Manejo de Gusano Blanco

Lucía Torres1, Patricio Gallegos2, Carmen Castillo2 y César Asaquibay2

1Centro Internacional de la Papa (CIP), Quito, Ecuador
2Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), Quito, Ecuador

Actualizado: Abril 2011

Contenido

Introducción

El gusano blanco Premnotrypes vorax (Hustache) es considerado como una de las plagas más importantes del cultivo de papa en la parte alta de la sierra ecuatoriana. Su presencia en los campos de papa provoca altos niveles de pérdida económica. Cuando el ataque de esta plaga es severo puede ocasionar la pérdida total del cultivo (Gallegos et al., 1997).

Ciclo de vida

Constituye los diferentes estados o etapas por las que pasa un insecto (Bastidas et al., 2005).

Huevo. Una vez que el adulto ha realizado la cópula, la hembra fecundada perfora y oviposita en el interior de tallos de 2 mm de grosor aproximadamente (Fotografía 1). En casos extremos deposita los huevecillos debajo de terrones (Gallegos et al., 1997). Los huevos son redondos, ligeramente ovalados y muy pequeños (miden entre 1.7 mm de largo y 0.5 mm de diámetro). Al inicio son de color blanco brillante y a medida que van madurando cambian a un color blanco perla (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco

Fotografía 1. Oviposturas del gusano blanco.
(P. Gallegos; C. Asaquibay)

Gusano o larva. Es de color blanco cremoso, con la cabeza de color café. Pasa por diferentes etapas y en la última fase mide de 11 a 14 mm de largo. Tiene el cuerpo en forma de letra C (Fotografía 2). Las larvas forman túneles en los tubérculos que pueden alcanzar una profundidad de 3 a 4 cm e inclusive llegan a atravesar la papa (Fotografía 3) (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco1

Fotografía 2. Larva de gusano blanco.
(C. Asaquibay)

GusanoBlanco2

Fotografía 3. Daño ocasionado por larvas de gusano blanco.
(C. Asaquibay)

Pupa. Cuando el gusano ha madurado sale del tubérculo y busca un lugar en el suelo para cambiar a su siguiente estado, denominado pupa. Previamente se protege con una capa de suelo que lo cubre completamente, dando la apariencia de un terrón (Fotografía 4). Esta transformación la realiza a una profundidad de 10 a 25 cm. Al inicio la pupa es de color blanco y posteriormente toma un color amarillento (Bastidas et al., 2005).

GusanoBlanco3

Fotografía 4. Pupas de gusano blanco.
(J. Alcazar)

Adulto. Mide aproximadamente 7 mm de largo y 4 mm de ancho . El cuerpo es de color gris, aunque puede tomar la tonalidad del suelo en el que se encuentra, haciendo difícil su detección (Fotografía 5). La parte delantera de la cabeza presenta una tonalidad amarillenta y termina en un pico (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005). La hembra es ligeramente más grande que el macho, de aspecto redondeado y con una línea amarilla a lo largo de la unión entre las dos alas. El macho es más pequeño, alargado y no posee la línea amarilla que presenta la hembra. Macho y hembra no pueden volar porque sus alas anteriores están soldadas entre sí y las posteriores son atrofiadas. Sin embargo son muy hábiles para caminar (Gallegos et al., 1997).

GusanoBlanco4

Fotografía 5. Adulto del gusano blanco.
(N. Panchi)

La duración de cada estado a una temperatura promedio de 16º C se muestra en Tabla 1.

Tabla 1. Tiempo de duración de cada estado del gusano blanco.

Estado

Duración (días)*

Huevo

35

Gusano o larva (5 a 6 fases)

38

Prepupa y pupa

44

Período de endurecimiento del adulto

17

Total

134

*En las localidades más frías, este tiempo puede aumentar.
Fuente: Gallegos et al. (1997); Bastidas et al. (2005)

Hábitos del insecto

Durante el día el adulto prefiere ocultarse en lugares frescos oscuros y húmedos, como en la base de plantas de papa o debajo de terrones. Durante la noche, el adulto recorre el campo en busca de alimento (Gallegos et al., 1997).

Forma de alimentación del gusano blanco. El adulto se alimenta de toda la planta de papa. Come el borde de las hojas de la planta de papa realizando una media luna. También puede alimentarse de la base del tallo y si no existe otra fuente de alimento puede consumir parte del tubérculo cuando estos se encuentran expuestos en la superficie del suelo (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005). El adulto consume con mayor agrado las hojas (foliolos) del tercio medio y del tercio inferior de la planta (Figura 1). Debido a que estas hojas son las de mayor edad poseen una consistencia diferente a las hojas más jóvenes (Gallegos et al., 2002).

GusanoBlanco6

Figura 1. Preferencia de consumo alimenticio del adulto del gusano blanco en la planta de la papa
Fuente: Gallegos et al. (2002).

El insecto también tiene preferencia por ciertas hojas dentro de la rama (hoja compuesta). Consume en mayor cantidad las hojas de la parte final y en menor grado las hojas del medio y de la base de la rama (Figura 2). (Gallegos et al., 2002).

GusanoBlanco7

Figura 2. Preferencia de consumo alimenticio del adulto de gusano blanco en la rama (hoja compuesta) de papa. En esta figura los foliolos son referidos como hojas.
Fuente: Gallegos et al. (2002).

El conocimiento sobre qué partes de la planta el insecto usa para alimentarse ayuda a incrementar la eficiencia de control y a reducir sus costos, por cuanto permite dirigir la aplicación de insecticidas al sitio de mayor presencia del insecto (Gallegos et al., 2002).

Fuentes de infestación. Se han identificado varias fuentes de infestación de la plaga: (i) la misma sementera; (ii) malezas hospederas como llantén negro (Plantago lanceolata), gula, coloradilla o pactilla (Rumex acetosella), lengua de vaca o pacta (Rumex crispus) entre otros; (iii) campos contiguos con suelo recién preparado o cosechado hace poco tiempo; y (iv) lugares de almacenamiento de papas. La mayor cantidad de adultos en el campo se presenta inmediatamente después de la preparación del suelo (Gallegos et al., 1997).

Manejo integrado

El manejo integrado de plagas tiene por objetivo reducir el daño, disminuir los costos de protección de los cultivos y reducir o evitar los efectos colaterales indeseables causados por los insecticidas. El mejor control del gusano blanco se basa en la aplicación secuencial de un conjunto de medidas de manera que cada una de ellas contribuya a una mayor sanidad de los tubérculos (Barrera y Crissman, 1999).

Métodos culturales

Son métodos que involucran la manipulación de los factores ambientales. Se basan en el conocimiento de la plaga y su relación con el cultivo (Bastidas et al., 2005).

  • Preparación del suelo. Con una adecuada preparación del suelo se expone a las larvas y pupas a la acción del sol y al ataque de pájaros u otros animales. Además promueve que los adultos se liberen de su celda pupal (Bastidas et al., 2005).
  • Fechas de siembra. Al retrasar la siembra luego de la preparación del suelo, se rompe el ciclo del insecto ya que este se ha adaptado a las diferentes etapas del cultivo (Bastidas et al., 2005).
  • Período de campo limpio. La ausencia de plantas de cualquier tipo en el campo por un período de tiempo de al menos 30 días antes de la siembra afecta la supervivencia de larvas (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).
  • Cosecha completa. En el terreno no deben quedar plantas sin cosechar, ni dejar tubérculos (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).
  • Rotación de cultivos. La aplicación de esta práctica permite romper el ciclo de vida del insecto y por lo tanto reduce su población. Es mejor si se rota con cultivos que requieren de deshierbas. Una rotación consecutiva de tres cultivos reduce los daños en un 30% (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).

Métodos mecánicos

Son métodos que permiten matar directamente a la plaga o impedir su ingreso al campo del cultivo (Bastidas et al., 2005).

Trampas. Cumplen la función de atraer y dar refugio a los adultos del gusano blanco durante el día y de esta manera concentrar la población para eliminarla con insecticidas químicos o biológicos (Fotografías 6 a 8). Funcionan muy bien en suelos sueltos (Gallegos et al., 1997; Oyarzún et al., 2002; Bastidas et al., 2005). A continuación se describen las características de las trampas (Gallegos et al., 1997):

  • Dimensiones de la trampa: 40 x 40 cm.
  • Se utiliza como cebo ramas de plantas de papa, plantas pequeñas de papa o un puñado de brotes de papa.
  • Al follaje se puede aplicar acefato 75 PS (polvo soluble) en dosis de 2 g/l de agua o profenofos EM (emulsión concentrada) 2.5 cc/l. Se realiza una nueva aplicación en cada cambio de follaje (cada 10 días a 15 días). Se cubre con cartón u otro material para proveer oscuridad y mantener la humedad.

Las trampas se deben colocar cada 10 m el número recomendado de trampas por hectárea es de 100. Colocadas desde la preparación del suelo hasta la emergencia del cultivo. El número puede ser menor cuando las trampas son empleadas como sistema de diagnóstico para la población de la plaga. La renovación del follaje se realiza cada 10 a 15 días.

GusanoBlanco8

Fotografía 6. Trampa para el adulto del gusano blanco.
(C. Asaquibay)

 

GusanoBlanco9

Fotografía 7. Disposición en el campo de las trampas para gusano blanco.
(J. Alcazar)

 

GusanoBlanco10

Fotografía 8. Recolección de adultos de gusano blanco en trampas.
(J. Alcazar)

Plantas cebo. Su función consiste en atraer a los adultos durante la noche para alimentarse de ellas y envenenarlos por medio de insecticidas. Al colocarlas luego de la preparación del suelo y al no existir otras fuentes de alimento en el campo, los insectos se dirigen a ellas. Consiste en el transplante de plantas de papa o siembra de tubérculos, preferentemente con un mes de anticipación a la siembra del cultivo de papa (Fotografía 9). Se distribuyen intercaladamente con las trampas en toda el área en una cantidad de al menos 100 por hectárea. Son efectivas tanto en suelos sueltos como en suelos arcillosos.

GusanoBlanco11

Fotografía 9. Planta cebo.
(C. Asaquibay)

Es preferible usar las plantas cebo antes de la siembra. Sin embargo, en caso de que éstas dificulten los trabajos de preparación del suelo, se deberán reestablecer inmediatamente después de la siembra del cultivo definitivo de papa. Luego del transplante o emergencia, se aplicará al follaje de estas plantas uno de los productos indicados para las trampas, cada 15 o 20 días, hasta la emergencia del cultivo. Según el nivel de infestación, una planta cebo puede eliminar alrededor de 800 adultos de gusano blanco en un lapso de cinco días (Fotografía 10) (Gallegos et al., 1997; Oyarzún et al., 2002; Bastidas, et al. ,2005).

GusanoBlanco12

Fotografía 10. Recolección de adultos provenientes de una planta cebo.
(J. Alcazar)

Plantas borde. Se siembran dos a tres surcos de papa en los bordes de la nueva sementera al menos un mes antes de la siembra del cultivo principal (Fotografía 11). Luego de la emergencia de las plantas se recomiendan aspersiones foliares cada 15 días hasta la completa emergencia del cultivo principal con acefato 75 PS 2 g/l o profenofos EM 2.5 cc/l. Se puede complementar con una barrera plástica (Gallegos y Asaquibay s/a).

GusanoBlanco13

Fotografía 11. Plantas borde.
(C. Asaquibay)

Trampas para atrapar huevecillos de gusano blanco. Funcionan durante todo el cultivo, incluso hasta 30 días antes de la cosecha. Es una tecnología de fácil aplicación pues emplea materiales locales. Consisten en una pequeña cantidad de paja de páramo (Stipa sp.) o de tallos de Rye grass (Lolium perenne) (50 tallos aproximadamente, por sitio) que se los coloca en medio de los surcos o en la base de las plantas, en una cantidad de 100 sitios por hectárea, especialmente cerca de los bordes.

Se deben renovar máximo cada 20 o 25 días para evitar que las larvas que nacen se dirijan hacia la zona de tuberización (Gallegos et al., 2003; Gallegos y Asaquibay, s/a).

Barreras plásticas. Consiste en usar barreras físicas para evitar la migración de los adultos del gusano blanco hacia terrenos en los que se va instalar el nuevo cultivo de papa (Fotografías 11 y 12). Se ha confirmado que los adultos del gusano blanco pueden migrar desde parcelas que se encuentran a 30 m de distancia, aún cuando exista algún cultivo entre parcelas. Sin embargo no pueden trepar barreras plásticas. A continuación se describen las características de las barreras plásticas (P. Gallegos, datos no publicados):

  • El plástico a utilizar puede ser negro o claro, incluso se puede reutilizar el plástico proveniente de invernaderos. Debe estar sostenido por estacas cada tres metros. El extremo superior del plástico se dobla alrededor de una piola, y se sujeta mediante grapas.
  • El plástico se entierra a 10 cm debajo del suelo. Sobre el suelo debe sobresalir de 40 a 50 cm
  • A los dos lados de la barrera se deben colocar trampas, que se ubicarán de 12 a 15 m de distancia entre sí. Este trampeo y la barrera se debe mantener durante todo el cultivo, especialmente en época lluviosa cuando la migración del adulto es mayor.

barrerasplasticas

Fotografía 12. Barreras plásticas.
(I. Navarrete)

Es importante mencionar que la tecnología de barreras plásticas es eficiente, sin embargo su costo de implementación es alto, limitando su uso.

Control químico

La aplicación de las medidas de control indicadas anteriormente permite obtener tubérculos con alta sanidad. Sin embargo, si hubiera algún impedimento para su empleo, se puede recurrir a un uso racional de insecticidas. Se recomienda hacer aplicaciones al follaje en las primeras etapas del cultivo y no después de la floración, es decir a los 35, 60 y 80 días después de la siembra. A los 35 días se debe aplicar a todo el follaje, a los 60 y 80 días al tercio inferior de la planta. En la tercera aplicación no se debe exceder de 700 l por hectárea. Se recomienda acefato (Orthene) 75 PS 2 g/l, profenofos (Curacron) EM 2.5 cc/l o triflumuron (Alsystin) 1.5 cc/l (Gallegos et al., 1997; Bastidas et al., 2005).

Tomando en cuenta la preferencia de consumo del gusano blanco (tercio medio e inferior de la planta y las hojas de la punta de la rama) se recomienda dirigir las aplicaciones de control a la mitad inferior de la planta, y a la parte terminal de las ramas (hojas compuestas) y realizar las aplicaciones pasando un surco y dentro del surco se puede aplicar alternadamente a cinco plantas y no aplicar a las cinco siguientes y así sucesivamente (Gallegos et al., 2002).

En una investigación realizada por Freire (2002), se determinó que la aplicación de insecticida a la mitad inferior de la planta y en surcos alternos puede reducir el uso del insecticida en 50%.

Control biológico

Los hongos Beauveria sp. y Metarhizum sp. se consideran los patógenos más importantes para controlar adultos del gusano blanco (Bastidas et al., 2005). Se ha determinado que el control con Beauveria sp. y Metarhizum sp., es efectivo pero aún no se dispone de formulaciones comerciales (P. Gallegos, datos no publicados).

Se ha comenzado también el estudio de nemátodos entomopatógenos Heterorhabditis sp. y Steinernema sp. Estos nemátodos se reproducen en laboratorio dentro de larvas de polilla mayor de la cera (Galleria mellonella). A continuación se describe el proceso experimental que se lleva a cabo en el campo para la reproducción de estos nematodos (C. Asaquibay, datos no publicados):

  • Elaborar composteras de 1.0 x 2.0 x 0.2 m, con tres partes de tierra por una de materia orgánica (estiércol de animales de granja).
  • Una vez elaborada la compostera se colocan 30 larvas de G. mellonella inoculadas con nemátodos, junto con 100 larvas de cutzo (Barotheus castaneus o Phyllophaga sp.), que servirán para incrementar la población de los nemátodos.
  • Se colocan ramas o paja para mantener la humedad y proteger la compostera del sol.
  • Se debe voltear la compostera cada 15 días y se debe mantenerla húmeda (a capacidad de campo).
  • La cosecha de la compostera se realiza a los 45 días. Se obtiene un compost enriquecido que a más de mejorar la estructura del suelo y de proveer nutrientes a las plantas, proporciona nemátodos entomopatógenos que controlan al gusano blanco en su estado larval.
  • Se debe aplicar 800 g de compost por cada planta, a la siembra, rascadillo, medio aporque y aporque.
  • Es importante mencionar que la tecnología de nematodos entomopatógenos se halla en validación.

Capacitación a agricultores

En nuestro país, especialmente con agricultores de bajos recursos, esta plaga sigue causando grandes daños. Esto es debido a que los agricultores desconocen al insecto, su ciclo de vida y en general varios temas que son indispensables para tomar decisiones apropiadas para controlar la plaga. Bastidas et al. (2005) desarrollaron una guía para facilitar el aprendizaje sobre el control del gusano blanco, la cual cubre los siguientes temas: (i) biología y comportamiento de Premnotrypes vorax; (ii) manejo integrado; (iii) hospederos; y (iv) recomendaciones sobre el uso de plaguicidas.

Referencias

Barrera, V. y Crissman, C. 1999. Estudios de caso del impacto económico de la tecnología generada por el INIAP en el rubro papa. Quito. INIAP. 72 p.

Bastidas, S., Morales, P., Pumisacho, M., Gallegos, P., Heredia, G. y Benítez, J. 2005. El catzo o adulto del gusano blanco de la papa y alternativas de manejo. Guía de aprendizaje para pequeños agricultores. Quito. INIAP. 78 p.

Freire, M. 2002. Control del gusano blanco Premnotrypes vorax H. de la papa Solanum tuberosum L. mediante triflumurón. Chimborazo y Carchi. Quito. Tesis Ing. Agr. Universidad Central del Ecuador. Quito. 79 p.

Gallegos, P., Ávalos, G. y Castillo, C. 1997. Gusano Blanco (Premnotrypes vorax) en el Ecuador: Comportamiento y Control. Quito. INIAP. 35 p.

Gallegos, P., Asaquibay, C., Freire, M. y Williams, R. 2002. Conozca la forma de alimentación y control del adulto del gusano blanco (Premnotrypes vorax) en el cultivo de papa. Quito. INIAP. Plegable 196.

Gallegos, P., Asaquibay, C. y Williams, R. 2003. Desarrollo de métodos de biocontrol de Premnotrypes vorax: Nueva propuesta de manejo integrado del gusano blanco Premnotrypes vorax en el cultivo de la papa Solanum tuberosum. En: Memorias de actividades del área de entomología (2003). Departamento Nacional de Protección Vegetal (DNPV). Quito. INIAP. 2 – 6 pp.

Gallegos, P. y Asaquibay, C. s/a. Fichas técnicas de control de Gusano blanco de la papa. Quito. INIAP. 9 p.

Oyarzún, P., Gallegos, P., Asaquibay, C., Forbes, G., Ochoa, J., Paucar, B., Prado, M., Revelo, J., Sherwood, S. y Yumisaca, F. 2002. Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades. In: El cultivo de la papa en el Ecuador. Pumisacho, M. y Sherwood, S. (eds.). Quito. pp. 85-169.

 

Menú