Midiendo las perdidas potenciales en la cadena de valor de la papa en el Peru.

La pérdida y el desperdicio de alimentos se refieren a la merma que se da en las distintas etapas de la cadena de producción y aprovisionamiento de alimentos destinados al consumo humano. De allí que los conceptos pérdida poscosecha o pérdida de alimentos pueden llegar a ser confusos, porque no incluyen las pérdidas que se producen antes de la cosecha. Esto explica por qué hoy en día se sugiere hablar de pérdidas potenciales y pérdida de alimentos, ya que permiten incluir todo lo que no se concretó en la etapa productiva (IFPRI, 2016). Se estima que hasta un tercio de todos los alimentos se desperdicia antes de ser consumido por las personas, mientras hay mil millones de personas que pasan hambre en el mundo (FAO, 2016). El efecto de estas pérdidas impacta sobre la cantidad de alimentos disponibles para las personas, pero también en la economía de los actores de los distintos eslabones de la cadena de valor, porque se pierden horas de mano de obra, agua, energía, fertilizantes, pesticidas, además de las emisiones que la producción genera, entre otros. Las pérdidas pueden ocurrir en la etapa de producción, posproducción, procesamiento, distribución o consumo, a lo largo de las cuales se presentan diversos problemas, como plagas y enfermedades, transporte y almacenamiento, entre otros. Ante la gravedad del problema, una serie de organizaciones públicas y privadas trabajan desde hace algunos años en un programa para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, cuyo objetivo es sensibilizar sobre su impacto y hallar posibles soluciones, además de fomentar la colaboración y coordinación de iniciativas a nivel mundial, y el desarrollo de políticas para su reducción. Realizar este tipo de estudios en el Perú se justifi ca por varios motivos: no existe información sobre las pérdidas a lo largo de la cadena comercial de la papa; existe escaso conocimiento de metodologías para la identificación de puntos críticos y de la magnitud de las pérdidas; es importante conocer cuáles son las medidas preventivas para reducir las pérdidas; hay que visibilizar la problemática con fines de incidencia en políticas. El análisis realizado en el Estudio de Pérdidas Potenciales en la Cadena Productiva de la Papa en el Perú, que fue promovido por el Centro Internacional de la Papa (CIP) bajo el auspicio del Programa Políticas, Instituciones y Mercados (PIM, por sus siglas en inglés) del Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés), incluye la medición de las pérdidas desde antes de la cosecha. Los resultados muestran que es a nivel del productor donde se evidencia la mayor cantidad de pérdidas en la cadena de papa en el Perú, a diferencia de países con economías más desarrolladas donde las pérdidas más importantes se concentran en etapas posteriores a la producción.

Citation: Ordinola, M.; Triveño, G. 2017. Midiendo las perdidas potenciales en la cadena de valor de la papa en el Peru. Papa Andina Innovation Brief 4. Centro Internacional de la Papa. Lima, Peru. 8 p.
2018-06-05

brief

Menu