Los cultivadores miran hacia el futuro para combatir la enfermedad de la papa más mortal del mundo

Los cultivadores miran hacia el futuro para combatir la enfermedad de la papa más mortal del mundo

El tizón tardío de la papa es la enfermedad de la papa más destructiva del mundo y le cuesta 10 mil millones de dólares cada año a los países en desarrollo. Esta historia de CIP @ 50 profundiza en un nuevo rápido enfoque para el mejoramiento de la papa que hace que las variedades favoritas de los agricultores sean resistentes al tizón tardío, lo que podría aumentar las ganancias en al menos un 40% dondequiera que se cultive papa. ¿El secreto? Los últimos métodos biotecnológicos combinados con el truco de cultivo más antiguo del libro-recolectar los genes silvestres de los ancestros lejanos de la papa.

Una plaga en el panorama

“La papa es una fuente rápida de dinero. Si lo cultivas, madura rápido. Es fácil de vender. Trae ingresos.”

Para Herbert Magara Nkuba, un productor de papas de Uganda, el futuro parece resplandeciente. La demanda de sus papas Victoria está aumentando, especialmente en los mercados urbanos lucrativos. Sin embargo, una enfermedad destructiva parecida a un hongo- el tizón tardío-ha echado raíces en su granja. No está solo. La enfermedad del tizón tardío ha mantenido su lugar como el principal impedimento para los productores de papa desde que provocó la hambruna de la papa en Irlanda en la década de 1840. A los productores de papa en los países en desarrollo les cuesta un estimado de USD 10 mil millones por año en todo el mundo en pérdida de cultivos y agroquímicos.

“En Uganda,  300,000 agricultores dependen de la papa para la generación de ingresos y la alimentación. El tizón tardío reduce significativamente los ingresos familiares y presenta riesgos para la salud humana y ambiental,” dice el Dr. Eric Magembe, Científico Investigador del Centro Internacional de la Papa (CIP). “Desafortunadamente, las variedades más populares entre los agricultores y los consumidores, como Victoria, son particularmente susceptibles.”

Los esfuerzos de los pequeños agricultores para hacer frente a los brotes con fungicidas suelen ser ineficaces. “Algunos agricultores rocían 12 veces en una temporada, lo que cuesta una cuarta parte del valor total de su cosecha”, explica Abel Arinaitwe, Oficial de Investigación de la Organización Nacional de Investigación Agrícola en Uganda (NARO- National Agricultural Research Organisation in Uganda). “Para ahorrar dinero, pueden usar menos aerosol de lo que deberían o esperan hasta que aparezca la plaga. En ese momento, es demasiado tarde y los brotes pueden tomar el 60% de la cosecha del agricultor. Además de esto, muchos agricultores no usan equipo de protección.”

Mantenerlo en la familia

Los científicos del CIP se pusieron a trabajar para hacer que Victoria fuera resistente al tizón tardío tomando tres genes resistentes de parientes silvestres de la papa mexicana y argentina y transfiriendo esos genes a cinco variedades de papa preferidas por los agricultores, incluida Victoria, que se utilizan en África subsahariana.

Los parientes silvestres de cultivos están genéticamente relacionados con los cultivos domésticos. Sin la intención de los humanos, continúan evolucionando en la naturaleza, desarrollando rasgos como la tolerancia a la sequía o la resistencia a las plagas. Han sido valorados por los agricultores desde los inicios de la agricultura como fuente de rasgos para producir nuevas variedades utilizando métodos tradicionales de cultivo.

“A medida que el patógeno evoluciona continuamente, necesitábamos actuar con rapidez”, dice el Dr. Marc Ghislain, Biotecnólogo Sénior del CIP. “El cultivo convencional es demasiado lento. La biotecnología coloca variedades en los campos de los agricultores mucho más rápidamente. En solo tres años, hemos mejorado Victoria- llamada 3R Victoria- que ahora puede crecer sin una sola aplicación de fungicida”.

Conoce la nueva- igual que la anterior

Para la asimilación, también es fundamental que las variedades mejoradas conserven las características de las anteriores.

“Trajimos a los agricultores a las pruebas de campo para que pudieran ver las diferencias entre la biotecnología y las variedades originales de Victoria”, continúa Ghislain. “El primer grupo de plantas estaba verde y saludable, mientras que el segundo estaba completamente muerto. Los agricultores quedaron impresionados y también complacidos de poder reconocer rasgos familiares-desde la forma de los tubérculos hasta el color de la cáscara. Era la variedad a la que estaban acostumbrados».

Los expertos estiman que la adopción podría alcanzar un impresionante 50% en los próximos 15 años. Los agricultores tendrán la libertad de acceder a las variedades mejoradas como lo hacen ahora, guardando o intercambiando semillas con los vecinos, o comprándolas a proveedores locales.

Las agricultoras también tendrán más incentivos para adoptar variedades resistentes al tizón tardío. “Eliminar la necesidad de pesticidas hace que las papas sean menos costosas y laboriosas de cultivar para las mujeres. Podrán volver a la producción y ganar dinero para cubrir costos como las cuotas escolares y atención médica”, dice la Dra. Barbara Zawedde, Coordinadora del Centro de Información de Biociencias de Uganda.

De parcelas de prueba a parcelas de agricultores

Junto con el trabajo en Uganda, las variedades mejoradas se probarán y lanzarán tras la aprobación regulatoria en Etiopía y Nigeria. En África subsahariana, como en gran parte del mundo, la aceptación de cultivos creados con nuevas biotecnologías aún no es uniforme, a pesar de que la mayoría de los países los están probando en laboratorios, invernaderos y ensayos de campo.

Las tecnologías de ingeniería genética representan una herramienta fundamental dentro de un enfoque de sistemas alimentarios mucho más amplio adoptado por CIP para beneficiar a más de 2 millones de agricultores en África y Asia. Las innovaciones para aumentar los rendimientos y los ingresos incluyen semilla de papa de calidad, gestión mejorada de cultivos y enfoques de cadena de valor. El cultivo acelerado es una herramienta que será la piedra angular de la estrategia renovada de investigación e innovación de One CGIAR para transformar los sistemas de alimentos, tierra y agua en una crisis climática.

Como resume Arinaitwe: “Para mí, será un día maravilloso cuando estas papas lleguen a manos de los agricultores.”

Socios y donantes

Científicos que trabajan en la Universidad de Wisconsin, en la Universidad e Investigación de Wageningen y en el Laboratorio Sainsbury identificaron y aislaron los genes resistentes que provienen de Solanum bulbocastanum y Solanum venturi. La lista completa no se encuentra en el resumen-se agregará + CRP

 

Menú