 2005). Se ha determinado que el control con Beauveria sp. y Metarhizum sp., es efectivo pero aún no se dispone de formulaciones comerciales (P. Gallegos, datos no publicados).

Se ha comenzado también el estudio de nemátodos entomopatógenos Heterorhabditis sp. y Steinernema sp. Estos nemátodos se reproducen en laboratorio dentro de larvas de polilla mayor de la cera (Galleria mellonella). A continuación se describe el proceso experimental que se lleva a cabo en el campo para la reproducción de estos nematodos (C. Asaquibay, datos no publicados):

  • Elaborar composteras de 1.0 x 2.0 x 0.2 m, con tres partes de tierra por una de materia orgánica (estiércol de animales de granja).
  • Una vez elaborada la compostera se colocan 30 larvas de G. mellonella inoculadas con nemátodos, junto con 100 larvas de cutzo (Barotheus castaneus o Phyllophaga sp.), que servirán para incrementar la población de los nemátodos.
  • Se colocan ramas o paja para mantener la humedad y proteger la compostera del sol.
  • Se debe voltear la compostera cada 15 días y se debe mantenerla húmeda (a capacidad de campo).
  • La cosecha de la compostera se realiza a los 45 días. Se obtiene un compost enriquecido que a más de mejorar la estructura del suelo y de proveer nutrientes a las plantas, proporciona nemátodos entomopatógenos que controlan al gusano blanco en su estado larval.
  • Se debe aplicar 800 g de compost por cada planta, a la siembra, rascadillo, medio aporque y aporque.
  • Es importante mencionar que la tecnología de nematodos entomopatógenos se halla en validación.

Capacitación a agricultores

En nuestro país, especialmente con agricultores de bajos recursos, esta plaga sigue causando grandes daños. Esto es debido a que los agricultores desconocen al insecto, su ciclo de vida y en general varios temas que son indispensables para tomar decisiones apropiadas para controlar la plaga. Bastidas et al. (2005) desarrollaron una guía para facilitar el aprendizaje sobre el control del gusano blanco, la cual cubre los siguientes temas: (i) biología y comportamiento de Premnotrypes vorax; (ii) manejo integrado; (iii) hospederos; y (iv) recomendaciones sobre el uso de plaguicidas.

Referencias

Barrera, V. y Crissman, C. 1999. Estudios de caso del impacto económico de la tecnología generada por el INIAP en el rubro papa. Quito. INIAP. 72 p.

Bastidas, S., Morales, P., Pumisacho, M., Gallegos, P., Heredia, G. y Benítez, J. 2005. El catzo o adulto del gusano blanco de la papa y alternativas de manejo. Guía de aprendizaje para pequeños agricultores. Quito. INIAP. 78 p.

Freire, M. 2002. Control del gusano blanco Premnotrypes vorax H. de la papa Solanum tuberosum L. mediante triflumurón. Chimborazo y Carchi. Quito. Tesis Ing. Agr. Universidad Central del Ecuador. Quito. 79 p.

Gallegos, P., Ávalos, G. y Castillo, C. 1997. Gusano Blanco (Premnotrypes vorax) en el Ecuador: Comportamiento y Control. Quito. INIAP. 35 p.

Gallegos, P., Asaquibay, C., Freire, M. y Williams, R. 2002. Conozca la forma de alimentación y control del adulto del gusano blanco (Premnotrypes vorax) en el cultivo de papa. Quito. INIAP. Plegable 196.

Gallegos, P., Asaquibay, C. y Williams, R. 2003. Desarrollo de métodos de biocontrol de Premnotrypes vorax: Nueva propuesta de manejo integrado del gusano blanco Premnotrypes vorax en el cultivo de la papa Solanum tuberosum. En: Memorias de actividades del área de entomología (2003). Departamento Nacional de Protección Vegetal (DNPV). Quito. INIAP. 2 - 6 pp.

Gallegos, P. y Asaquibay, C. s/a. Fichas técnicas de control de Gusano blanco de la papa. Quito. INIAP. 9 p.

Oyarzún, P., Gallegos, P., Asaquibay, C., Forbes, G., Ochoa, J., Paucar, B., Prado, M., Revelo, J., Sherwood, S. y Yumisaca, F. 2002. Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades. In: El cultivo de la papa en el Ecuador. Pumisacho, M. y Sherwood, S. (eds.). Quito. pp. 85-169.

 

Manejo de fertilizantes

Nov 06 2012   |   By: josejimenez   |   0   |   Posted in Inventario de tecnologias

Lucía Torres1, Franklin Valverde2 y Jorge Andrade-Piedra1

 

 

1Centro Internacional de la Papa (CIP), Quito, Ecuador
2Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), Quito, Ecuador

Actualizado: Abril 2011

 

Contenido

 

Introducción

Se considera que un suelo fértil debe proporcionar todos los nutrientes minerales que requiere la planta en cantidades razonables y dentro de un balance apropiado. Lamentablemente ese tipo de suelo no existe, por lo que se hace necesario suplir esta falta de nutrientes del suelo por medio del uso de fertilizantes (Torres, 1978). La fertilización de la papa es una práctica generalizada en el país y muy variada en cuanto a fuentes, dosis y épocas de aplicación (Oyarzún et al., 2002).

Abono o fertilizante

Es cualquier substancia orgánica, inorgánica, natural o sintética que aporta a las plantas uno o varios elementos nutritivos.

 

Clasificación de los fertilizantes

 

Los fertilizantes se clasifican de acuerdo a tres criterios:

 

Por su aplicación: (i) fertilizantes de suelo, se los aplica directamente al suelo una vez realizado el análisis químico; (ii) fertilizantes foliares, se los aplica al follaje y son un complemento para los fertilizantes de suelo (Merchán et al., 2009).

 

Por su procedencia: (i) fertilizantes inorgánicos, son compuestos químicos-sintéticos y/o minerales; (ii) abonos orgánicos, son aquellos que provienen de la transformación de residuos vegetales o animales.

Por su composición: (i) fertilizantes simples, cuando contienen un solo nutriente o elemento químico; (ii) fertilizantes compuestos, cuando contienen más de dos nutrientes (Merchán et al., 2009).

Los elementos químicos que conforman los fertilizantes comúnmente se los agrupa en (Torres, 1978; Neira, 1986; Valverde et al., 1998; Merchán et al., 2009):

 

Macronutrientes. Son requeridos por las plantas en cantidades mayores y se dividen en dos grupos: primarios y secundarios. En los primarios se encuentran: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Entre los secundarios están: calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S).

Micronutrientes. Son requeridos por las plantas en pequeñas cantidades pero necesarias para su desarrollo: hierro (F), manganeso (Mn), zinc (Zn), cobre (Cu), molibdeno (Mo), boro (B) y cloro (Cl).

Tipos de fertilización

Fertilización química. Consiste en proporcionar a las plantas nutrientes de fácil disponibilidad provenientes de fertilizantes químicos (Valverde et al., 1998).

Fertilización orgánica. Consiste en usar abonos orgánicos (Tabla 1), los cuales mejoran las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo (Muñoz y Cruz, 1984; Neira, 1986; Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002).

 

Tabla 1. Cantidad de nutrientes presentes en diversas fuentes de materia orgánica.

Material

kg de elemento / 1000 kg de abono orgánico

N

P2O5

K2O

MgO

Estiércol de vaca

20

13

20

12

Estiércol de oveja

40

20

35

4

Estiércol de cerdo

20

14

18

5

Gallinaza

25 a 50

20

50

6

Composta

10

10

3

8

Humus de lombriz

4

5

2

2

Desecho de flores

13

10

3

8

Harina de higuerilla

72

9

17

 

Los valores presentados son estimados y las cifras reales dependen tanto de la especie animal como de su alimentación, entre otros factores.
Fuente: Valverde et al. (1998); Oyarzún et al. (2002).

 

Los abonos orgánicos descompuestos se recomienda aplicarlos a la siembra. Si no están descompuestos se aplican en el momento de la preparación del suelo para la siembra. Lo importante es lograr una buena incorporación y una distribución uniforme en todo el terreno (Neira, 1986; Valverde et al., 1998). Entre las ventajas de la fertilización orgánica se encuentran: (1) disposición de macro y micronutrientes para las plantas; (2) aumento de la capacidad de intercambio catiónico del suelo; (3) aumento de la materia orgánica; (4) formación y estabilización de agregados en el suelo; (5) retención del agua; (6) aireación de los suelos; (7) regulación de la temperatura del suelo; (8) incremento de la población de macro y microorganismos; y (9) disminución de la erosión (Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002).

Abonos verdes. Se incluyen en la categoría de los abonos orgánicos. Son cultivos de leguminosas y/o gramíneas que se incorporan al suelo cuando se encuentran en estado de floración con el propósito de aportar materia orgánica y nutrientes (Tabla 2). Para la siembra de los abonos verdes se debe seleccionar especies en base a las condiciones climáticas, edáficas y el costo del cultivo. Algunas recomendaciones para su uso son: (i) sembrarlos en épocas adecuadas; (ii) manejarlos como cualquier cultivo comercial; (iii) incorporarlos con arado de vertedera, discos o rotavator según la textura del suelo; y (iv) realizar la siembra del siguiente cultivo después de 1 a 3 meses de la incorporación del abono verde, dependiendo de la fuente de abono verde y las condiciones climáticas de la zona (Valverde et al., 1998).

 

Tabla 2. Aporte de nutrientes (kg/ha) por la incorporación de algunos abonos verdes.

Cultivos

Peso de materia seca (kg/ha)

Época de incorporación

N

P2O5

K2O

Ca

Mg

Avena vicia

3 000

Floración

46

14

84

5

3

4 500

Floración

100

20

120

30

10

12 000

Floración

180

60

320

40

16

Haba

11 000

Cosecha en verde

raíces, tallo y hojas

250

14

160

55

20

4 800

Cosecha en verde

raíces, tallo y hojas

100

5

60

21

8

Arveja

(Lojanita)

1 150

Floración

46

6

40

14

3

Fuente: Valverde et al. (1998).

 

Fertilización foliar. La aplicación de los fertilizantes foliares en papa se recomienda para corregir temporalmente deficiencias de azufre, zinc, manganeso y boro. Promueve la recuperación de la planta afectada por condiciones bióticas y abióticas adversas (Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002). La eficiencia de su aplicación está en función de la edad del cultivo, área foliar, época y movilidad del nutriente en la planta. El fertilizante foliar completo con macro y micro nutrientes se aplicará tres veces cada 21 días a partir del inicio de la floración. Para la aplicación de los abonos foliares hay que tomar en cuenta las siguientes recomendaciones (Valverde et al., 1998):

  • Aplique las dosis recomendada por el fabricante.
  • Utilice agua limpia para la preparación de la mezcla.
  • Moje completamente las hojas por medio de pulverización fina.
  • No aplique cuando llueve para evitar el lavado del producto.
  • Aplique cuando la planta tenga bastantes hojas.
  • Evite aplicar cuando hay sol fuerte.

Se ha comprobado que la aplicación de los abonos foliares completos incrementan el rendimiento de papa en 5 t/ha (Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002).

 

Fuentes y formas de aplicación de los fertilizantes

 

Nitrógeno. Para un mejor aprovechamiento, el nitrógeno debe ser aplicado en forma fraccionada, la mitad a la siembra a chorro continuo al fondo del surco (cubrir el fertilizante con una capa delgada de tierra para evitar el contacto con la semilla) y la otra mitad a los 45 a 60 días después de la siembra cuando las plantas tienen de 15 a 20 cm de altura (aplicar el fertilizante a un costado de la planta a unos 10 cm de distancia), coincidiendo con el medio aporque (Neira, 1986; Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002) Las fuentes de nitrógeno se presentan en la Tabla 3.

 

Tabla 3. Fuentes de nitrógeno.

 

Fuente

Contenido de N (%)

Fuente

Contenido de N (%)

Sulfato de amonio

21

Nitrato de calcio

15.5

Amoniaco anhidro

82

Nitrato de sodio

16

Nitrato de amonio

34

Nitrato de potasio

13

Urea

46

Fosfato monoamónico (MAP)

10

Solución de nitrato

de amonio-urea

28 a 32

Fosfato diamónico (DAP)

18

Fosfato nítrico

20

Nitrato cálcico-amónico

26

Fuente: Neira (1986); Oyarzún et al. (2002)

Fósforo. Se recomienda aplicar el fósforo al momento de la siembra a chorro continuo y al fondo del surco para favorecer el crecimiento de las raíces (Muñoz y Cruz, 1984; Neira, 1986; Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002). Las fuentes de fósforo se presentan en la Tabla 4.

 

Tabla 4. Fuentes de fósforo.

 

Fuente

Contenido de P2O5 (%)

Superfosfato simple o normal (SFS)

20

Superfosfato triple (SFT)

46

Fosfato monoamónico (MAP)a

30 ó 52

Fosfato diamónico (DAP)b

46

 

a También contiene 11% de N, conocido como 11-52-0 y el 10-30-10 que tiene 10% de N.
b También contiene 18% de N, conocido como 18-46-0.
Fuente:
Neira (1986); Valverde et al. (1998); Oyarzún et al. (2002)

 

Potasio. Se debe aplicar a la siembra a chorro continuo al fondo del surco y cubrir con una capa delgada de tierra. En suelos arenosos o franco arenosos con alto potencial de pérdida de K por lixiviación, se recomienda fraccionar la aplicación, la mitad a la siembra y la otra mitad al medio aporque en banda lateral a 10 cm de las plantas (Muñoz y Cruz, 1984; Neira, 1986; Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002). Las fuentes de potasio se muestran en la Tabla 5.

 

Tabla 5. Fuentes de potasio.

 

Fuente

Contenido de nutrientes (%)

K2O

Mg

S

N

Cl

Cloruro de potasio*

60

     

45

Sulfato de potasio

50

 

18

   

Sulpomag

22

11

22

   

Fertisamag

19

11

15

   

Nitrato de potasio

44

   

13

 

*00-00-60
Fuente: Oyarzún et al. (2002).

Azufre. Se debe aplicar el azufre al momento de la siembra a chorro continuo y al fondo del surco. Dependiendo de la fuente puede ser aplicado en forma fraccionada a la siembra o retape y al medio aporque en banda lateral a 10 cm de las plantas (Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002). Las fuentes de azufre se presentan en la Tabla 6.

 

Tabla 6. Fuentes de azufre.

Fuente

Contenido de S (%)

Sulfato de amonio

24

Sulfato de potasio

18

Sulfato de potasio-magnesio

22

Yeso

12 a 18

Sulfato de magnesio

14

Azufre de mina (Tixán)

33

Fuente: Oyarzún et al. (2002).

 

Funciones y deficiencias de los nutrientes en el cultivo de papa

 

Las funciones de los nutrientes de mayor requerimiento en el cultivo de papa se presentan en la Tabla 7. Los síntomas por deficiencia y exceso de nutrientes se presentan en la Tabla 8.

 

Tabla 7. Funciones de los nutrientes de mayor requerimiento en el cultivo de la papa.

Nitrógeno (N)

  • Interviene en el crecimiento de la planta
  • Interviene para alcanzar buenos rendimientos
  • Constituyente de la clorofila, vitaminas y aminoácidos
  • Interviene en la fotosíntesis

Fósforo (P)

  • Favorece al crecimiento de la planta al mejorar la captación de otros nutrientes
  • Acelera la madurez de la papa
  • Mejora la calidad y el rendimiento
  • Contribuye a la resistencia de enfermedades

Potasio (K)

  • Favorece el engrosamiento de los tubérculos
  • Da resistencia a enfermedades y sequía
  • Activador enzimático
  • Controla la apertura y cierre de los estomas

Azufre (S)

  • Interviene en la formación de clorofila y promueve la floración y la fructificación

Fuente: Neira (1986); Valverde et al. (1998); Oyarzún et al. (2002).

 

Tabla 8. Síntomas de deficiencia y exceso de los nutrientes de mayor requerimiento en el cultivo de la papa.

Deficiencia

Nitrógeno (N)

  • Amarillamiento de hojas bajeras

Fósforo (P)

  • Hojas y tallos de color verde azulado
  • Crecimiento reducido (enanismo)

Potasio (K)

  • Las puntas y márgenes de las hojas se ponen de color obscuro, se necrosan y mueren

Azufre (S)

  • Las hojas más jóvenes presentan un color verde pálido
  • Arrugamiento de hojas

Exceso

Nitrógeno (N)

  • Crecimiento exagerado de las plantas
  • Reducción del rendimiento
  • Se alarga el ciclo de vida del cultivo
  • Susceptibilidad a ciertas enfermedades

Fósforo (P)

  • Dosis muy altas pueden impedir la absorción de zinc

Potasio (K)

  • Cuando hay concentraciones muy altas en la solución del suelo se producen competencias iónicas con otras bases

Azufre (S)

  • No se han reportado síntomas por exceso de azufre

 

Fuente: Neira (1986); Valverde et al. (1998); Oyarzún et al. (2002).

 

Requerimientos nutrimentales

La extracción de nutrimentos del suelo por el cultivo de papa depende de la variedad, fertilidad del suelo, condiciones climáticas, rendimiento y manejo del cultivo. La extracción total de nutrientes del cultivo de papa se presenta en la Tabla 9 (Oyarzún et al., 2002).

 

Tabla 9. Extracción total de nutrientes por el cultivo de papa en el Ecuador para diferentes niveles de producción.

 

Rendimiento

t/ha

kg/ha

g/ha

N

P2O5

K2O

Ca

Mg

S

Zn

Cu

Fe

Mn

B

17

70

15

140

25

10

 

400

35

1.050

200

 

50

220

50

350

95

35

 

900

60

4.600

550

 

** 30

170

60

270

120

75

23

640

490

7600

860

350

** Extracción total de nutrientes de la variedad INIAP-Fripapa (Torres, 2010).
Fuente: Oyarzún et al. (2002).

Cantidad de fertilizante a aplicar

Para el uso racional de fertilizante es indispensable conocer la cantidad de nutrientes disponibles en el suelo y la cantidad que es necesario adicionar a fin de obtener altos rendimientos a bajo costo. Esto se determina con el análisis de suelo (Neira, 1986; Valverde et al., 1998). Las recomendaciones de fertilización de acuerdo a los resultados obtenidos del análisis de suelo se presentan en la Tabla 10.

 

Tabla 10. Recomendaciones de fertilización para el cultivo de papa consumo, en base a la interpretación de los resultados del análisis del suelo.

 

Interpretación del análisis de suelo

kg/ha que se debe aplicar

N

P2O5

K2O

S

Bajo

Medio

Alto

150 a 200

100 a 150

50 a 100

300 a 400

200 a 300

60 a 200

100 a 150

60 a 100

30 a 60

40 a 60

20 a 40

1 a 20

Fuente: Valverde et al. (1998).

Valverde et al. (1998) en su manual de “Fertilización del cultivo de la papa” presenta dos ejemplos prácticos con el uso de la Tabla 10, para una mejor comprensión del manejo de fertilizantes.

Se sugiere utilizar las siguientes cantidades de nutrientes si no se dispone de un análisis químico del suelo (Valverde et al., 1998):

  • 150 kg/ha de nitrógeno (N)
  • 300 kg/ha fósforo (P2O5)
  • 100 kg/ha potasio (K2O)
  • 30 kg/ha azufre (S)

Estas cantidades se obtienen con la aplicación de:

  • 20 sacos (1 saco = 50 kg) de 10-30-10, 1 saco de urea y 2 sacos de sulfato de amonio.
  • También se puede aplicar 13 sacos de 18-46-0, 2 sacos de muriato de potasio, 3 sacos de sulpomag y 2 sacos de urea (Valverde et al., 1998).

Pumisacho y Velásquez (2009) recomiendan la cantidad de fertilizante químico a aplicar en base a la superficie (Tablas 11 y 12).

 

Tabla 11. Cantidad de fertilizante químico a aplicar según la superficie (al momento de la siembra).

 

Fertilizante

Hectárea

(10 000 m2)

Cuadra

(7 056 m2)

Solar

(1 764 m2)

Cantero

(441 m2)

10-30-10

20 sacos

14 sacos

3 sacos

45 kg

18-46-0

13 sacos

9 sacos

2 sacos

28 kg

Muriato de potasio

2 sacos

1 saco

19 kg

5 k

Fuente: Pumisacho y Velásquez (2009).

 

Tabla 12. Cantidad de fertilizante químico a aplicar según la superficie (al momento de la fertilización complementaria).

 

Hectárea

(10 000 m2)

Cuadra

(7 056 m2)

Solar

(1 764 m2)

Cantero

(441 m2)

Si ha utilizado 10-30-10

     

1 saco de urea

2 sacos de sulfato de amonio

35 kg de urea

1.5 sacos de sulfato de amonio

10 kg de urea

20 kg de sulfato de amonio

2 kg de urea

5 kg de sulfato de amonio

Si ha utilizado 18-46-0

     

3 sacos de sulpomag

2 sacos de urea

2 sacos de sulpomag

1 saco de urea

25 kg de sulpomag

19 kg de urea

7 kg de sulpomag

5 kg de urea

Fuente: Pumisacho y Velásquez (2009).

Cuando las características físico-químicas del suelo no son las más adecuadas para un buen desarrollo radicular del cultivo, se recomienda aplicar 5 t de abono orgánico descompuesto junto con la mitad del fertilizante químico (Valverde et al., 1998). Las formas y dosis de aplicación de abonos orgánicos se presentan en la Tabla 13.

 

Tabla 13. Forma y dosis de aplicación de abonos orgánicos.

 

Abonos orgánicos

Dosis de aplicación

Forma de aplicación

Compost o

humus de lombriz

Dos puñados por planta

A la siembra

Biol

Mezclar 2 litros de biol en 18 l de agua

En agua de riego, mezclar un litro de biol en 100 litros de agua

Aplicar al follaje cada 8 a 15 días

Fuente: Merchán et al. (2009)

 

Procedimiento para ejecutar un plan de fertilización en el cultivo de papa (Torres, 1978)

 

  • El primer paso es la adecuada toma de muestra de suelo, para luego ser enviada al laboratorio, a fin de que el análisis químico esté a disposición del agricultor antes de iniciar la siembra.
  • Una vez obtenidos los resultados y las recomendaciones técnicas sobre la dosis de nutrientes a usarse es necesario saber qué fertilizantes se van a usar, los mismos que deben llenar los requisitos de una proporción y balance adecuados.
  • Finalmente, se debe considerar la forma y la época en que debe ser aplicado.

Análisis químico de suelo

Es una actividad previa a la preparación del suelo. Sirve para determinar la cantidad de nutrientes que tiene el suelo disponible para las plantas. Para la toma de muestras se recomienda lo siguiente (Torres, 1978; Muñoz y Cruz, 1984; Valverde et al., 1998; Oyarzún et al., 2002; Cartagena et al., 2004):

  • Se debe realizar al menos con un mes de anticipación a la siembra.
  • Ubicar los sitios que tengan condiciones similares de suelo: pendiente, manejo, profundidad, color, vegetación, cultivo, fertilización y riego.
  • Elaborar un croquis del terreno donde se hará el muestreo.
  • De una hectárea se deben tomar entre 20 y 25 submuestras, efectuando un recorrido en zig-zag, que abarque todo el terreno.
  • No se debe tomar muestras de los siguientes lugares: sitios recientemente fertilizados, al pie de cercas o zanjas, lugares de acumulación de estiércol, lugares con quemas recientes, zonas muy pantanosas y sitios con acumulación de sales.

Para la recolección de submuestras:

  • Proveerse de una pala recta.
  • Limpiar la superficie del suelo de plantas y otros restos vegetales.
  • Cavar un hueco de 20 cm de profundidad con las paredes inclinadas (corte en V).
  • De una de las paredes del hueco, sacar una tajada del suelo de 3 cm de grosor.
  • Con un cuchillo eliminar los extremos laterales del bloque de suelo, dejando una tajada de 5 cm de ancho.
  • Colocar la tajada en un balde plástico limpio.
  • Mezclar bien las submuestras.
  • Tomar 1 kg de suelo.

Para el envío al laboratorio:

  • Colocar la muestra compuesta de suelo en doble funda plástica limpia.
  • Elaborar la etiqueta y poner entre las 2 fundas.
  • La información de la etiqueta debe contener: (i) ubicación geográfica (provincia, cantón, parroquia); (ii) altitud; (iii) número o nombre del lote; (iv) cultivo y fertilización; (v) riego; (vi) drenaje; y (vii) remitente.

 

Capacitación a agricultores

Merchán et al. (2009) desarrollaron una guía para facilitar el aprendizaje sobre el manejo integrado de los suelos en el cultivo de papa que cubre los siguientes temas: (i) componentes del suelo; (ii) vida del suelo; (iii) análisis de suelo; (iv) fertilización adecuada; (v) elaboración de abonos orgánicos; (vi) causas de la erosión del suelo; y (vii) prácticas de conservación de suelo.

 

Referencias

Cartagena, Y., Toapanta, G. y Valverde, F. 2004. Más papas con huacho rozado. Quito. INIAP, PROMSA, CIP. 63 p.

Merchán, M., Valverde, F., Novoa, V. y Pumisacho, M. 2009. Guía para facilitar el aprendizaje en el manejo integrado de suelos en el cultivo de la papa. Quito. INIAP, SENACYT. 216 p.

Muñoz, F. y Cruz, L. 1984. Manual del cultivo de la papa. Quito. INIAP. 44 p.

Neira, R. 1986. Tecnología del cultivo de papa. En: Memorias del IV Curso sobre tecnología del cultivo y manejo de semilla de papa. Quito, Ecudoar, 15 al 17 de enero de 1986. pp. 38-72. (1-64 pp; 65-127; 128-181)

Oyarzún, P., Chamorro, F., Córdova, J., Merino, F., Valverde, F. y Velázquez, J. 2002. Manejo Agronómico. In: El cultivo de la papa en Ecuador. Pumisacho, M. y Sherwood, S. (eds). Quito. INIAP, CIP. pp. 51-82.

Pumisacho, M. y Velásquez, J. 2009 Manual del cultivo de papa para pequeños productores. Quito. INIAP, COSUDE. 98 p.

Torres, F. 1978. Fertilización en campos de producción de papa. En: Memorias del I Curso internacional sobre producción de semilla de papa. Quito, Ecuador, 16 a 27 de octubre de 1978. pp. 52-55. (1-57 pp; 59-117 pp; 118-192 pp)

Torres, C. 2010. Evaluación del efecto de la aplicación de abono orgánico en la producción de papa (Solanum tuberosum L.) variedad INIAP-FRIPAPA. Tesis de Ing. Agr. Universidad Estatal de Bolívar. Guaranda. 205 p.

Valverde, F., Córdova, J. y Parra, R. 1998. Fertilización del cultivo de la papa. Quito. INIAP, PNRT/Papa, DMSA. 37 p.

Manejo de lancha

Oct 30 2012   |   By: josejimenez   |   0   |   Posted in Inventario de tecnologias

 

Lucía Torres1, Arturo Taipe1 y Jorge Andrade-Piedra1

1Centro Internacional de la Papa, Quito, Ecuador Actualizado: Abril 2011 Contenido Introducción

El tizón tardío de la papa, causado por Phytophthora infestans (Mont de Bary), es una de las enfermedades más devastadoras de la papa a nivel mundial (Pérez y Forbes, 2008). En el país se la conoce como lancha y se la considera la enfermedad más importante debido a que se presenta en todas las áreas paperas y por las pérdidas que causa. Las condiciones climáticas de la sierra favorecen su desarrollo al presentar temperaturas moderadas entre 12° a 18° C, alta humedad en las mañanas y periodos de sol (Orellana, 1986; Oyarzún et al., 2002).

  Síntomas (Pérez y Forbes, 2008).

Hojas. Aparecen manchas de color marrón claro a oscuro, no limitadas por las nervaduras, de apariencia húmeda, de forma irregular, algunas veces rodeadas por un halo amarillento. Estos síntomas se presentan inicialmente en los bordes y puntas de las hojas (Fotografía 1).

SintomasHojas

Fotografía 1. Manchas necróticas de color marrón oscuro.
(Pérez, 2008)

Tallos y pecíolos. Las lesiones son necróticas, alargadas de 5 a 10 cm de longitud, de color marrón a negro, generalmente ubicadas desde el tercio medio a la parte superior de la planta. Presentan consistencia vítrea. Cuando la enfermedad alcanza todo el diámetro del tallo éste se quiebra fácilmente (Fotografía 2).

SintomasTallos

Fotografía 2. Lesiones alargadas de color marrón oscuro presentes en el tallo.
(Pérez, 2008)

Tubérculos: Los tubérculos afectados presentan áreas irregulares, ligeramente hundidas. La piel toma una coloración marrón rojiza (Fotografía 3). Al corte transversal se pueden observar unas prolongaciones delgadas que van desde la superficie externa hacia la médula a manera de clavijas (Fotografía 4).

SintomasTuberculos
Fotografía 3. Lesiones irregulares de color marrón rojiza sobre la superficie de los tubérculos.
(Pérez, 2008)
 
SintomasTuberculos2
Fotografía 4. Estrías necróticas que van desde la superficie del tubérculo hacia el interior.
(Pérez, 2008)
Ciclo de vida  
En el Ecuador en el cultivo de papa se presenta el ciclo asexual de P. infestans. En agua libre y con bajas temperaturas, los esporangios germinan indirectamente produciendo alrededor de 8 a 12 zoosporas uninucleadas y biflageladas. Las zoosporas se forman dentro del esporangio y son liberadas cuando se rompe la pared esporangial. Luego se enquistan sobre superficies sólidas, es decir, se detienen, adquieren una forma redondeada y forman una pared celular. En presencia de humedad pueden desarrollar un tubo germinativo y penetrar a la hoja por los estomas, o formar el apresorio de tal manera que la hifa de penetración ingresa directamente a través de la cutícula. Una vez dentro de la planta, el micelio se desarrolla intercelularmente formando haustorios dentro de la célula y a su vez generando nuevos esporangios que aparecen principalmente en el envés de las hojas (Pérez y Forbes, 2008). Una descripción adaptada para agricultores del ciclo de vida de P. infestans y de su epidemiología se presenta en la Figura 1.

CicloVida

Figura 1. Ciclo simplificado de la lancha de la papa.
Fuente: Cáceres et al. (2007)
Epidemiología   El ciclo de la lancha involucra tanto la reproducción asexual como la reproducción sexual. La fase de reproducción asexual requiere de un hospedero. Es así que, en ausencia de reproducción sexual, P. infestans es esencialmente un parásito obligado. La lancha es una enfermedad policíclica es decir, tiene varios ciclos de reproducción asexual durante el ciclo de cultivo de papa y estos pueden ocurrir rápidamente (Fry et al., 2001). Así, en la sierra ecuatoriana P. infestans puede completar un ciclo reproductivo entre 3 y 15 días.
Bajo condiciones asexuales, la infección de las plantas de papa se realiza por medio de los esporangios. Estos esporangios se liberan con cambios bruscos de humedad (por ejemplo, al salir el sol por las mañanas) y son transportados por el viento a distancias considerables. La penetración del patógeno ocurre entre 10 y 29°C y el máximo crecimiento de lesión ocurre a 22.5°C; el periodo de latencia (es decir, el periodo entre infección y esporulación) mínimo ocurre a 23°C; y la máxima esporulación ocurre a 13.7°C (Andrade-Piedra et al., 2005). Con una temperatura entre 12° a 15°C y una humedad relativa del 95 a 100% se producen zoosporas en el interior del esporangio. Si la humedad relativa del medio ambiente se mantiene alta, pero la temperatura fluctúa entre 20° y 24°C (óptima 24°C) los esporangios emiten un tubo germinativo que ingresa a los tejidos en forma similar al tubo germinativo producido por las zoosporas. Cuando este tipo de infección ocurre, el desarrollo de la enfermedad es más limitado con relación a la infección que se realiza por medio de zoosporas. En condiciones del Ecuador, el patógeno sobrevive en hospederos alternos como malezas, especies silvestres y otros cultivos.
Control varietal Variedades resistentes. El uso de variedades resistentes representa una de las prácticas más efectivas en el manejo de la lancha (Oyarzún et al., 2002). Las variedades resistentes requieren menor número de aspersiones de fungicidas. Esto reduce costos de producción, preserva la salud del agricultor y consumidores, y protege el medio ambiente (Revelo et al., 1997). En general no existe un sistema estandarizado para medir el grado de resistencia a P. infestans en genotipos de papa. La práctica común es clasificar a los genotipos en muy resistentes, resistentes, susceptibles o muy susceptibles. Esta clasificación puede ser útil en ciertos casos, pero es muy limitada para comparar genotipos en diferentes ambientes y para obtener información para manejo de fungicidas. El área debajo de la curva de progreso de la enfermedad (AUDPC por su sigla en inglés), que es usada comúnmente para evaluar epidemias de tizón tardío, no puede ser usada per se para comparar genotipos en varios ambientes. Adicionalmente, sus unidades no son fácilmente interpretables. Recientemente se ha desarrollado una escala para clasificar a las variedades de papa de acuerdo a su nivel de susceptibilidad a P. infestans (Yuen y Forbes, 2009). De manera simple, esta escala es una estandarización y un re-escalamiento del AUDPC. Una descripción de esta escala y su aplicación práctica se encuentra en Andrade-Piedra et al., (2010). Los niveles de resistencia de las variedades más cultivadas de papa se presentan en la Tabla 1 (usando la forma tradicional de clasificación basada en resistencia) y en la Tabla 2 (usando la escala de Yuen y Forbes [2009] basada en susceptibilidad).  
Tabla 1. Niveles de resistencia a lancha de las principales variedades de papa del Ecuador.

Muy Resistentes

Resistentes

Susceptibles

Muy susceptibles

INIAP-Estela*
INIAP-Natividad* INIAP-Papa pan* INIAP-Santa Ana* INIAP-Suprema*INIAP-Fripapa* INIAP-Margarita* INIAP-Raymipapa* INIAP-Rosita* INIAP-Santa Catalina* (resistencia horizontal) INIAP-Soledad Cañari* Carolina(2)* Libertad(2)* ICA-Única(1)Cecilia* INIAP-Esperanza* INIAP-Gabriela* INIAP-Isabel* INIAP-María* Superchola* Bolona** Carrizo** Chola** Uvilla** Yema de huevo** Diacol-Capiro (1)
* Variedades mejoradas ** Variedades nativas (1)ICA Única (1995) y Diacol Capiro (1968) variedades colombianas liberadas por el ICA y colaboradores. (2) Carolina y Libertad: Clones provenientes de CIP todavía no liberados oficialmente.
Fuente: Revelo et al. (1997); Andrade (1998); Cuesta et al. (2002); Pumisacho y Velásquez (2009).
Tabla 2. Valores de la escala de susceptibilidad a Phytophthora infestans de variedades de papa.

Variedad

RAUDPC*

Valor de escala

Pastusa Suprema

0.34

3

INIAP-Estela

0.38

4

Única

0.39

4

INIAP-Natividad

0.41

4

Nova

0.45

4

INIAP-Fripapa

0.49

5

Carolina

0.49

5

Betina

0.55

5

Roja Nariño

0.57

6

Superchola

0.63

6

INIAP-Gabriela

0.81

8

Cecilia

0.85

8

* RAUDPC: Relative Area Under the Development Progress Curve Fuente: Yuen y Forbes (2009).
Variedades precoces. Una variedad entre más pronto forme tubérculos estará menos tiempo expuesta al ataque de plagas y enfermedades y por lo tanto requerirá de menor número de aspersiones para su protección. (Revelo et al., 1997). Los niveles de precocidad de las variedades más cultivadas de papa se presentan en la Tabla 3.
Tabla 3. Niveles de precocidad de las variedades de papa cultivadas en el Ecuador.

Variedades

+Maduración

Variedades

+Maduración

INIAP-Papa pan*

Temprana

INIAP-Estela*

Semitardía

INIAP-Suprema*

Temprana

INIAP-Santa Ana*

Semitardía

Yema de Huevo**

Temprana

INIAP-Natividad*

Semitardía

INIAP-Raymipapa*

Temprana

INIAP-Fripapa*

Semitardía

Cecilia*

Temprana

INIAP-Gabriela*

Semitardía

INIAP-María*

Temprana

INIAP-Rosita*

Semitardía

INIAP-Esperanza*

Temprana

INIAP-Santa Isabel*

Semitardía

Clon Carolina(1)*

Temprana

INIAP-Santa Catalina*

Semitardía

Clon Libertad(1)*

Temprana

INIAP-Soledad Cañari*

Semitardía

ICA Única(2)*

Temprana

Superchola*

Semitardía

Diacol Capiro(2)*

Tardía

Bolona**

Tardía

Chola**

Tardía

Uvilla**

Tardía

+Días a la cosecha a 3000 m de altitud: temprana (121 a 150 ); tardía (> 211) y semitardía (181 a 211).
*Variedades mejoradas ** Variedades nativas (1) Carolina y Libertad: Clones provenientes de CIP todavía no liberados oficialmente. (2) ICA Única (1995) y Diacol Capiro (1968) variedades colombianas liberadas por el ICA y colaboradores.
Fuente: Andrade (1998); Cuesta et al. (2002);Oyarzún et al.(2002); Pumisacho y Velásquez (2009); Ñústez (2010).

Control Químico

Involucra la utilización de fungicidas, es decir, productos químicos capaces de prevenir la infección o realizar algún tipo de control posterior a la infección (Pérez y Forbes, 2008). Los ingredientes activos más usados para controlar la lancha son clasificados según su modo de acción como sistémicos, translaminares y de contacto (o protectantes).

De contacto. Actúan sobre la superficie de la planta y evitan la germinación y penetración del patógeno, disminuyendo las fuentes de la enfermedad. Son conocidos como fungicidas protectantes, residuales o de contacto. Entre los más importantes se encuentran los cúpricos y los ditiocarbamatos. Sólo protegen la zona donde se deposita el fungicida, de ahí que su efectividad se ve reducida por factores como la lluvia, el crecimiento del follaje, una mala aplicación, etc (Pérez y Forbes, 2008).

Sistémicos. Estos productos son absorbidos a través del follaje o de las raíces. La translocación se realiza en forma ascendente (acropétala) y a veces descendente (basipétala), por vía interna a través del xilema y floema. Inhiben algunas o varias etapas específicas del metabolismo del patógeno. Con ciertos productos, su uso continuo ha generado la aparición de cepas resistentes a estos fungicidas (Pérez y Forbes, 2008).

Translaminares. Son productos que tienen la capacidad de moverse a través de la hoja, pero no de hoja a hoja, por lo que las hojas producidas después de la aspersión del producto no estarán protegidas contra el patógeno (Pérez y Forbes, 2008).

Coeficiente de Impacto Ambiental

El Coeficiente de Impacto Ambiental (CIA) es un valor numérico que permite resumir los efectos de un pesticida en el medio ambiente y las personas (productor y consumidor). El cálculo de este valor se lo hace mediante una ecuación que se basa en tres componentes: daños al agricultor, daños al consumidor y daño ecológico. Cada plaguicida tiene un CIA específico y si se acumula este valor dependiendo de la cantidad de plaguicida usado (dosis y volumen de aplicación) es posible calcular la Tasa de Impacto Ambiental (TIA). A mayor TIA, mayor impacto en el ambiente, productor y consumidor (Kovach et al., 1992; Barona, 2009). Los fungicidas se pueden clasificar también de acuerdo al coeficiente de impacto ambiental (CIA) (Tabla 4).

Tabla 4. Ingredientes activos y coeficiente de impacto ambiental de fungicidas sistémicos, translaminares y de contacto utilizados en el control de lancha de la papa.

Ingredientes activos

Coeficiente de Impacto Ambiental (CIA)

Modo de acción

Ingredientes activos

Coeficiente de Impacto Ambiental (CIA)

Modo de acción

Benalaxyl(1)

29.4

Sistémico

Cobres de contacto(2, 4)

38.5

Contacto

Cobre sistémico(2, 3)

61.9

Sistémico

Clorotalonil

37.4

Contacto

Fosfito de potasio

7.33

Sistémico

Fentín(2)

61.9

Contacto

Fosetyl aluminio

11.3

Sistémico

Folpet

31.7

Contacto

Metalaxyl(1)

29.4

Sistémico

Mancozeb

25.7

Contacto

Propamocarb

23.9

Sistémico

Maneb

21.4

Contacto

Cymoxanil

8.7

Translaminar

Metiran

40.6

Contacto

Dimethomorph

24.0

Translaminar

Propineb

16.9

Contacto

Captan

29.7

Contacto

Zineb

38.1

Contacto

(1) Usarlos en rotación con otros ingredientes activos. (2) Usarlos después de floración
(3) Sulfato de cobre (4) Hidróxido de cobre
 
Fuente: Kovach et al. (1992); Cáceres et al. (2007); Pérez y Forbes (2008); Barona (2009).
Fosfitos

Los fosfitos son derivados del ácido fosforoso (Lovatt y Mikkelsen, 2006) y representan un tipo de molécula interesante para el control de lancha. Se caracterizan por su buen movimiento dentro de la planta (acropétala y basipétala) (Johnson et al., 2004). Tienen acción antifúngica y probablemente actúen también como activadores de resistencia (Payeras, 2008). Funcionan mejor en genotipos con cierto nivel de resistencia genética (Taipe et al., 2008b; Taipe et al., 2010). Tienen un valor muy bajo de CIA (7.33) en relación a los ditiocarbamatos que presentan un valor de (14.6) (Kovach et al., 1992). Esto indica que el efecto en el ambiente y humanos es 100% menor utilizando este tipo de fungicidas. (Johnson et al., 2004).

Investigaciones en Ecuador muestran una reducción de TIA en más del 90% al usar clones resistentes a lancha y precoces más un manejo integrado de plagas y enfermedades con plaguicidas de bajo CIA (incluidos fosfitos), en comparación con una variedad susceptible y tardía más un manejo convencional con plaguicidas de alto CIA (como mancozeb) (Taipe et al., 2008a; Barona, 2009; Colcha, 2009).
Resistencia a fungicidas   Para evitar la resistencia a fungicidas (es decir, una menor sensibilidad que la normal a dichos productos en una población del patógeno) se deben tomar las siguientes precauciones:
  • Monitorear el desarrollo de la resistencia (Oyarzún et al., 2002)
  • Limitar el número de aplicaciones de un fungicida de alto riesgo (Pérez y Forbes, 2008).
  • Mezclar un fungicida de alto riesgo con uno de bajo riesgo incluyendo el uso de ingredientes activos con diferentes modos de acción (Pérez y Forbes, 2008).
  • Evitar el uso de fungicidas en forma curativa y manejar las enfermedad bajo el concepto de manejo integrado (Oyarzún et al., 2002)
  Recomendaciones para el uso de fungicidas   La decisión de qué fungicida usar y cuándo hacerlo es un proceso relativamente complejo. Hay varias recomendaciones que se han generado para los agricultores: 1. Recomendaciones en base a la variedad, nivel de enfermedad y condiciones ambientales Oyarzún et al. (2002) recomienda que en el caso de variedades susceptibles no se debe dejar que la epidemia alcance más del 0.5% de severidad antes de intervenir; es decir, cuando se encuentra un par de manchas en pocas plantas en un radio de 10 metros o no más de dos lesiones por 10 m de hilera (para evaluar la severidad de lancha se puede usar la escala descrita en la Tabla 5). Si hay lluvias o neblina iniciar con una aplicación cuando el cultivo haya alcanzado 80% de emergencia y las plántulas tengan de 8 a 10 cm de altura. De ser necesario proteger el cultivo cada 5 a 8 días. Usar un sistémico si el protectante no ha podido detener el avance de la epidemia.
Si se trata de variedades resistentes o moderadamente resistentes, iniciar la protección con sistémicos y usarlos hasta dos veces durante la estación alternando el ingrediente activo para evitar el desarrollo de formas resistentes del patógeno. Si las condiciones climáticas son favorables para el desarrollo de la enfermedad continuar utilizando protectantes con 6 a 8 días de intervalo.
Recordar que el número total de aplicaciones para un nivel dado de resistencia es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que el cultivo permanece en el campo, es decir, variedades precoces van a necesitar menos aplicaciones que variedades tardías (Oyarzún et al., 2002). Tabla 5. Escala para estimación de lancha en el follaje.

Infección (%)

Síntomas

0

No hay síntomas visibles

0.1 a 1

Pocas plantas afectadas, no más de 2 lesiones en un radio de 10 metros o en una hilera de la misma longitud

3

Hasta 10 lesiones pequeñas por planta.

5

De 30 a 50 manchas pequeñas por planta o 1 de cada 20 foliolos con síntomas

25

Casi todos los foliolos con alguna lesión. Las plantas tiene forma normal, de aspecto verdoso aunque casi todas están afectadas.

50

Todas las plantas están afectadas y cerca de la mitad del follaje ha sido destruido; el campo aparece moteado de verde a café.

75

Tres cuartas partes de cada planta están destruidas por la lancha. El follaje no es ni del todo café ni del todo verde. La mayoría de las veces las hojas inferiores se han podrido completamente y aparecen algunas hojas verdes en el tope. El cultivo ha perdido densidad y está más abierto.

95

Sólo unos pocos foliolos verdes. Los tallos generalmente están verdes. El aspecto del campo es predominantemente café.

100

Tallos y hojas muertos
Fuente: Fry (1977); Oyarzún et al. (2002)
2. Recomendaciones en base a la cantidad de lancha, condiciones ambientales, variedad, estado del cultivo y periodo desde la última aplicación de fungicida. Cáceres et al. (2007) recomienda tomar en cuenta los datos de campo descritos en la Tabla 6 antes de decidir una aplicación de fungicidas.     Tabla 6. Datos de campo que se debe tener en cuenta antes de usar fungicidas.

Datos de campo

Escenario y cantidad de fungicidas

A. Cantidad de lancha alrededor y dentro del campo Mucha lancha, más aplicaciones de fungicidas. Poca lancha, menos aplicaciones de fungicidas.
B. Condiciones ambientales: lluvia y temperatura Lluvioso y tibio, más aplicaciones de fungicidas. Seco y frío, menos aplicaciones de fungicidas.
C. Resistencia de la variedad de la papa. Susceptible, más aplicaciones de fungicidas. Resistente, menos aplicaciones de fungicidas.
D. Estado de crecimiento del cultivo.

De emergencia a floración, más aplicaciones de fungicidas. En estado de maduración del cultivo, menos aplicaciones de fungicidas. Si en cultivos anteriores se ha observado presencia de lancha en los tubérculos, se debe aplicar fungicida también en las últimas etapas del cultivo.

E. Período desde la última aplicación de fungicida.

Es necesario saber cuándo fue la última vez que se aplicó un fungicida y cuáles fueron las condiciones ambientales durante este período, pues la lluvia lava los fungicidas.

Si se realizó una aplicación de fungicida hace pocos días y luego el tiempo fue seco, es probable que todavía haya fungicida sobre la hoja. Por lo tanto, no es necesario aplicar fungicida nuevamente.

Si se realizó una aplicación de fungicida hace pocos días y luego fue lluvioso es probable que no haya fungicida sobre la hoja. Por lo tanto, es necesario aplicar fungicida nuevamente.

Fuente: Cáceres et al. (2007) La lancha es una enfermedad que progresa rápidamente, por lo que la parcela debe ser visitada al menos una vez por semana. Estas visitas permiten evaluar a la lancha para así tomar medidas oportunas de control (por ejemplo, uso de fungicidas). Si las condiciones son extremadamente favorables para lancha las aplicaciones de fungicidas se las puede hacer cada 5 a 7 días. En condiciones favorables, las aplicaciones se las puede hacer cada 10 a 15 días. En condiciones desfavorables, las condiciones se las puede hacer cada 21 a 30 días o más (Cáceres et al., 2007).
Cáceres et al. (2007) también propone un sistema de apoyo de decisión para uso de fungicidas basado en los datos de campos antes descritos. Este sistema se encuentra en validación en la sierra de Perú y Ecuador (W. Pérez y A. Taipe, comunicación personal). Este sistema consiste en realizar visitas semanales al cultivo en las que el agricultor evalúa los factores descritos en la Tabla 7 y a cada uno de ellos le asigna un valor. Estos valores se suman y el total obtenido se lo compara con los valores de la Tabla 8, obteniéndose una recomendación sobre el uso de fungicidas.
Tabla 7. Sistema de apoyo de decisión para control de lancha de la papa.

Criterio

Puntaje

Resistencia de la variedad de papa
Muy susceptible Susceptible Resistente

3

2

1

Condiciones ambientales  Muy lluvioso Lluvioso Seco

3

2

1

Estado del cultivo  Crecimiento y floración Madurez

2

1

Cantidad de lancha alrededor y dentro del campo   Mucha lancha Poca lancha Sin lancha

3

2

1

Período desde la última aplicación de fungicida.  Más de 14 días Entre 8 y 13 días 7 días o menos

3

2

1

 
Fuente: Cáceres et al. (2007)
Tabla 8. Guía para las recomendaciones del sistema de apoyo de decisión para control de lancha de la papa.  

Suma de puntos

Recomendación

5 No aplicar fungicida
6 a 9 Aplicar fungicida de contacto
10 a 14 Aplicar fungicida sistémico
Fuente: Cáceres et al. (2007)
3. Recomendaciones en base a umbrales de precipitación acumulados. Otra forma de decidir cuándo aplicar un fungicida es mediante los umbrales de precipitación acumulados. Este sistema se basa en el principio de que la lluvia lava el fungicida y por lo tanto determina la cantidad de fungicida que se dispone en la superficie de la planta para controlar a P. infestans. La técnica consiste en medir la cantidad de lluvia con un pluviómetro casero y en base a este dato decidir si es necesario aplicar un fungicida. A mayor cantidad de lluvia se espera que mayor sea el lavado del fungicida y por lo tanto es necesario volver aplicar un fungicida (Kromann et al., 2009). Tras cinco años de investigación en Ecuador y Perú se demostró que los umbrales de precipitación pueden ser usados bajo ciertas circunstancias por agricultores de bajos recursos, para decidir la aplicación de los fungicidas de una manera más eficiente y segura.
  • Umbrales menores de 20 mm pueden ser utilizados para trabajar con variedades de papa que presenten niveles moderados de resistencia (Kromann et al., 2009).
  • Umbrales más altos de hasta 50 mm resultaron en reducciones significativas en la aplicación de fungicidas, comparadas con aplicaciones tipo calendario. Sin embargo estos umbrales requieren variedades de papa con un alto nivel de resistencia (valor de escala de 3) (Kromann et al., 2009).
    Control cultural Se recomienda las siguientes labores culturales para control de lancha.
Selección de campos de cultivo. Los terrenos deben tener buen drenaje y adecuada ventilación para evitar acumulación de humedad en el follaje y suelo (Pérez y Forbes, 2008).
La severidad de la lancha depende mucho de una temperatura moderada. Por eso los campos ubicados en zonas altas con temperaturas promedios menores de 8º C (aquellos por encima de los 3400 m) tienen menos problemas con esta enfermedad (Oyarzún et al., 2002).  
Saneamiento. En parcelas pequeñas puede eliminarse cuidadosamente y en forma mecánica las hojas infectadas (Oyarzún et al., 2002; Pérez y Forbes, 2008). Si se está cerca a la cosecha se puede eliminar manual o químicamente el follaje antes de la cosecha (Muñoz y Cruz, 1984).
Aporques. Realizar aporques para evitar o disminuir el contacto de los tubérculos con los esporangios de P. infestans que caen del follaje (Pérez y Forbes, 2008). Aunque esta recomendación para las condiciones del Ecuador es innecesaria ya que Garzón (1998), determinó que la incidencia de lancha en tubérculos de papa es nula, ya que los suelos correspondientes a zonas paperas tienen un efecto supresivo sobre P. infestans.   Riego. Evitar los riegos excesivos por inundación o aspersión, pues estos crean condiciones favorables para el patógeno (Pérez y Forbes, 2008). Nutrición de las plantas. Algunos autores reportaron que dosis altas de fósforo y potasio reducen la severidad de lancha mientras que las dosis altas de nitrógeno la incrementan (Pérez y Forbes, 2008).   Cosecha oportuna. Realizar cosechas oportunas y evitar realizar labores culturales bajo condiciones de humedad ya que favorece la diseminación de la enfermedad. Se recomienda no abandonar un campo infectado por lancha porque puede transformarse en foco de inóculo para las parcelas vecinas (Muñoz y Cruz, 1984; Pérez y Forbes, 2008).   Eliminación de tubérculos descartados. Después de la cosecha se recomienda recoger todos los tubérculos descartados, y utilizarlos como fuente de alimento para cerdos, o en su defecto quemarlos (Muñoz y Cruz, 1984; Oyarzún et al., 2002; Pérez y Forbes, 2008). Control biológico Es la reducción de la enfermedad por interacción de uno o más organismos vivos con el patógeno causante de la enfermedad. Pérez y Forbes (2008) mencionan que numerosos trabajos han reportado el efecto antagonista de varios microorganismos contra P. infestans, entre los que se mencionan Serratia spp., Streptomyces spp., Pseudomonas spp., Bacillus spp., Trichoderma spp., Fusarium spp., Aspergillus spp., Penicillium spp., Myrothecium spp., entre otros. El uso de control biológico no es común y los reportes de control exitoso son raros. El uso de extracto de infusiones o fermentos de algunos vegetales como: cebada, trigo, ajo y cebolla han dado resultados exitosos bajo condiciones de laboratorio e invernadero (Pérez y Forbes, 2008).
Capacitación a agricultores
 
La mayoría de métodos de control antes mencionados se los conoce desde hace mucho tiempo. Sin embargo, en nuestro país y especialmente con agricultores de bajos recursos ésta enfermedad sigue causando grandes daños. Esto es debido a que los agricultores desconocen al patógeno, su ciclo de vida, los métodos de control y en general varios temas que son indispensables para tomar decisiones apropiadas para manejar la enfermedad. Cáceres et al. (2007) desarrollaron una guía para facilitar el aprendizaje sobre el control de lancha de la papa, la cual cubre los siguientes temas: (i) síntomas y signos de la enfermedad; (ii) ciclo de vida de P. infestans; (iii) control varietal; (iv) control químico; y (v) sistema de apoyo de decisión para prácticas de lancha.
Fry, W. E., Thurston, H. D. y Stevenson, W. R. 2001. Late Blight. In Compendium of Potato Diseases. Stevenson, W. R., Loria, R., Franc, G. y Weingartner, D. (eds.). St. Paul, Minnesota USA, The American Phytopathological Society. pp 28-30 .
Garzón, C. 1998. Supresión de Phytophthora infestans (Mont) de Bary en suelos de seis localidades de la sierra ecuatoriana. Tesis Ing. Biotec. Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Quito. 89 p.
Orellana, H. 1986. Enfermedades de la papa causada por hongos. En: Memorias del IV curso sobre tecnología del cultivo y manejo de semilla de papa. Quito, Ecuador, 15 al 17 de enero de 1986. pp. 73-86. (1-64 pp; 65-127; 128-181 pp)
 

Variedades

Oct 29 2012   |   By: josejimenez   |   0   |   Posted in Inventario de tecnologias

Lucía Torres1, Xavier Cuesta2, Cecilia Monteros2 y Jorge Rivadeneira2

1Centro Internacional de la Papa (CIP), Quito, Ecuador 2Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), Quito, Ecuador

Actualizado: Diciembre del 2011

Contenido  

Introducción

Las variedades de papa, se clasifican en dos grupos: nativas y mejoradas. Las variedades nativas son el resultado de un proceso de domesticación, selección y conservación ancestral (Monteros et al., 2005; Monteros y Reinoso, 2010). Las variedades mejoradas son el resultado de un proceso de mejoramiento genético. Estas variedades poseen mayor potencial de rendimiento, resistencia a enfermedades y buena calidad culinaria (Andrade, 1998).

Zonas de cultivo

En la sierra ecuatoriana existen tres zonas de importancia dentro de la actividad papera: zona norte, zona centro, zona sur (Tabla 1) (Muñoz y Cruz, 1984; Pumisacho y Velásquez 2009). También se encuentran las zonas marginales que corresponden a las zonas templadas de las provincias de Napo, Pastaza, el Oro y las regiones frías de la provincia de Galápagos. Debido a su localización geográfica no reúnen todas las condiciones necesarias para el desarrollo del cultivo. Sin embargo aportan con pequeñas cantidades al mercado nacional (Herrera et al.,1999). Muñoz y Cruz (1984) presentan las características de las variedades consumidas en las tres zonas:

  • La zona norte, prefiere variedades de piel clara, carne crema y alto contenido de materia seca
  • La zona centro, prefiere variedades de piel rosada, carne amarilla y con alto contenido de materia seca.
  • La zona sur, prefieren variedades que posean piel clara, forma esférica, carne amarillo-crema y alto contenido de materia seca.

Tabla 1. Variedades de papa sembradas por zonas de cultivo.

Zona Norte provincia de: Carchi
INIAP-Gabriela, INIAP-Esperanza, INIAP-María, INIAP-Fripapa, INIAP-Estela, Superchola, Yema de huevo (Chauchas), Chola, ICA-Capiro, Ormus, clon “Carolina” y clon “Libertad”.
Zona Centro provincias de: Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Bolívar y Chimborazo
INIAP-Santa Catalina, INIAP-Esperanza, INIAP-Gabriela, INIAP-María, INIAP-Rosita, INIAP-Santa Isabel, INIAP-Fripapa 99, INIAP-Cecilia, INIAP-Natividad, INIAP-Suprema, INIAP-Estela, Superchola, Chola, Uvilla, Yema de huevo, Leona, clon “Carolina”, clon “Libertad”, ICA-Única.
Zona Sur provincias de: Cañar, Azuay y Loja
INIAP-Santa Catalina, INIAP-Gabriela, INIAP-Esperanza, INIAP-Soledad Cañari, INIAP-Santa Ana, Uvilla, Bolona.

Fuente: Herrera et al. (1999); Cuesta et al. (2002); X. Cuesta y J. Andrade-Piedra, datos sin publicar

Variedades mejoradas

INIAP - Santa Catalina (Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Santa Catalina es una papa para consumo en fresco (sopas y puré). El tamaño del tubérculo es de mediano a grande, de forma redondo-ovalada. La piel es crema con ojos superficiales. La pulpa es amarilla (Fotografía 1).

image002

Fotografía 1. Tubérculos de INIAP-Santa Catalina. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-Santa Catalina proviene de los cruzamientos realizados con las variedades: (Branca cascuda x Pana blanca) y (Jabonilla x Curipamba). Liberada en 1965.

Características morfológicas

  • Plantas erguidas con numerosos tallos vigorosos, de escasa pubescencia y ligeramente pigmentados.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde intenso, abiertas. Foliolos primarios con tres pares laterales que alternan con los secundarios. Foliolo terminal pequeño ligeramente cordiforme.
  • Flores excepcionalmente se encuentran botones florales en la sementera. Esto se debe a que se caen antes de abrirse.
  • Tubérculos poseen un período de reposo de 90 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zona centro desde 2800 a 3600 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 28 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 22%
  • Gravedad específica: 1.085

Reacción a enfermedades

Es resistente a lancha (Phytophthora infestans), posee resistencia moderada a roya (Pucccinia pittieriana) y es susceptible al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

INIAP- María

(Andrade,1998; Cuesta et al., 2002)

 

La variedad INIAP-María es una papa para procesamiento en forma de hojuelas (chips) y papa frita de tipo francesa. Los tubérculos son grandes, ligeramente aplanados en su cara inferior y superior. De piel lisa anaranjada-cremosa, con ojos grandes de profundidad media y color de pulpa blanca (Fotografía 2).

image004

Fotografía 2. Tubérculos de INIAP-María. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-María proviene de cruzamientos realizados con las variedades Black x (Paspuela x Leona). Liberada en 1967.

Características morfológicas

  • Plantas vigorosas de crecimiento erecto, numerosos tallos, con ramificación basal fuerte.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde claro, de tamaño mediano. Posee tres pares de foliolos primarios grandes.
  • Flores de color púrpura a morado.
  • Tubérculos con un período de reposo de 60 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zona centro y zona sur desde los 2600 a 3000 m de altitud.
  • Maduración: 150 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 35 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 21.4%
  • Gravedad específica: 1.081

Reacción a enfermedades

Es medianamente resistente a lancha (Phytophthora infestans) y roya (Pucccinia pittieriana). Es susceptible al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

INIAP- Cecilia

(Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009, Albornoz et al., 2011)

La variedad INIAP-Cecilia es una papa para consumo en fresco (sopas, tortillas y puré) y para procesamiento en forma de hojuelas. Los tubérculos son medianos, de forma elíptica. La piel es amarilla clara, con ojos superficiales. La pulpa es amarilla (Fotografía 3).

image006

Fotografía 3. Tubérculos de INIAP-Cecilia. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-Cecilia proviene de los cruzamientos realizados con las variedades Vertifolia x Jabonilla. Liberada por primera vez en 1981. En el 2011, la Estación Experimental “Santa Catalina” luego de mejorar la calidad de la semilla, tomó la decisión de entregarla oficialmente como una variedad mejorada.

Características morfológicas

  • Plantas erectas de tallos verdes con manchas moradas.
  • Follaje de desarrollo lento al inicio, más tarde cubre bien el terreno.
  • Hojas diseccionada, 3 foliolos laterales, 2 pares de interhojuelas entre foliolos laterales, un par de interhojuelas sobre peciolulos.
  • Flores blancas, escasas de tipo abierto.
  • Tubérculos con un período de reposo de 70 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: Zona centro (Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo) desde los 2600 a 3200 m de altitud. Con mejor adaptabilidad a altitudes de 2600 a 2800.
  • Maduración: 170-190 días a 3050 m de altitud.
  • Rendimiento: 30 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 20.34%
  • Gravedad específica: 1.078
Reacción a enfermedades

Es altamente susceptible a lancha (Phytophthora infestans), roya (Pucccinia pittieriana), y al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

INIAP - Gabriela (INIAP, s/a; Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Gabriela es una papa para consumo en fresco (puré y tortillas). El tamaño del tubérculo es de mediano a grande, de forma oval. La piel es rosada intensa y crema alrededor de las yemas, con ojos superficiales. La pulpa es crema. (Fotografía 4).

image008

Fotografía 4. Tubérculos de INIAP-Gabriela. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad INIAP-Gabriela proviene de cruzamientos realizados con las variedades Algodona x Chola. Liberada en 1982.   Características morfológicas
  • Plantas semierectas tallos verdes, poco numerosos y bastante gruesos.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde oscuro, grandes con ocho a nueve foliolos principales.
  • Flores abundantes de color violeta, producen muchas vayas.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas norte y centro desde los 2900 a 3200 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 40 t/ha
    Características de calidad
  • Materia seca: 21.2%
  • Gravedad específica: 1.080

Reacción a enfermedades

Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), resistencia moderada a roya (Pucccinia pittieriana), tolerante al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida) y resistente a la roña (Spongospora subterranea).

INIAP - Esperanza (Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Esperanza es una papa para consumo en fresco (puré y tortillas). Los tubérculos son grandes, redondos y algo aplanados. La piel es blanco-crema, con pigmentación rosada en las cejas, con ojos superficiales. La pulpa es crema (Fotografía 5).

image010

Fotografía 5. Tubérculos de INIAP-Esperanza. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad INIAP-Esperanza proviene de los cruzamientos realizados con las variedades Florita x Chola. Liberada en 1983.   Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos poco numerosos, bastante gruesos, erguidos, con pigmentación morada.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde claro, grandes. Posee tres pares de foliolos primarios grandes y simétricos, nervaduras bien definidas.
  • Flores de color rojo-morado, abundantes. Escasa formación de bayas.
  • Tubérculos con un período de reposo de 70 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas centro y zona sur desde los 2800 a 3600 m de altitud.
  • Maduración: 150 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 50 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.3%
  • Gravedad específica: 1.080
Reacción a enfermedades

Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), medianamente resistente a roya (Pucccinia pittieriana), tolerante al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida) y susceptible al pie negro (Erwinia spp.).

INIAP- Fripapa 99 (Andrade, s/a.; Andrade, 1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Fripapa 99 es una papa para procesamiento (papa frita en forma de hojuelas y de tipo francesa) y consumo en fresco (sopas y puré). Los tubérculos son grandes, de forma oblonga de color rosado intenso, con ojos superficiales y bien distribuidos. La pulpa es amarilla (Fotografía 6).

image014 Fotografía 6. Tubérculos de INIAP-Fripapa 99. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-Fripapa 99 proviene de cruzamientos realizados con (Bulk México x 378158.721) x I-1039. Liberada en 1995.

Características morfológicas

  • Plantas de crecimiento erecto, con cuatro tallos principales vigorosos, de color morado con pigmentación verde.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde intenso, de tamaño mediano a grande. Compuestas imparipinadas. Posee tres pares de foliolos primarios, foliolo terminal mediano. Foliolos secundarios pequeños y un pequeño par de foliolos terciarios.
  • Flores de color púrpura a morado.
  • Tubérculos con un período de reposo de 120 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zona norte desde los 2800 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 47 t/ha
Características de calidad
  • Materia seca: 23.9%
  • Gravedad específica: 1.103
Reacción a enfermedades

Es resistente a lancha (Phytophthora infestans), medianamente susceptible a roya (Pucccinia pittieriana) y medianamente resistente a cenicilla (Oidium spp.).

INIAP- Rosita (INIAP, s/a; Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009) La variedad INIAP-Rosita es una papa para consumo en fresco. Los tubérculos son grandes, redondos con ambas caras aplanadas. Piel roja pálida, con ojos superficiales y pulpa amarilla (Fotografía 7).

image016 Fotografía 7. Tubérculos de INIAP-Rosita. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-Rosita proviene de cruzamientos realizados con (Nevada x I-1058) x (Bulk México). Liberada en 1995.

Características morfológicas

    • Plantas de tamaño mediano, con tallos vigorosos, de color morado con pigmentación verde.
    • Follaje frondoso de rápido desarrollo que cubre bien el terreno.
    • Hojas con tres pares de foliolos primarios peciolados; foliolos secundarios pequeños, asimétricos y sésiles.
    • Flores numerosas de color morado. Inflorescencia cimosa.
    • Tubérculos con un período de reposo de 90 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro desde los 2800 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 50 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.9%
  • Gravedad específica: 1.086
Reacción a enfermedades

Es resistente a lancha (Phytophthora infestans) medianamente susceptible a roya (Pucccinia pittieriana) y medianamente resistente a cenicilla (Oidium spp.).

INIAP- Santa Isabel (Andrade y Sola, 1995; Andrade,1998; Cuesta et al., 2002)

La variedad INIAP-Santa Isabel, es una papa para consumo en fresco. Los tubérculos son medianos a grandes, de forma redonda-ovalada. De piel roja y lisa, con ojos superficiales y pulpa amarilla (Fotografía 8).

image018

Fotografía 8. Tubérculos de INIAP-Santa Isabel. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad INIAP-Santa Isabel proviene de cruzamientos realizados con Chola x (Jabonilla x Curipamba). Liberada en 1995.   Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento erecto, con tallos robustos, ramificados, largos y de color rojo-morado intenso. Con ligera pigmentación verde en la parte superior.
  • Follaje de desarrollo algo lento al principio, pero más tarde cubre muy bien el terreno.
  • Hojas de tamaño pequeño, abiertas. Con ocho foliolos primarios ovales y uno terminal.
  • Flores escasas de color rojo-morado claro, no produce bayas.
  • Tubérculos con un período de reposo de 70 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas norte y centro desde los 2800 a 3800 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 40 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.1%
  • Gravedad específica: 1.079

Reacción a enfermedades

Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), medianamente susceptible a roya (Pucccinia pittieriana) y tolerante al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

  INIAP-Soledad Cañari (INIAP, s/a., Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Soledad Cañari es una papa para consumo en fresco (sopas y puré). Los tubérculos son de forma oblonga, grandes, lisos. De piel blanca-crema amarilla, con ojos de profundidad mediana y pulpa amarillo-clara (Fotografía 9).

image020

Fotografía 9. Tubérculos de INIAP-Soledad Cañari. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

INIAP-Soledad Cañari proviene de cruzamientos realizados con Atzimba x Chola. Liberada en 1996

Características morfológicas

  • Plantas con desarrollo inicial vigoroso que cubre satisfactoriamente el suelo.
  • Hojas de color verde, medianas, abiertas.
  • Flores en cantidades moderadas.
  • Tubérculos con un período de reposo de 70 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zona sur a 2800 m de altitud.
  • Maduración: 110 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 25 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 25.5%
  • Gravedad específica: 1.107

Reacción a enfermedades

Es resistente a lancha (Phytophthora infestans), susceptible a cenicilla (Oidium spp.), tolerante a los virus de los tipos PVX, PVY, PVS y PLRV.

INIAP- Raymipapa (Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Raymipapa es una papa para consumo en fresco (sopas, puré y tortillas). Los tubérculos son de forma redonda comprimida. De piel crema, con ojos de profundidad mediana y pulpa amarillo-clara (Fotografía 10).

image022

Fotografía 10. Tubérculos de INIAP-Raymipapa. (Pumisacho y Velásquez, 2009)

Origen de la variedad INIAP-Raymipapa proviene de cruzamientos realizados con 378979.46 (CCCU-69.1 x Bulk Seedl.78 Mx) x Bulk Seedl. 79/80 Mex. Liberada en 1999.   Características morfológicas
  • Plantas vigorosas, de tamaño medio-alto, erguidas. Con tres tallos gruesos y dos a tres tallos delgados de color verde.
  • Follaje de desarrollo rápido, con buena cobertura del suelo.
  • Hojas de color verde oscuro, abiertas.
  • Flores escasas de color morado.
  • Tubérculos con un período de reposo de 60 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro-norte
  • Maduración: 130 días
  • Rendimiento: 45 t/h
Reacción a enfermedades Es resistente a lancha (Phytophthora infestans). INIAP- Suprema (Montesdeoca et al., s/a; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Suprema es una papa para consumo en fresco (sopas, tortillas y puré). Los tubérculos son de forma oblonga, grandes. Piel crema, con ojos superficiales y pulpa blanca (Fotografía 11).

image024

Fotografía 11. Tubérculos de INIAP-Suprema. (Pumisacho y Velásquez, 2009)

Origen de la variedad

INIAP-Suprema proviene de cruzamientos realizados con (ABPT) B.2 x bk (LB78.79). Liberada en 1999.

Características morfológicas

  • Plantas vigorosas, de tamaño medio. Con tres tallos de color verde intenso.
  • Follaje de desarrollo rápido, con buena cobertura del suelo.
  • Hojas de color verde intenso, imparipinadas con tres pares de foliolos primarios.
  • Flores de color blanco no muy abundantes
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro
  • Maduración: 120 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 38 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 18.38%
  Reacción a enfermedades Es altamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). INIAP- Papa Pan (INIAP, s/a.; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Papa Pan es una papa para consumo en fresco (sopas y puré) y para papa frita tipo francés. Los tubérculos son de forma oblonga y alargada con ambas caras aplanadas. De piel blanco-crema amarilla, con ojos superficiales y pulpa blanca (Fotografía 12). Liberada en el 2000.

image026

Fotografía 12. Tubérculos de INIAP-Papa Pan. (Pumisacho y Velásquez, 2009).

Características morfológicas
  • Plantas vigorosas de crecimiento erecto.
  • Follaje de desarrollo rápido, con buena cobertura del suelo.
  • Flores en cantidades moderadas.
  • Tubérculos con un período de reposo de más de 60 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro.
  • Maduración: temprana (120 días) a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 40 t/ha
  Reacción a enfermedades Es altamente resistente a lancha (Phytophthora infestans).   INIAP- Estela (PNRT-papa, s/a.; Cuesta et al., s/a.; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad INIAP-Estela es una papa para consumo en fresco (sopas, tortillas y puré). Los tubérculos son redondos, de piel morada, con ojos de profundidad mediana y pulpa amarillo-clara (Fotografía 13).

image028

Fotografía 13. Tubérculos de INIAP-Estela. (Cuesta et al., s/a)

Origen de la variedad

INIAP-Estela proviene de cruzamientos realizados con Súper Chola x (Solanum phureja x Solanum pausissectum). Liberada en el 2007.

Características morfológicas

  • Plantas vigorosas de tamaño mediano, erguidas con tres tallos gruesos de color verde oscuro con pigmentación morada bien distribuida.
  • Follaje de desarrollo rápido cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde oscuro, abiertas, diseccionadas. Tres pares de foliolos laterales y un par de inter-hojuelas entre foliolos. El folíolo terminal es mediano, asimétrico, acorazonado.
  • Flores son de color lila y distribución del color blanco en banda, inflorescencia cimosa.
  • Tubérculos con un período de dormancia de 60 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zonas norte y centro
  • Maduración: 145 a 160 días.
  • Rendimiento: 41 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 22.0%
  • Gravedad específica: 1.097

Reacción a enfermedades Es resistente a lancha (Phytophthora infestans).

INIAP- Natividad (Cuesta et al., s/a; Monar et al., s/a; Monar et al., 2007) La variedad INIAP-Natividad es una papa para consumo en fresco (sopas, tortillas y puré) y para fritura tipo francés. Los tubérculos son oblongos, de piel amarilla con manchas rosadas, ojos de profundidad mediana y pulpa amarilla (Fotografía 14).

image030

Fotografía 14. Tubérculos de INIAP-Natividad. (Cuesta et al., s/a)

    Origen de la variedad INIAP-Natividad proviene de los cruzamientos realizados con la variedad: (INIAP-Gabriela x el híbrido entre (Solanum phureja x Solanum pausissectum). Liberada en 2007.   Características morfológicas
  • Plantas vigorosas de tamaño medio, erguidas con tres tallos gruesos, color verde oscuro, con pigmentación morada a lo largo del mismo.
  • Follaje de desarrollo rápido que cubre bien el terreno
  • Hojas de color verde oscuro, de forma cerrada medianamente diseccionadas con cinco pares de folíolos laterales.
  • Flores son de color lila, inflorescencia cimosa.
  • Tubérculos con un período de reposo de 60 días
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: Zona centro (provincia de Bolívar).
  • Maduración: 145 a 170 días.
  • Rendimiento: 29 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.41%
  • Gravedad específica: 1.089
  Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). INIAP- Santa Ana (Cuesta et al., s/a; Cuesta et al., 2007)

La variedad INIAP-Santa Ana es una papa para consumo en fresco (sopas, tortillas y puré) y para fritura tipo francés. Los tubérculos son redondos. De piel amarilla con ojos y cejas de color rosado. Los ojos son superficiales y la pulpa amarilla (Fotografía 15). Liberada en el 2007.

image031

Fotografía 15 Tubérculos de INIAP-Santa Ana. (INIAP, s/a)

Origen de la variedad

INIAP-Santa Ana proviene de los cruzamientos realizados con las variedades (Superchola x INIAP-Fripapa 99). Liberada en 2007.   Características morfológicas
  • Plantas vigorosas de tamaño medio, erguidas con cuatro tallos por planta, color verde, glabras, alas de tallo ondulada.
  • Follaje de desarrollo moderado, cubre bien el suelo
  • Hojas Color verde, diseccionadas con cuatro pares de foliolos laterales que se alternan con un par de interróguelas entre foliolos, foliolo Terminal simétrico, resto de foliolos asimétricos.
  • Flores el color primario es lila y el color secundario blanco, inflorescencia cimosa moderada.
  • Tubérculos con un período de dormancia de 90 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona sur.
  • Maduración: 140 a 160 días.
  • Rendimiento: 20 t/ha
    Características de calidad
  • Materia seca: 22.0%
  • Gravedad específica: 1.089
  Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). INIAP - Puca Shungo (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011a; Monteros et al., 2011b)

La variedad INIAP Puca Shungo es apta para consumo en fresco (cocida y purés) y para fritura. Los tubérculos son comprimidos, con ojos profundos. El color de la piel es rojo-morado. El color predominante de la pulpa es rojo y el color secundario es crema (Fotografía 16)

image062

Fotografía 16. Tubérculos de INIAP-Puca Shungo (Monteros, 2010)

Origen de la variedad INIAP-Puca Shungo proviene de una autofecundación de BOM 532 = Chaucha Camote (Imbabura).   Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento semi-erecto, tallos de color verde con manchas púrpuras y alas rectas.
  • Hojas con 4 pares de foliolos laterales, y dos pares de inter-hojuelas entre foliolos
  • Flores abundantes de color blanco con el envés lila. Corola semi-estrellada, cáliz verde con pocas manchas púrpuras
  • Tubérculos con un período de reposo de 30 a 40 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro. Mejores rendimientos en altitudes comprendidas entre 3000 a 3300.
  • Maduración: 145 días.
  • Verdeamiento: 30 días
  • Rendimiento: 8.9 a 27.4 t/ha
  Características de calidad:
  • Materia seca: 19.5 - 23.7%
  • Proteína: 7 - 9%
  • Azúcares reductores: 0.18 – 0.25%
  • Polifenoles: 189 - 230 mg/100g
  • Tiempo de cocción: 25 -30 minutos
  • Color de papa cocida: crema-Roja
  • Ca: 0.03- 0.06%
  • P: 0.13 - 0.17%
  • Mg: 0.08-0.13%
  • K: 0.08 -0.013%
  • Na:0.02 – 0.03%
  • Cu: 2.0 -3.0%
  • Fe: 61 – 86 ppm
  • Mn: 2.0 – 3.0 ppm
  • Zn: 9 -10 ppm
  Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans).

INIAP-Yana Shungo (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011a; Monteros et al., 2011c)

La variedad INIAP-Yana Shungo es apta para consumo en fresco (cocida, cremas y purés) y para fritura. Los tubérculos son de forma oblonga, con ojos profundos. El color de la piel es marrón-intenso. El color predominante de la pulpa es morado y el color secundario es crema (Fotografía 17)

image064

Fotografía 17. Tubérculos de INIAP-Yana Shungo. (Monteros, 2010)

Origen de la variedad INIAP-Yana Shungo proviene de autofecundación de la variedad nativa Chaucha HSO 213 (Azuay).   Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento semi-erecto, tallos pigmentados con alas rectas.
  • Hojas son verde oscuro con 4 pares de foliolos laterales y 2 pares de inter-hojuelas entre foliolos.
  • Flores abundantes de color blanco.
  • Tubérculos con un período de reposo de 20 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo (altitudes de 3000 a 3300 m)
  • Maduración: 141 días.
  • Verdeamiento: 45 días
  • Rendimiento: 18.2 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.1 - 22.0 %
  • Azúcares reductores: 0.10 - 0.19%
  • Proteína: 10 – 11%
  • Polifenoles: 198 – 385 mg/100g
  • P: 0.18 - 0.20 %
  • Mg: 0.08 – 0.17 %
  • K: 2.60 - 3.85 %
  • Na: 0.02 - 0.03 %
  • Cu: 5 – 6 ppm
  • Fe: 82 – 86 ppm
  • Mn: 2 – 4 ppm
  • Zn: 11 – 13 ppm
Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). INIAP – Victoria (Cuesta et al., 2011)

La variedad INIAP-Victoria es apta para consumo en fresco (cocida, sopas y puré) y para fritura (hojuelas y tipo bastón). Los tubérculos son ovalados, con ojos superficiales. El color de la piel es rojo-morado-claro. El color de la pulpa es amarillo sin color secundario (Fotografía 18).

victoria

Fotografía 18. Tubérculos de INIAP-Victoria (Cuesta, 2011)

Origen de la variedad INIAP-Victoria proviene del cruzamiento entre: INIAP-Gabriela x INIAP-Fripapa.   Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento erecto, tallos de color verde con pocas manchas y alas rectas.
  • Hojas disectadas con 3 pares de foliolos laterales, y un par de inter-hojuelas carecen de inter-hojuelas entre peciolulos.
  • Flores moderadas de color lila pálido. Corola muy rotada.
  • Tubérculos con un período de reposo de 30 a 40 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Pichincha, Cotopaxi, Chimborazo y Tungurahua)
  • Maduración: 150 días.
  • Rendimiento: 18 a 37 t/ha
  Características de calidad:  
  • Materia Seca: 21 %
  • Azúcares reductores: 0.15%
  • Proteína: 8.16%
  • Fibra: 2.61%
  • Polifenoles: 2.42 g/kg
  • Carotenoides: 39.00 μg/100g
  • Zinc: 52 ppm
  • Hierro: 50 ppm
  • Calcio: 0.02%
  • Fósforo: 0.17%
  • Magnesio: 0.10%
  • Potasio: 1.47%
  • Sodio: 0.02%
  • Cobre: 7 ppm
  • Manganeso: 7%
  • Almidón: 68.75%
  • Amilosa: 16%
  • Tiempo de cocción: 22 min
  • Color de la papa cocida: Amarilla
  Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). Superchola (Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad Superchola es una papa para consumo fresco (sopas y puré) y para procesamiento (papa frita en forma de hojuelas y de tipo francesa). Los tubérculos son medianos, elípticos a ovalados. De piel rosada y lisa, con ojos superficiales y pulpa amarilla pálida (Fotografía 19).

image012

Fotografía 19. Tubérculos de Superchola. (Andrade, 1998)

Origen de la variedad

Esta variedad fue generada por el señor Germán Bastidas. Proviene de los cruzamientos realizados con las variedades (Curipamba negra x Solanum demissum) x (clon resistente con comida amarilla x chola seleccionada). Liberada en 1984.

Características morfológicas

  • Planta de crecimiento erecto, con numerosos tallos verdes con pigmentación púrpura, bien desarrollados y pubescentes.
  • Follaje frondoso de desarrollo rápido que cubre bien el terreno.
  • Hojas de color verde intenso, abiertas. Con tres pares de foliolos primarios, tres pares de foliolos secundarios y cinco pares de foliolos terciarios.
  • Flores de color morado.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zonas norte y centro desde los 2800 a 3600 m de altitud.
  • Maduración: 180 días a 3000 m de altitud.
  • Rendimiento: 30 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 24%
  • Gravedad específica: 1.098
Reacción a enfermedades  

Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), medianamente resistente a roya (Pucccinia pittieriana) y tolerante al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

Diamante (Chulde, 2011)

La variedad Diamante es una papa para consumo en fresco y para fritura en bastones. Los tubérculos son redondos, de piel crema, con ojos rosados de profundidad mediana y pulpa crema (Fotografía 20). La superficie de siembra de esta variedad ha disminuido notablemente y es casi imposible encontrar cultivo en campo.

diamante

Fotografía 20. Tubérculos de Diamante. (Chulde, 2011).

Origen de la variedad

Esta variedad fue generada por el señor Germán Bastidas. Proviene de los cruzamientos realizados con las variedades Esperanza 450 x Rubí. Liberada en el 2000.

Características morfológicas

  • Plantas vigorosas de 7 a 8 tallos por planta fuertes y gruesos.
  • Hojas anchas y rugosas.
  • Flores son de color lila.
  • Frutos en bajo número y de gran tamaño
  • Tubérculos con un período de dormancia de 45 días.

Características agronómicas

  • Zona recomendada: zona norte desde los 2400 a 3100 m de altitud.
  • Maduración: 150-180 días.
  • Rendimiento: 50 a 75 t/ha
  • Esta variedad es resistente al exceso de agua.

Reacción a enfermedades Es mediamente resistente a lancha (Phytophthora infestans) y susceptible a cenicilla (Oidium spp.).

Clon (C8) Carolina (Bastidas, 2008)

El clon C8 comúnmente conocido como “Carolina” fue generado por el CIP, seleccionado por Pedro Oyarzún, Ricardo Rodríguez y colaboradores, y todavía no ha sido liberado oficialmente. Es una papa para consumo en fresco (cocida) y para fritura tipo francés, Los tubérculos son oblongos. De piel y pulpa crema y ojos superficiales (Fotografía 21).

image034

Fotografía 21. Tubérculos del Clon C8 o Carolina (Bastidas, 2008)

Origen

El clon C8 o Carolina proviene de los cruzamientos realizados con 38139.16 x I – 039. Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas Norte y Centro
  • Maduración: 90 a 120 días.
  Reacción a enfermedades Es resistente a lancha (Phytophthora infestans). Clon (C11) Libertad (Bastidas, 2008)

El clon C11 comúnmente conocido como “Libertad” fue generado por el CIP, seleccionado por Pedro Oyarzún, Ricardo Rodríguez y colaboradores, y todavía no ha sido liberado oficialmente. Es una papa para consumo en fresco (cocida) y para fritura tipo francés. Los tubérculos son ovalados. De piel y pulpa crema y ojos superficiales (Fotografía 22).

image036

Fotografía 22. Tubérculos del Clon C11 o Libertad (Bastidas, 2008)

Origen El clon C11 o Libertad proviene de los cruzamientos realizados con 380479.15 x Bk Precoz-84. Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas Norte y Centro
  • Maduración: 90 a 120 días.
  Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). ICA Única (Ñustez, 2010)

La variedad ICA Única es una variedad colombiana generada por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Esta papa es apta para consumo en fresco (sopas y caldos) y para fritura tipo bastón. Los tubérculos son redondos. La piel es crema con presencia de color morado en los ojos, los mismos que son superficiales. La pulpa es amarillo-claro (Fotografía 23).

image038

Fotografía 23 . Tubérculos de ICA Única (Ñustez, 2010)

Origen de la variedad

ICA Única proviene de cruzamientos con E-59-42 (Clon neotuberosum ssp adg) x Masal de polen (variedades nativas colombianas). Liberada en 1995.

Características morfológicas
  • Presenta porte de planta alta y follaje verde oscuro.
  • Floración media y poca formación de frutos.
  • Los tubérculos poseen un período de reposo de 30 días a 15°C y 75% HR.
  Características agronómicas
  • Es de adaptación amplia (2000 a 3500 m de altitud).
  • En Colombia su principal zona de cultivo es el departamento de Boyacá, los agricultores le atribuyen rusticidad y es cultivada con menor cantidad de fertilizante que las variedades tradicionales. En el Ecuador se encuentra distribuida en las zonas norte y centro. .
  • Maduración: relativamente semitardía (165 días a 2600 m de altitud).
  • Rendimiento: en condiciones óptimas de cultivo es superior a las 40 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.21%
  • Color de las hojuelas moderadamente claro
  Reacción a enfermedades Moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). Diacol Capiro (Ñustez, 2010)

La variedad Diacol Capiro es una variedad colombiana generada por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Esta papa es apta para consumo en fresco (sopas y cocida con cáscara). En Colombia es la principal variedad para procesamiento tanto en hojuela como en bastón pero sus costos de producción son muy altos. Los tubérculos son redondos ligeramente aplanados. De piel roja con ojos superficiales. La pulpa es crema (Fotografía 24).

image040

Fotografía 24. Tubérculos de Diacol Capiro (Ñustez, 2010)

Origen de la variedad

Diacol Capiro proviene de cruzamientos con Tuquerreña (CCC 61) x 1967 (C) (9) (CCC751). Liberada en 1968.

Características morfológicas

  • Presenta porte de planta medio y follaje verde oscuro.
  • Floración media y muy poca formación de frutos.
  • Los tubérculos poseen un período de reposo de 90 días a 15°C y 75% HR.

Características agronómicas

  • Es de adaptación amplia (1800 a 3200 m de altitud).

En Colombia se cultiva en todas las regiones, principalmente en la zona Antioquia. En el Ecuador se encuentra distribuida en las zonas norte y centro. .

  • Maduración: relativamente semitardía (165 días a 2600 m de altitud).
  • Rendimiento: en condiciones óptimas de cultivo es superior a las 40 t/ha

Características de calidad

  • Materia seca: 20.21%
  • Color de las hojuelas claro

Reacción a enfermedades

Es susceptible a PYVV y Roña (Spongospora subterranea) y altamente susceptible a lancha (Phytophthora infestans).

Variedades Nativas

En el Ecuador se estima que existen alrededor de 350 variedades que presentan diversidad de formas colores y tamaños. La gran mayoría de la papas nativas son cultivadas sobre los 3000 m de altitud y son altamente valoradas por sus propiedades organolépticas, agrícolas y por ser parte de la identidad cultural (Monteros et al., 2005; Monteros y Reinoso, 2010).

De las 350 variedades que se estiman que existen apenas 14 se encuentran en los mercados de las provincias de la sierra central del Ecuador. Las variedades más conocidas son: Uvilla, Yema de huevo, Leona negra, Coneja negra, Coneja blanca, Puña, Calvache, Chaucha colorada, Santa Rosa y Carrizo. (Monteros et al., 2005; Monteros y Reinoso, 2010).

Monteros et al. (2011a) publicaron un catálogo de variedades nativas en el que se presenta fichas descriptivas de 80 cultivares.

  Características de las variedades nativas (Monteros et al., s/a)
  • Tienen formas exóticas y colores llamativos.
  • Excelente sabor y textura (calidad y cantidad de almidones) (ver recetarios Monteros et al., 2006; 2011d)
  • Toleran condiciones adversas sequías, suelos con baja fertilidad, heladas.
  • Aportan cantidades importantes de proteínas, fibra y minerales.
  • Contenido de grasa es semejante al de frutas y verduras.
  • Debido a los volúmenes limitados de comercialización, registran mejores precios que las variedades mejoradas, dependiendo del tamaño y calidad de los tubérculos.
Variedades para consumo en fresco

Existen 11 variedades con potencial de mercado por su sabor, valor nutritivo, calidad culinaria y características agronómicas. Estas variedades fueron seleccionadas por el Programa Nacional de Raíces y Tubérculos rubro Papa (PNRT-Papa) del INIAP. A continuación se presentan sus características (Monteros et al., 2010).

Chiwila (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Chiwila es conocida localmente también como: pata de perro, pata de lobo, papa uva, chimbe, y bonga mishque. Es apta para consumo en fresco (cocida, horneada) y para fritura. La piel del tubérculo es roja con ojos muy profundos. La pulpa es crema (Fotografía 25).

image044

Fotografía 25. Tubérculos de Chiwila (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos de color verde.
  • Hojas con 5 pares de foliolos laterales.
  • Flores de color lila intenso, en cantidad moderada.
  • Tubérculos con un período de reposo de 45 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zonas centro (Cotopaxi y Bolívar) desde los 3000 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 180 días.
  • Verdeamiento: 30 días
  • Rendimiento: 10 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: arenosa
  • Materia seca: 24.4%
  • Proteína: 10.5 %
  • Potasio: 1347 mg/100 g
  • Hierro: 4.1 mg/100 g
  • Zinc: 1.5 mg/100 g
  • Almidón: 83%
  • Polifenoles: 217.3 mg/100 g
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  Reacción a enfermedades Es moderadamente susceptible a lancha (Phytophthora infestans). Dolores (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Dolores es conocida localmente también como: papa dura, sabrosa, nombre de mujer y pequeña. Es apta para consumo en fresco (sopas, locros y puré) y para fritura. Los tubérculos son redondos y algo aplanados. La piel es roja, con ojos muy profundos. La pulpa es amarillo-clara (Fotografía 26).

image046

Fotografía 26. Tubérculos de Dolores (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 4 pares de foliolos laterales.
  • Flores abundantes de color lila.
  • Tubérculos con un período de reposo de 70 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Bolívar) desde los 2600 a 3900 m de altitud.
  • Maduración: 190 días.
  • Verdeamiento: 30 días
  • Rendimiento: 11.5 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: arenosa
  • Materia seca: 22.8%
  • Proteína: 8.1%
  • Potasio: 1940 mg/100 g
  • Hierro: 4.1 mg/100 g
  • Zinc: 1.7 mg/100 g
  • Almidón: 85.5%
  • Polifenoles: 516.3 mg/100 g
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
Reacción a enfermedades Es ligeramente resistente a lancha (Phytophthora infestans) y resistente a la pudrición (Pectobacterium sp). Calvache (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Calvache (papa delgada abundante). Es apta para consumo en fresco (cocida, horneada) y para fritura. Los tubérculos son alargados. La piel es de color rosado intenso, con ojos poco profundos. La pulpa es blanca (Fotografía 27).

image048

Fotografía 27. Tubérculos de Calvache (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 4 pares de foliolos laterales.
  • Flores escasas de color blanco.
  • Tubérculos con un período de reposo de 95 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Cotopaxi y Bolívar) desde los 3200 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 200 días.
  • Verdeamiento: 30 días
  • Rendimiento: 13 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: poco arenosa
  • Materia seca: 25.8%
  • Proteína: 6.4 %
  • Potasio: 1630 mg/100 g
  • Hierro: 4.1 mg/100 g
  • Zinc: 1.2 mg/100 g
  • Almidón: 84.8%
  • Tiempo de cocción: 35 minutos
Reacción a enfermedades Es moderadamente resistente a lancha (Phytophthora infestans). Tushpa (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Tushpa (negra como ceniza). Es apta para consumo en fresco (cocida con cáscara, puré, cremas y al vapor) y para fritura. Los tubérculos son redondos y comprimidos. La piel es de color púrpura con pequeñas manchas amarillas. Con ojos profundos y pulpa violeta (Fotografía 28).

image050

Fotografía 28. Tubérculos de Tushpa (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 4 pares de foliolos laterales.
  • Flores en cantidades moderadas de color lila oscuro.
  • Tubérculos con un período de reposo de 90 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Bolívar) desde los 2600 a 3900 m de altitud.
  • Maduración: 190 días.
  • Verdeamiento: 90 días
  • Rendimiento: 10 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: muy arenosa
  • Materia seca: 24%
  • Proteína: 8.7 %
  • Potasio: 1697 mg/100 g
  • Hierro: 2.7 mg/100 g
  • Zinc: 1.1 mg/100 g
  • Almidón: 83.8%
  • Polifenoles: 646.3 mg/100 g
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  Reacción a enfermedades Es moderadamente susceptible a lancha (Phytophthora infestans) y susceptible a la pudrición (Pectobacterium sp). Coneja Negra (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Coneja negra es conocida localmente también como orejas de conejo negro. Es apta para consumo en fresco (cocida con cáscara) y para fritura. Los tubérculos son elípticos con ojos superficiales. La piel es de color morado intenso y la pulpa es crema. (Fotografía 29).

image052

Fotografía 29. Tubérculos de Coneja negra (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 3 pares de foliolos laterales.
  • Flores abundantes de color morado claro.
  • Tubérculos con un período de reposo de 90 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Bolívar y Cotopaxi) desde los 3000 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 190 días.
  • Verdeamiento: 90 días
  • Rendimiento: 12.5 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: poco arenosa
  • Materia seca: 26.6%
  • Proteína: 6.4 %
  • Potasio: 1745 mg/100 g
  • Hierro: 16.4 mg/100 g
  • Zinc: 1.6 mg/100 g
  • Almidón: 84.8%
  • Polifenoles: 228.4 mg/100 g
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  Reacción a enfermedades Es ligeramente tolerante a lancha(Phytophthora infestans) y a la pudrición (Pectobacterium sp). Yema de huevo (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Yema de huevo es apta para consumo en fresco (cocida y al vapor) y para fritura. Los tubérculos son redondos con ojos de profundidad mediana. De piel amarilla. y pulpa amarillo-crema (Fotografía 30).

image054

Fotografía 30. Tubérculos de Yema de huevo (Monteros, 2010)

  Características morfológicas
  • Plantas decumbentes, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 3 pares de foliolos laterales.
  • Flores en cantidades moderadas de color blanco.
  • Tubérculos con un período de reposo de 10 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro desde los 2600 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 130 días.
  • Verdeamiento: 90 días
  • Rendimiento: 12 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: muy arenosa
  • Materia seca: 22.6%
  • Proteína: 6.4 %
  • Potasio: 1765 mg/100 g
  • Hierro: 4.6 mg/100 g
  • Zinc: 1.3 mg/100 g
  • Almidón: 86.2%
  • Carotenos: 5.4 ug/g
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  Reacción a enfermedades Es resistente a lancha (Phytophthora infestans). Leona negra (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Leona negra es apta para consumo en fresco (cocida y al vapor) y para fritura. Los tubérculos son ovalados con ojos de profundidad mediana. De piel rojo-morado y pulpa amarilla con escasas manchas rojas (Fotografía 31).

image056

Fotografía 31. Tubérculos de Leona negra (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas semierectas, con tallos pigmentados de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 5 pares de foliolos laterales.
  • Flores en cantidades moderadas de color morado-tenue.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Chimborazo) desde los 3200 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 190 días.
  • Verdeamiento: 40 días
  • Rendimiento: 12 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: arenosa
  • Materia seca: 27.2%
  • Proteína: 7.9 %
  • Potasio: 1693 mg/100 g
  • Hierro: 6.1 mg/100 g
  • Zinc: 2.4 mg/100 g
  • Almidón: 83.2 %
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  Reacción a enfermedades Es resistente a lancha (Phytophthora infestans). Chaucha Colorada (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Chaucha Colorada es apta para consumo en fresco (cocida, horneada, purés y al vapor) y para fritura. Los tubérculos son de forma elíptica, con ojos de profundidad mediana. El color de la piel es rojo-tenue. La pulpa es amarilla (Fotografía 32).

image058

Fotografía 32. Tubérculos de ChauchaColorada (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento decumbente, con tallos pigmentados de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 3 pares de foliolos laterales.
  • Flores abundantes de color lila.
  • Tubérculos con un período de reposo de 10 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Chimborazo) desde los 3000 a 3500 m de altitud.
  • Maduración: 140 días.
  • Verdeamiento: 90 días
  • Rendimiento: 14 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: arenosa
  • Materia seca: 24.2%
  • Proteína: 9.8 %
  • Potasio: 2103 mg/100 g
  • Hierro: 10.1 mg/100 g
  • Zinc: 2.5 mg/100 g
  • Almidón: 79%
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
Reacción a enfermedades Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans). Uvilla (Monteros et al., 2010; Monteros et al., 2011)

La variedad Uvilla es apta para consumo en fresco (cocida, purés y locros) y para fritura. Los tubérculos son redondos, con ojos superficiales. El color de la piel es amarillo con manchas de color morado. La pulpa es crema (Fotografía 33).

image060

Fotografía 33. Tubérculos de Uvilla (Monteros, 2010)

Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento semierecto, tallos de color verde con alas rectas.
  • Hojas con 3 pares de foliolos laterales.
  • Flores en cantidades moderadas de color lila.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.
  Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona centro (Cotopaxi) desde los 2600 a 3900 m de altitud.
  • Maduración: 200 días.
  • Verdeamiento: 20 días
  • Rendimiento: 13 t/ha
  Características de calidad
  • Textura: muy arenosa
  • Materia seca: 24%
  • Proteína: 6.2 %
  • Potasio: 1788 mg/100 g
  • Hierro: 11.9 mg/100 g
  • Zinc: 1.4 mg/100 g
  • Almidón: 86%
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
Reacción a enfermedades Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans). Bolona (Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad Bolona, es una papa para consumo en fresco ideal para sopas y puré por su consistencia harinosa. Los tubérculos son redondos-ovales presentan ligeramente aplanada la parte apical y basal. De piel crema-violácea, con ojos superficiales y pulpa crema con pigmentación en el cilindro vascular (Fotografía 34).

image066

Fotografía 34. Tubérculos de Bolona (Andrade, 1998)

Características morfológicas
  • Plantas, de crecimiento erecto, con tallos vigorosos púrpuras y con ligeras manchas verdes.
  • Hojas de color verde oscuro, anchas corta y con pocos foliolos primarios y varios foliolos secundarios.
  • Flores con pétalos morados.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona sur de 2 800 a 3 200 m de altitud.
  • Maduración: 210 días
  • Rendimiento: 20 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 20.93%
  • Gravedad específica: 1.090
  Reacción a enfermedades

Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), a roya (Pucccinia pittieriana), y al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida).

Chola (Andrade,1998; Cuesta et al., 2002; Pumisacho y Velásquez 2009)

La variedad Chola, es una papa para consumo en fresco ideal para sopas y puré por su consistencia harinosa. Los tubérculos medianos de forma oval-elíptica, levemente aplanados en su cara superior e inferior. De piel rosada áspera, y amarilla alrededor de los ojos. Los ojos son grandes y superficiales y pulpa amarilla (Fotografía 35).

image068

Fotografía 35. Tubérculos de chola (Andrade, 1998)

Características morfológicas
  • Plantas de crecimiento erecto, con numerosos tallos pubescentes.
  • Hojas de color verde claro, anchas cortas.
  • Flores con pétalos morados.
  • Tubérculos con un período de reposo de 80 días.
Características agronómicas
  • Zona recomendada: zona sur de 2 800 a 3 200 m de altitud.
  • Maduración: 210 días
  • Rendimiento: 30 t/ha
  Características de calidad
  • Materia seca: 24%
  • Gravedad específica: 1.098
  Reacción a enfermedades Es susceptible a lancha (Phytophthora infestans), a roya (Pucccinia pittieriana) y al nematodo del quiste de la papa (Globodera pallida). Referencias

Albornoz, G., Ortuño, c., Garcés, N., Cruz, L., Coronel, M., Muñoz, F.,y Mancero, G. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Cecilia. Reinoso, I., Montesdeoca, F., Cuesta, X. Y Monteros, C. (eds). Quito. INIAP. 10 p.

Andrade, H., Sola, M., Morales, R. y Lara, N. s/a. Información técnica de la variedad de papa INIAP-Fripapa 99.

Andrade, H., Sola, M. 1995. INIAP-Santa Isabela, variedad semitardía muy buena calidad culinaria tolerante al nematodo del quiste. Quito. FORTIPAPA, INIAP-COTESU-CIP. Plegable 154.

Andrade, H. 1998. Variedades de papa cultivadas en el Ecuador. Quito. INIAP-PNRT. 34 p.

Chulde, F., 2011. Informe de las características de la variedad de papa Diamante. Ministerio de Agricultura Ganadería Acuacultura y Pesca (MAGAP). Área de desarrollo de Montúfar.

Cuesta, X., Andrade, H., Bastidas, O., Quevedo, R. y Sherwood, S. 2002. Botánica y mejoramiento Genético. In: El cultivo de la papa en Ecuador. Pumisacho, M. y Sherwood, S (eds). Quito. INIAP, CIP. pp. 33-42.

Cuesta, X., Andrade, H., Carrera, E. y Montesdeoca, F. s/a. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Raymipapa. Cuesta, X., Lucero, H. y Reinoso, I. s/a. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Santa Ana. Cuesta, X., Rivadeneira, J., Castillo, C. y Reinoso, I. s/a. INIAP-Estela Nueva variedad de papa con resistencia a la lancha (Phytophthora infestans), para la Zona Centro- Norte de la Sierra Ecuatoriana. Quito. INIAP. Plegable 279.

Cuesta, X., Rivadeneira, J., Reinoso, I. y Monar, Carlos. s/a. INIAP-Natividad Nueva variedad de papa con resistencia a la lancha (Phytophthora infestans), para la provincia de Bolívar. Quito. INIAP. Plegable 280.

Herrera, M., Carpio, H. y Chávez, G. 1999. Estudio sobre el subsector de la papa en el Ecuador. Quito. CIDES, INIAP-PNRT, COSUDE, CIP. 140 p. (1-70 pp; 71-140 pp)

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP)- Programa Nacional de Raíces y Tubérculos-papa (PNRT-papa). s/a. Las papas nativas ecuatorianas rescatando nuestra biodiversidad. Plegable s/n.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP)- Programa Nacional de Raíces y Tubérculos-papa (PNRT-papa). s/a. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Estela.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP)- Programa Nacional de Raíces y Tubérculos-papa (PNRT-papa). s/a. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Gabriela.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). s/a. INIAP-Papa pan variedad altamente resistente a tizón tardío para la sierra central del Ecuador. Quito. PNRT-papa. Volante.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). s/a. INIAP-Rosita variedad semitardía con buena calidad culinaria altamente resistente a la lancha . Quito. PNRT-papa. Volante.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). s/a. INIAP-Santa Ana variedad resistente a tizón tardío o lancha (Phytophthora infestans) para consumo en fresco. Quito. PNRT-papa. Volante.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). s/a. INIAP-Natividad variedad de papa resistente a tizón tardío o lancha (Phytophthora infestans) para consumo en fresco. Quito. PNRT-papa. Volante.

Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). s/a. INIAP-Soledad Cañari variedad mejorada para el Austro ecuatoriano de alta calidad culinaria. Quito. PNRT-papa. Volante.

Monar, C., Reinoso, I., Rivadeneira, J. y Cuesta, X. s/a. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Natividad.

Montesdeoca, F., Andrade, H., Cuesta, X. y Carrera, E. s/a. Información técnica de la variedad de papa INIAP-Suprema.

Monteros, C., Jiménez, J., Gavilanes, I. y Reinoso, I. s/a. Papas nativas Ecuatorianas: Redescubriendo un tesoro escondido. Boletín. Quito. FONTAGRO-CIP-CONPAPA-INIAP.

Monteros, C., Cuesta, X., Jiménez, J. y López, G. 2005. Las papas nativas en el Ecuador. Quito, INIAP-CIP. 26 p.

Monteros, C., Jiménez, J. y Gavilánez, M. 2006. La magia de la papa nativa. Recetario Gastronómico. Quito. INIAP, Papa Andina, FONTAGRO. 69 p.

Monteros, C., y Reinoso, I. 2010. Biodiversidad y oportunidades de mercado para las papas nativas ecuatorianas. Quito. INIAP. 11 p.

Monteros, C., Reinoso, I. y Villacrés, E. 2010. Papas nativas. Rescatando nuestra biodiversidad. Quito. INIAP. Plegable 321.

Monteros, C., Yumisaca, F., Andrade-Piedra, J. y Reinoso, I (Eds.). 2011a. Papas Nativas de la Sierra Centro y Norte del Ecuador: Catálogo Etno-Botánico, Morfológico, Agronómico y de Calidad. Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP)). Quito, Ecuador. 130 p. (1-71 pp ; 72-144 pp).

Monteros, C., Yumisaca, F., Tello, C., Reinoso, I., Garófalo, J., Carrera, E., Andrade-Piedra, J. y Cuesta, X. 2011b. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Puca Shungo. Quito. INIAP. 14p.

Monteros, C., Yumisaca, F., Tello, C., Reinoso, I., Garófalo, J., Carrera, E., Andrade-Piedra, J. y Cuesta, X. 2011c. Ficha técnica de la variedad de papa INIAP-Yana Shungo. Quito. INIAP. 13p.

Monteros, C., Navarrete, M. y Reinoso, I. 2011d. Las Papas Nativas en la Gastronomía Andina. FTG-353/05 "Innovaciones tecnológicas y mercados diferenciados para productores de papas nativas". Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (FONTAGRO). INIAP-Ecuador, PROINPA-Bolivia, CORPOICA-Colombia, ITDG, Soluciones Prácticas –Perú, INIA-Perú, e INIA-Venezuela. 165 p.

Ñustez, E. 2010. Variedades Colombianas de papa. Grupo de investigación en Papa. Disponible en http://papaunc.com/catalogo.shtml

Pumisacho, M. y Velásquez, J. 2009 Manual del cultivo de papa para pequeños productores. Quito. INIAP, COSUDE. 98 p.

Uso de plaguicidas

Oct 01 2012   |   By: josejimenez   |   0   |   Posted in Inventario de tecnologias

Lucía Torres1, Fadya Orozco1, 2 y Cecilia Pérez1, 3

1 Centro Internacional de la Papa (CIP), Quito, Ecuador 2 Dirección actual de F. Orozco: Instituto de Salud Colectiva. Universidad Federal de la Bahía, Brasil 3 Dirección actual de C. Pérez: Instituto de Ciencias Agrarias e Instituto de Ciencias Sociales, Universidad Austral de Chile, Valdivia, Chile

Actualizado: Abril 2011

Contenido

 

Introducción

Los plaguicidas son productos químicos usados para controlar plagas (insectos, ácaros, hongos, oomicetos, bacterias, virus, nematodos, caracoles, roedores y malezas) que afectan los cultivos. En muchas ocasiones el uso de plaguicidas no es indispensable, pudiéndose reemplazar por otras formas de control, basadas en técnicas de manejo integrado de plagas. En la agricultura convencional juegan un papel clave para alcanzar y mantener niveles altos de productividad y rentabilidad. Sin embargo el uso de plaguicidas genera daños muy grandes para la salud y el medio ambiente (Oyarzún et al., 2002; Yanggen et al., 2003; Orozco et al., 2005; Pérez y Forbes, s/a; PAHO, s/a).

En Ecuador y en otros países en desarrollo, el uso de plaguicidas se basa frecuentemente en programas de “uso seguro”, los cuales no toman en cuenta factores sociales y económicos que hacen que los agricultores de baja escala sean más vulnerables a los daños causados por los plaguicidas (Sherwood et al., 2007; Dale, 2008; Orozco et al., 2009). Estos factores incluyen condiciones macroeconómicas difíciles, falta de infraestructura, incluyendo agua y facilidades sanitarias, vivienda inadecuada y programas de extensión agrícola muy limitados (Cole et al., 2002, Orozco et al., 2009).

En el presente documento se describen las principales recomendaciones para uso de plaguicidas para el cultivo de papa generadas en el Ecuador por el Centro Internacional de la Papa (CIP) y sus aliados. Estas recomendaciones toman en cuenta el contexto socio-económico en el que los plaguicidas son usados por agricultores de baja escala.

 

Clasificación de los plaguicidas

Los plaguicidas se denominan de acuerdo a la plaga que controlan: los fungicidas controlan hongos, los herbicidas controlan malezas, los insecticidas controlan insectos, etc. Los plaguicidas también pueden clasificarse de acuerdo a los siguientes criterios:

  • Modo de acción: (i) de contacto; (ii) sistémicos; (iii) residuales; (iv) no residuales; (v) de inhalación; (vi) digestivos; (vii) de acción protectora; (viii) de acción repelente; (ix) de acción erradicante; y (x) esterilizantes.
  • Fin perseguido: (i) selectivos; y (ii) no selectivos.
  • Grupos químicos o familias químicas: (i) inorgánicos; (ii) orgánicos; y (iii) biológicos.
  • Propiedades físico-químicas: (i) explosivos; (ii) comburentes; (iii) extremadamente inflamables; (iv) fácilmente inflamables; e (v) inflamables.
  • Formulaciones: (i) formulaciones sólidas (polvo seco, granular, cebo, polvo mojable, polvo soluble, micro encapsulado y gránulos de dispersión por agua); (ii) formulaciones líquidas (concentrados emulsionables, suspensiones concentradas o floables, soluciones concentradas, concentrados líquidos para aplicaciones de ultra bajo volumen y aerosoles); y (iii) formulaciones gaseosas (fumigantes).
  • Grado de toxicidad: de acuerdo con el riesgo que representa su uso para los seres humanos (WHO, s/a) (Tabla 1)

Tabla 1. Clasificación de los plaguicidas por su grado de toxicidad.

Categoría

DL50*

Descripción

Oral

Dermal

Sólido

Liquido

Sólido

Liquido

Ia

5 ó menos

20 ó menos

10 ó menos

40 ó menos

Sumamente peligroso a la salud humana

Ib

5 a 50

20 a 200

10 a 100

40 a 400

Muy peligroso a la salud humana

II

50 a 500

200 a 2000

100 a 1000

400 a 4000

Moderadamente peligroso a la salud humana

III

Mayor a 500

Mayor a 2000

Mayor a 1000

Mayor a 400

Levemente peligroso a la salud humana

* DL50: dosis letal 50. Es un estimado estadístico del número de mg de sustancia tóxica por kg de peso corporal requerido para matar al 50% de una población grande de animales de prueba. Fuente: WHO (s/a)

Además de estas categorías existe una lista de ingredientes activos que no implican un riesgo agudo en condiciones normales de uso. Estos ingredientes activos tienen una DL50 oral para sólidos de 2000 mg/kg y de 3000 mg /kg para líquidos, y una DL50 dermal para sólidos de 4000 mg/kg y de 6000 mg/kg para líquidos. También existe una lista de ingredientes activos obsoletos o descontinuados para ser usados como plaguicidas (WHO, s/a).

Conocimientos y precauciones para el adecuado uso de plaguicidas

Asumiendo que la plaga ha sido correctamente identificada, se elige el plaguicida para su control tomando en cuenta los siguientes factores antes de aplicarlo:

Etiqueta

Es importante leer detenidamente la etiqueta ya que en ella se indica: (1) el nombre común o comercial; (2) el ingrediente activo; (3) la concentración y la clase de formulación; (4) el grado de toxicidad; (5) los primeros auxilios que se deben suministrar en caso de envenenamiento; (6) la protección que se necesita al manipular, aplicar y almacenar el producto; (7) los posibles daños a animales y al medio ambiente; (8) contenido neto; (9) indicaciones para el desecho de envases; e (10) instrucciones de uso. (Oyarzún et al., 2002; Pérez y Forbes, s/a).

Compra y almacenamiento (Gabela, 1978; Gallegos, 1986; Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005; Pérez y Forbes, s/a)

  • Al comprar plaguicidas se debe exigir envases en buen estado. No comprar productos que ya hayan caducado o que presenten fechas alteradas.
  • Almacenar los productos tóxicos en sitios lejanos a la casa o habitación, en un sitio especialmente acondicionado para ello, fuera del alcance de los niños y bajo llave.
  • El lugar debe ser seco, con buena ventilación y los productos deben ser conservados en sus envases originales con sus respectivas etiquetas. Se debe evitar que los envases estén expuestos directamente a la luz del sol.
  • Nunca se debe almacenar junto alimentos de consumo humano, ni junto al forraje para los animales.

Dosificación

  • Se debe utilizar la dosis recomendada. Una sobredosificación puede causar toxicidad al cultivo y desarrollar resistencia en las plagas. Por el contrario, una subdosificación controla deficientemente a la plaga (Oyarzún et al., 2002).
  • Cuando se usa solo un producto de contacto se emplea mayor volumen de agua que cuando se utiliza un producto sistémico, debido a que es necesario una mejor cobertura a las plantas (Pérez y Forbes, s/a).

Equipo de protección (Orozco y Pérez, 2006)

  • Gafas. Evitan que los ojos entren en contacto con los vapores de los plaguicidas.
  • Guantes: Evitan que el plaguicida entre al cuerpo al ser absorbido por la piel, protegiéndola de los efectos del producto químico (manos partidas e irritadas). Los guantes de mejor protección son los de nitrilo ya que no se dañan con químicos corrosivos (aquellos que producen quemaduras). Además son más duraderos y resistentes que los guantes comunes.
  • Overol de protección: Evita que la ropa se moje con el plaguicida y luego sea absorbido por la piel. Protege en especial las zonas de las piernas y entrepiernas.
  • Chaqueta de plástico: Evita que las mangas de la camisa se mojen con el plaguicida y luego sea absorbido por la piel. Protege en especial las zonas del pecho y los brazos.
  • Botas: Evita que las piernas y pies se mojen con el plaguicida. El overol de protección debe ser introducido en las botas para una mayor protección de la piel.
  • Mascarilla: Evita la inhalación del plaguicida mientras se aplica. Para que los filtros rindan más tiempo debe colocarse una capa de algodón grueso entre el filtro y la tapa. Se debe cambiar el algodón cada vez que se usa la mascarilla.

Preparación de mezclas

No se debe mezclar productos con el mismo ingrediente activo o de igual modo de acción. Al preparar la mezcla primero se debe colocar los productos formulados como polvos (mojables y solubles) y luego los formulados como líquidos. De estos últimos es recomendable mezclar primero las suspensiones acuosas, luego las soluciones y al final los concentrados emulsionables o aceites (Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005). Antes de realizar la mezcla es necesario realizar la prueba de compatibilidad.

Prueba de compatibilidad (Orozco y Pérez, 2006)

  • Usar un frasco transparente de ¼ de galón, para hacer la prueba de compatibilidad de los productos a usar en la mezcla.
  • Colocar los productos en la siguiente proporción: (i) para los productos sólidos colocar una cucharada de producto por ½ l de agua; y (ii) para los productos líquidos colocar una cucharada de producto por ½ l de agua.
  • Agitar bien el frasco una vez mezclados todos los ingredientes, dejar reposar de 15 a 60 minutos.
  • Si la mezcla es compatible coloque los productos en el tanque de preparación en el mismo orden que se colocaron durante la prueba.
  • Luego aplique en una área de prueba en el cultivo. Si no hay daños, se comprueba su total compatibilidad.

Los plaguicidas son incompatibles:

  • Si la preparación se calienta.
  • Si se forman grumos.
  • Si se forman natas.
  • Si se corta.
  • Si los sólidos se precipitan.

Manejo de derrames (Oyarzún et al., 2002)

  • Mantener alejadas a las personas y animales del sitio.
  • Utilizar el equipo de seguridad adecuado.
  • Absorber los derrames inmediatamente con aserrín, cal, ceniza o tierra. Recoger y enterrar.
  • Lavar los sitios contaminados con abundante agua y jabón.
  • Quemar y enterrar los productos alimenticios contaminados y aquellos que exista duda de contaminación.

Equipos de aplicación

  • La mayoría de equipos de aplicación requieren un mantenimiento continuo, especialmente las boquillas. Estas deben conservarse en buen estado y deben ser cambiadas cuando se presenten desperfectos o la descarga sea desigual (Gabela, 1978; Gallegos, 1986; Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005; Pérez y Forbes, s/a).
  • Por ningún motivo se debe perforar orificios de salida a las boquillas buscando mayor volumen, debido a que se reduce la presión de salida y aumenta el tamaño de la gota (Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005), generando desperdicio y aumentando las probabilidades de contaminación al aplicador.
  • El aspersor o bomba de mochila es la herramienta de aplicación más frecuentemente usado por los pequeños y medianos agricultores. Su uso se recomienda para aplicaciones localizadas, lugares no accesibles a maquinaria y topografías accidentadas. El tamaño de las gotas se puede variar cambiando las boquillas o alterando la válvula de presión (Gabela y Cascante, 1978; Oyarzún et al., 2002).

Calibración de la bomba de mochila

Para calibrar correctamente la bomba de mochila se debe seguir los siguientes pasos (Gabela y Cascante, 1978):

  • En el terreno donde se realizará la aplicación, medir un área de 100 m2
  • Colocar una cantidad de agua determinada en la bomba de mochila (por ejemplo, 5 l).
  • Aplicar el agua en el área medida (100 m2) manteniendo constante el paso y la descarga.
  • Repetir esta operación 3 veces para obtener el promedio de volumen de agua gastada en los 100 m2.
  • Calcular el agua gastada en los 100 m2.
  • Finalmente, en base al volumen gastado calcular la cantidad de agua requerida para al área del cultivo.

Para calcular el número de mochilas a utilizarse en el campo se debe tomar en cuenta el volumen de agua a utilizarse y la capacidad de nuestra mochila. Para el cálculo de la dosis del producto por mochila se debe conocer la dosis y el número de mochilas a aplicar (Pérez y Forbes, s/a). Ejemplo: calcular el volumen requerido para aplicar 0.3 ha (3000 m2) de cultivo, el número de mochilas (de 20 l de capacidad) y la cantidad de plaguicida por mochila, considerando que en su etiqueta se recomienda una dosis de 400 g en 200 l.

Para calcular el volumen, primero hacemos una prueba en 100 m2 de cultivo, obteniéndose 4 litros de agua. Luego aplicamos una regla de 3:

100 m2 4 l

3000 m2 x = 3000 * 4 / 100 = 120 l es el volumen que se necesita para 0.3 ha

Luego calculamos el número de mochilas que necesitaremos. También aplicamos una regla de 3, considerando que la capacidad de 1 mochila es de 20 l:

20 l 1 mochila

120 l x = 120 / 20 = 6 mochilas necesitamos para 0.3 ha

Finalmente calculamos la cantidad de plaguicida que necesitaremos, por mochila y en total. En este caso también aplicamos una regla de 3, considerando que la dosis recomendada de plaguicida es de 400 g en 200 l:

200 l 400 g

20 l x = 20 * 400 / 200 = 40 g de plaguicida necesitamos en cada mochila

1 mochila 40 g

6 mochilas x = 6 * 40 = 240 g de plaguicida necesitamos para aplicar 0.3 ha

Preparación de la dilución y su aplicación (Gabela y Cascante, 1978; Cárdenas, 1986, 1987; Gallegos, 1986; Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005; Pérez y Forbes, s/a)

  • En primer lugar se debe hacer una premezcla. Es decir, se debe disolver el plaguicida en un volumen bajo de agua.
  • Para la preparación de la premezcla debe usarse una mascarilla adecuada para productos químicos, guantes de caucho y gafas. Con el fin de evitar inhalar, ingerir o absorber el producto químico.
  • La premezcla se recomienda realizar en recipientes pequeños de plástico y dosificadores, para luego verter esta en recipientes de mayor tamaño.
  • El agua a utilizarse debe ser limpia para evitar obstruir las boquillas de las bombas y para evitar que las partículas de suelo atrapen las partículas de los productos.
  • Para mezclar y agitar el producto en el agua, use algún utensilio limpio y adecuado para este propósito.
  • Nunca utilice las manos para mezclar o agitar el producto.
  • Preparar el volumen exacto para cada aplicación.
  • No realizar las aplicaciones en condiciones de mucho viento. Aplicar en las horas de la mañana o al final de la tarde.
  • Evitar las aplicaciones cuando se hayan pronosticado lluvias después de la aplicación.
  • No comer ni fumar cuando se esté realizando la aplicación. Esto es muy importante para evitar ingerir o inhalar el plaguicida que se está aplicando.
  • Asegúrese de que la dilución sea agitada constantemente durante todo el tiempo que dure su aplicación.

Después de la aplicación (Cárdenas, 1987; Oyarzún et al., 2002; Pérez y Forbes, s/a, Arévalo et al., 2009)

  • Si sobró producto, aplicarlo sobre el cultivo. No desecharlo en acequias, ríos y lagunas.
  • Evitar el ingreso de personas o animales al lote recién asperjado, mínimo 48 horas luego de la aplicación.
  • Lavar la bomba de mochila utilizando un cepillo de cerdas suaves y abundante agua y jabón. Usar guantes de caucho.
  • Lavar, ropa, botas y guantes de protección con detergente, el mismo día de su uso y cuidando de usar guantes para evitar contaminarse con restos del producto. Dejar secar estos equipos a la sombra.
  • Tanto la bomba de mochila como la ropa contaminada y el equipo de protección deben ser lavados en tanques especialmente acondicionados para ello, lejos de la casa y sin mezclarlos con ropa u otros utensilios de la casa. En ningún caso utilizar la piedra de lavar de la casa, pues esto puede causar contaminación por plaguicidas en otros miembros del hogar.
  • Arrojar lejos de la vivienda el agua utilizada para lavar la bomba de mochila, la ropa contaminada y el equipo de protección, en terrenos baldíos y jamás en fuentes de agua.
  • Tomar un baño con abundante agua y jabón, inmediatamente después de haber utilizado los plaguicidas. De preferencia esta debe ser la primera actividad al regresar a casa.
  • No utilizar los tanques o bidones donde se prepararon las mezclas y donde se lavó la bomba de mochila, la ropa contaminada y el equipo de protección para almacenar agua para el consumo diario del hogar, o para la preparación de alimentos.
Manejo de envases usados (Gabela, 1978; Oyarzún et al., 2002; Pérez y Forbes, s/a)
  • En caso de frascos, latas y cilindros, se debe realizar el procedimiento del triple lavado en la parcela donde se realiza la aplicación (lavar por tres veces consecutivas).
  • Los envases deben ser perforados y enterrados en un pozo especialmente construido para ello.
  • En caso de bolsas de plástico y papel, se deben destruir y enterrar en un pozo.
  • El pozo se debe construir lejos de las viviendas y fuentes de agua o canales de regadío. Las dimensiones son de 1 x 1 x 1 m.
  • Se recomienda promover con los vecinos la construcción de centros de acopio y pozos para desechar los envases vacíos de plaguicidas. La construcción de estos centros deberá estar acompañada de capacitación constante sobre el manejo de estos envases.
Intoxicaciones por plaguicidas: síntomas, signos y tratamiento

La Dirección Provincial de Salud del Carchi y el CIP (2006) elaboraron la siguiente guía de diagnóstico y tratamiento de intoxicación por pesticidas:

CIP_home_greenlinks_greysidebar

TratamienoIntoxicaciones

OtrosSintomas

Capacitación a agricultores

Orozco y Pérez (2006) desarrollaron una guía de facilitación para Escuelas de Campo de Agricultores, que incluye los siguientes temas: (i) introducción al manejo integrado de plagas y su relación con la salud humana; (ii) riesgos ambientales y humanos por el uso de agroquímicos; (iii) competencias a ser adquiridas por parte del agricultor para evitar los riesgos en salud y al ambiente, entre otros. Además Orozco et al. (2007) desarrollaron un folleto para facilitar el aprendizaje sobre el manejo de los pesticidas, que cubre los siguientes temas: (i) peligros para la salud por el mal manejo de plaguicidas; (ii) criterios para el uso de plaguicidas; y (iv) alternativas para reducir el uso de plaguicidas. Finalmente Arévalo et al. (2009) desarrollaron una guía dirigida a facilitadores agrícolas, para trabajar con niños, jóvenes, adultos y familias agricultoras, en la reducción de riesgos a la salud y medio ambiente asociados al uso y manejo de plaguicidas.

Referencias

Arévalo, J., Guamán, L., Orozco, F., y Cole, D. 2009. Aprendiendo con nuestra gente: Guía práctica dirigida a facilitadores agrícolas, para trabajar con niños, jóvenes, adultos y familias agricultoras, en la reducción de riesgos a la salud y medio ambiente asociados al uso y manejo de plaguicidas. Proyecto ECOSALUD, Centro Internacional de la Papa (CIP), Centro de Inestigación para el Desarrollo de Canadá (IDRC). Quito, Ecuador. (sin publicar).

Bastidas, S., Morales, P., Pumisacho, M., Gallegos, P., Heredia, G. y Benítez, J. 2005. El catzo o adulto del gusano blanco de la papa y alternativas de manejo. Guía de aprendizaje para pequeños agricultores. Quito. INIAP. 78 p.

Cárdenas, J. 1986. Control de malezas en papa. En: Memorias del IV Curso sobre tecnología del cultivo y manejo de semilla de papa. Quito, Ecuador, 15 al 17 de enero de 1986. pp. 113-117. (1-64 pp; 65-127 pp; 128-181 pp).

Cole, DC., Sherwood S., Crissman, C., Barrera, V. y Espinosa, P. 2002. Pesticides and health in highland Ecuadorian potato production: Assessing impacts and developing responses. Int J Occup Environ Health. 8:182-190.

Dale, S. 2003. Previniendo la intoxicación por plaguicidas en Ecuador: El manejo integrado de plagas produce beneficios económicos y de salud para los productores de papas. Estudio de caso No. 4 (CASE-ECO-4S). Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (CRDI). Canada. 4 p.

Dirección Provincial de Salud del Carchi, Centro Internacional de la Papa (CIP). 2002. Guía de diagnóstico y tratamiento de intoxicación por pesticidas. Quito. 3 p.

Fundación ARGEN INTA. s/a. Seguridad en el manejo y la aplicación de agroquímicos. Curso en línea tomado septiembre del 2006.

Gabela, F. 1978. Control de malezas en papa. En: Memorias del I Curso internacional sobre producción de semilla de papa. Quito, Ecuador, 16 al 27 de octubre de 1978. pp. 56-65. (1-57 pp; 59-117 pp; 118-192 pp)

Gabela, F. y Cascante, J. 1978. Manejo y calibración de aspersoras para herbicidas. En: Memorias del I Curso internacional sobre producción de semilla de papa. Quito, Ecuador, 16 al 27 de octubre de 1978. pp. 66-69. (1-57 pp; 59-117 pp; 118-192 pp)

Gallegos, P. 1986. Control de plagas en el cultivo de papa. En: Memorias del IV Curso sobre tecnología del cultivo y manejo de semilla de papa. Quito, Ecuador, 15 al 17 de enero de 1986. pp. 109-112. (1-64 pp; 65-127 pp; 128-181 pp).

Orozco, F. y Pérez, C. 2006. Desarrollo de un curriculum saludable de escuelas de campo con énfasis en manejo saludable de cultivos. Guía para técnicos y facilitadores de escuelas de campo. Quito. CIP, ECOSALUD, INIAP. 72 p. (sin publicar).

Orozco, F., Yanggen, D., Thiele, G., Tapia, X., Nejer, A., Revelo, E., Proaño, M., Poats, S., Suquillo, J., Ochoa, M., Narváez, M., Bravo, M., Jiménez, E., Ambrose, K., González, L. 2005. Peligros por plaguicidas El manejo integrado de plagas nos ayuda a evitar los peligros. Quito. CIP. 15 p.

Orozco, F.A., Cole, D.C., Forbes, G., Kroschel, J., Wanigaratne, S., and Arica, D. 2009. Monitoring adherence to the International Code of Conduct: Highly hazardous pesticides in central Andean agriculture and farmers’ rights to health. Int J Occup Environ Health 15:255–268.

Oyarzún, P., Gallegos, P., Asaquibay, C., Forbes, G., Ochoa, J., Paucar, B., Prado, M., Revelo, J., Sherwood, S. y Yumisaca, F. 2002. Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades. In: El cultivo de la papa en el Ecuador. Pumisacho, M. y Sherwood, S. (eds). Quito. INIAP, CIP. pp. 85-169.

Pérez, W. y Forbes, G. s/a ¿Qué son los plaguicidas?, Lima, CIP. Hoja divulgativa 4.

Pérez, W. y Forbes, G. s/a ¿Qué es un fungicida?, Lima, CIP. Hoja divulgativa 5.

Pérez, W. y Forbes, G. s/a ¿Para qué se calibra la bomba de mochila?, Lima, CIP. Hoja divulgativa 6.

Pan American Health Organization (PAHO). s/a. Resumen del análisis de situación y tendencias de salud. Disponible en http://www.paho.org/spanish/dd/ais/cp_218.htm (consultado en Septiembre 2010).

Sherwood, S., Cole, DC. and Murray, D. 2007. It's time to ban highly hazardous pesticides: An international call for LEISA readers. LEISA 23:32-33.

World Health Organization (WHO). The WHO recommended classification of pesticides by hazard and guidelines to classification 2000-2002. International Programme on Chemical Safety (IPCS) and Inter-Organization Programme for the Sound Management Chemicals (IOMC) United Nations Environment Programme (UNEP), International Labour Organization (ILO), and WHO. 58 p.

Yanggen, D., Crissman, C., y Espinosa, P. (eds). 2003. Los plaguicidas: Impactos en la producción salud y medio ambiente en Carchi, Ecuador. CIP, INIAP. 199 p.