Adaptación climática y reducción de gases de efecto invernadero

Adaptación climática y reducción de gases de efecto invernadero

La agricultura contribuye en gran medida a los medios de vida y a la seguridad alimentaria, pero es vulnerable al cambio climático y es un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero. Se proyecta que cada 1 ° C de calentamiento provocará una reducción del 5% en la productividad de los cultivos y generará cientos de miles de millones de dólares en pérdidas de producción agrícola. Para combatir estos desafíos, el CIP y sus socios desarrollaron docenas de variedades climáticamente inteligentes, de alto rendimiento y resistentes a enfermedades, que combinan las cualidades deseadas por los consumidores y las características requeridas para los climas. A través de la intensificación sostenible, se puede cosechar variedades de papa de maduración temprana en tres meses e incorporarlas entre cosechas de cereales, lo que brinda a los agricultores una ronda adicional de cultivos con insumos mínimos. Utilizando modelos de plagas y enfermedades, los científicos del CIP apoyan la evaluación de riesgos y la toma de decisiones con socios nacionales, ayudándolos a guiar sus esfuerzos de mejoramiento.

RESULTADO CLAVE
  • Una selección cada vez mayor de variedades tolerantes al calor y de maduración temprana permite a los agricultores de arroz y trigo agregar otro cultivo a sus sistemas agrícolas, generalmente durante un período de barbecho, lo que genera ingresos adicionales y una mayor disponibilidad de alimentos. Diversas variedades tolerantes al calor y la sal lanzadas en Bangladesh se cultivan en áreas costeras donde un ciclón dejó las tierras de cultivo demasiado salinas para la mayoría de los cultivos. El CIP espera poder hacer pronto un lanzamiento de papas bio-fortificadas ricas en hierro y zinc en varios países asiáticos, lo que ayudará a reducir aún más la desnutrición. Los posibles beneficios en el bienestar económico gracias a la intensificación sostenible de los sistemas alimentarios basados en el arroz, incluyendo papas de maduración temprana y climáticamente
    inteligentes en Bangladesh se estiman en USD 800 millones.
INNOVACIONES COMPROBADAS