El Centro Internacional de la Papa fue galardonado con el Premio a la Excelencia en Manejo Integrado de Plagas

En reconocimiento a su importante labor en la reducción del impacto del tizón tardío en países en desarrollo a través de un enfoque centrado en los agricultores.

Lima 5 de abril de 2018.-  El Centro Internacional de la Papa (CIP) ha sido galardonado con el Premio Internacional de Excelencia en Manejo Integrado de Plagas durante el IX Simposio Internacional de Manejo de Plagas realizado en Baltimore, Estados Unidos.

El CIP ha recibido este importante reconocimiento debido a su labor pionera en la lucha contra el tizón tardío (Phytophthora infestans) a través de un enfoque centrado en los agricultores, quienes anualmente sufren pérdidas parciales o completas de sus cultivos de papa debido a esta plaga, lo que reduce considerablemente sus ingresos, así como su principal fuente de alimentación.

Si bien los fungicidas son una alternativa para controlar el tizón tardío, su costo es muy elevado para los pequeños agricultores, quienes además no cuentan con la información y tecnología básicas para el adecuado manejo de esta plaga. En ese sentido, durante la década de los noventas, el CIP decidió no solo centrar sus esfuerzos en el desarrollo de nuevas variedades de papa más resistentes, sino también en garantizar el acceso de los agricultores al conocimiento, con un lenguaje y contexto que facilite el aprendizaje para el manejo integrado de este enemigo silencioso.

Para ello, el Centro Internacional de la Papa, con el apoyo financiero del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), vinculó a otras organizaciones socias de investigación en Bangladesh, China, Etiopía, Uganda, Bolivia, Ecuador y Perú para desarrollar métodos de aprendizaje basados en el descubrimiento de los agricultores, haciendo más comprensibles los principios del manejo del tizón tardío y también poniendo énfasis en probar nuevos clones de papa con resistencia a la enfermedad.

Con el fin de facilitar el acceso a la información y las tecnologías disponibles, se adaptaron las Escuelas de Campo para Agricultores (ECA), las cuales crearon y publicaron una serie de manuales de Manejo Integrado de Plagas que se usaron para capacitar y llevar a cabo una investigación participativa con los agricultores. Así, ellos aprendieron a mitigar el impacto del tizón tardío, evaluaron nuevos clones de papa (algunos de los cuales se convirtieron en variedades formales) y otras opciones de manejo de manera participativa. La adopción permitió un aumento del 32% en promedio en la productividad e ingresos vinculados a la papa en el Perú y un impacto similar en los otros países.

La innovación metodológica pionera desarrollada por el CIP para el tizón tardío se convirtió también en un modelo a seguir para los científicos especializados en otros cultivos, quienes ahora ponen las necesidades, objetivos y retos de los agricultores en el centro de sus investigaciones. Por ejemplo, entre el 2005 y el 2012, se estima que 1,500 Escuelas de Campo para Agricultores han sido implementadas con énfasis en el manejo integrado de plagas y cultivos para fuentes de alimentos tan diversos como café, cacao, árboles frutales y ganadería en el Perú.

“Es un honor para el CIP y las instituciones que formaron parte de este gran proyecto, ser reconocidos con este importante premio por la comunidad científica internacional. Estamos convencidos de que, a través de la colaboración con organizaciones gubernamentales, ONG, y los propios agricultores, podemos desarrollar soluciones viables que mejoren los medios de subsistencia de los pequeños productores. Tenemos mucho que aprender unos de otros para mejorar los sistemas de innovación agrícola en los países en desarrollo”, indicó Oscar Ortiz, Director General Adjunto de Investigación del Centro Internacional de la Papa.

En Uganda y Etiopía, el trabajo inicial con las Escuelas de Campo para Agricultores de papa ha evolucionado para incluir el manejo de semillas, promoviendo la formación de cooperativas especializadas. Asimismo, el CIP está próximo a comenzar otro proyecto similar en Malawi, con un enfoque en el manejo integrado de cultivos múltiples y ganado.

 Acerca del CIP

El Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en Lima, fue fundado en 1971 como una institución de investigación para el desarrollo de raíces y tubérculos que brinde soluciones sostenibles a los apremiantes problemas mundiales del hambre, la pobreza y la degradación de los recursos naturales. El CIP mantiene en custodia global las colecciones de papa, camote y raíces y tubérculos andinos que incluye la colección más grande del mundo de diversidad de la papa. Tiene oficinales regionales en Perú, Ecuador, Kenia, India y China y una actividad mundial con proyectos en 30 países en desarrollo de Asia, África y América Latina.

El CIP es miembro del CGIAR, una alianza mundial que reúne organizaciones comprometidas con la investigación para un futuro sin hambre. La labor científica de CGIAR busca reducir la pobreza rural, aumentar la seguridad alimentaria mejorar la salud y la nutrición humana, y asegurar un manejo más sostenible de los recursos naturales. Esta labor está dirigida por los 15 Centros que integran el CGIAR, en cercana colaboración con cientos de organizaciones, incluidos institutos de investigación nacionales y regionales, la sociedad civil, organizaciones de desarrollo y el sector académico y privado. www.cgiar.org

Menú