Un enfoque de sistema alimentario para la deficiencia en vitamina A

Un enfoque de sistema alimentario para la deficiencia en vitamina A

Los métodos de secuenciación y ensamblaje de ARN pequeño revolucionan la detección de virus en la ciencia de cultivos y más
Caja de Herramientas de RTB: Sembrar semillas de cambio para la transformación del sistema alimentario

El 2021 marca el punto medio de la Década de Acción sobre la Nutrición de las Naciones Unidas y un punto de inflexión fundamental para que los gobiernos, los socios para el desarrollo y los líderes empresariales intensifiquen las acciones para eliminar la desnutrición en todas sus formas. Este primer artículo de la serie CIP @ 50, analiza cómo el camote de pulpa anaranjada, rico en vitamina A, contribuye a la nutrición, el clima y el crecimiento inclusivo. Esta triple ventaja lo convierte en la herramienta perfecta con el fin de ayudar a transformar los sistemas alimentarios para que sean más saludables, sostenibles y resistentes.

Un enfoque de sistema alimentario para la deficiencia en vitamina A
“Como sé que el camote de pulpa anaranjada es bueno para nuestra salud, me aseguro de tenerlo en nuestros platos todos los días”, dice Marie Claire Mukakimenyi, agricultora y madre viuda de cinco hijos en el centro de Ruanda. Marie Claire es una de los millones de agricultores que se han beneficiado de un programa transformador, dirigido por el Centro Internacional de la Papa (CIP) del CGIAR, con el fin de expandir la producción y el consumo de camote de pulpa anaranjada para reducir la deficiencia de vitamina A.

La deficiencia de vitamina A es devastadora. Es la principal causa de ceguera en el mundo y afecta a más de 140 millones de niños en todo el mundo. Y, sin embargo, solo un camote bio-fortificado de pulpa anaranjada, pequeño y fácil de cultivar, puede proporcionar las necesidades diarias de vitamina A de un niño. A través del trabajo del CIP y nuestros socios, este tubérculo nutritivo ha llegado a más de siete millones de hogares en África y el sur de Asia, y ha adquirido reconocimiento internacional a lo largo del camino.

Ir a la raíz de la solución
Las variedades de camote de pulpa blanca dominan en África y el sur de Asia, pero carecen de los altos niveles de beta-caroteno que abundan en sus parientes de pulpa anaranjada (el beta-caroteno es un pigmento anaranjado que el cuerpo convierte en vitamina A). Al ver el potencial que estas variedades podrían aportar para llenar las brechas de micronutrientes, los científicos del CIP comenzaron a trabajar con los institutos nacionales de mejoramiento de cultivos para establecer poblaciones de variedades de pulpa anaranjada ricas en beta-caroteno. Debido a su complejidad genética, el camote es un cultivo difícil de mejorar, pero los programas en 20 países de África y el sur de Asia han logrado mejorar y liberar más de 100 variedades de camote de pulpa anaranjada durante la última década.

“Una vez que esas semillas, esas variedades, están en el sistema alimentario, están disponibles año tras año, entregando nutrientes, resiliencia y mejores medios de vida”, explica Jan Low, científico principal del CIP. “Pero para asegurarse de que se integren en los sistemas alimentarios locales, no se puede simplemente introducir nuevas variedades o intercambiar una por otra. Es fundamental conseguir la aceptación de las comunidades objetivo mediante la recopilación de comentarios de los usuarios y la incorporación de esas preferencias en los programas de mejoramiento para garantizar la aceptación «.

Simon Heck, líder del programa, está de acuerdo. “Los comentarios de los consumidores nos dijeron desde el principio del programa que en los lugares donde la gente come camote principalmente hervido, no les gustan algunas de las variedades tempranas. Eran mucho más suaves que el camote blanco firme al que estaban acostumbrados. Por eso, nuestros mejoradores se centraron en aumentar el contenido de materia seca. Curiosamente, las variedades más suaves ahora se prefieren para otros usos que han surgido, como procesarlas en puré para usarlas en otros platos».

Las variedades también deben satisfacer las necesidades de los agricultores en lo que se refiere a crecer bien en entornos hostiles. El camote es de crecimiento rápido, lo que reduce el riesgo de que la cosecha se pierda. Felizmente, el camote es asequible, se adapta bien al cultivo en diferentes altitudes y es resistente al clima. Estas cualidades hacen que el cultivo sea atractivo para los agricultores, ya que puede generar rendimientos confiables y rápidos en el mercado, especialmente cuando se acompaña de esfuerzos para aumentar la demanda de los consumidores.

Menú