SECRETARIO GENERAL DE LA COMUNIDAD ANDINA (CAN) VISITÓ EL CIP

La Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Centro Internacional de la Papa (CIP) ampliarán sus trabajos conjuntos en la zona andina y con miras al Congreso Mundial de la Papa, que se celebrará en el Cusco en 2018, para lo cual suscribirán próximamente un convenio marco de cooperación.

Ese fue el resultado de la visita que realizó a las instalaciones del Centro una comitiva de esa representación internacional el 3 de mayo. Estuvo encabezada por su Secretario General, Dr. Walker San Miguel, acompañado de la Sra. Delia Pinto, Administradora del proyecto de Integración Regional Participativa en la Comunidad Andina (INPANDES), y el funcionario Fernando Jiménez.

La Directora General del CIP, Dra. Barbara Wells, y la Directora Ejecutiva Adjunta, Sra. Amalia Perochena, les dieron la bienvenida.  En el marco de la visita, el biólogo Iván Manrique, Curador de Raíces y Tubérculos Andinos, realizó una exposición sobre el Banco de Germoplasma, y el economista Miguel Ordinola, Coordinador de Proyectos de América Latina y el Caribe en el Perú, les explicó el Enfoque de Cadenas y Seguridad Alimentaria y Nutricional que aplica el CIP, así como los avances del Proyecto INPANDES.

La CAN y el CIP vienen ejecutando  el Proyecto “Desarrollo de Innovaciones para la Seguridad Alimentaria y Nutricional en las zonas de Integración Fronteriza Perú-Bolivia: El caso de la papa nativa y la integración fronteriza Perú-Bolivia”, cuyas siglas son INPANDES-CIP, que tiene como objetivo contribuir a la integración fronteriza de ambos países,  mejorar su seguridad alimentaria y nutricional y promover su desarrollo socio-económico a través de diversas acciones con la papa nativa y con la participación organizada de la sociedad civil de Bolivia y Perú. El proyecto se financia con recursos de la Unión Europea. Durante la visita se conversó sobre los avances de INPANDES-CIP y se apreciaron los tubérculos de la cosecha de clones avanzados de papa de la segunda campaña, realizada en Ilave, Puno. Este material fue seleccionado con metodologías participativas en campo de agricultores y es resistente a heladas, tiene alta productividad (20 tm/ha), corto período vegetativo (4-5 meses) y buenas cualidades para consumo y procesamiento, por lo que contribuirá a mejorar la seguridad alimentaria y a generar mejoras en los ingresos de los pequeños productores de las zonas de intervención del proyecto.

“En ocasión de esta visita, me permito poner de relieve el gran trabajo de investigación que el CIP realiza y que permite a miles de productores de territorios andinos mejorar su producción”, señaló el Dr. San Miguel al culminar la visita.

 

Menú