RTB: Innovaciones en Raíces y Tubérculos para Mejorar las Cosechas y los Medios de Subsistencia

El CIP es el centro líder del Programa de Investigación del CGIAR de Raíces, Tubérculos y Bananas (RTB). La mayor parte del trabajo del CIP se planifica e informa a través de RTB, que reúne a diversos socios para realizar investigaciones conjuntas, desarrollar soluciones y compartir conocimientos entre cultivos y centros. El espíritu de aprendizaje y colaboración entre cultivos que subyace en el corazón del programa ha mejorado la investigación para el desarrollo del CIP y de una gran variedad de socios. Para su segunda fase, que comenzó en 2017, el RTB puso más énfasis en el escalamiento de tecnologías y enfoques que desarrollan los centros de investigación. Esto es encabezado por el emblemático Proyecto 5 del Programa: ‘Mejora de los Medios de Subsistencia a Escala’, que está facilitando el diseño y la ejecución de estrategias para el escalamiento de innovaciones que logren el mayor impacto posible. 

Distribución de esquejes de camote en Ruanda. Mejorar el acceso de los agricultores a material de siembra de calidad es una de las áreas de investigación entre cultivos del programa RTB.
Una subvención del Fondo de Escalamiento de RTB está ayudando al CIP y sus socios a escalar el método Triple S en Etiopía y Ghana.

Uno de los mecanismos creados para esto es el Fondo de Escalamiento de RTB, que en 2017 otorgó sus primeras subvenciones a tres equipos de científicos como parte de un esfuerzo más grande para ayudar a llevar a escala innovaciones prometedoras. Entre los beneficiarios figura un equipo dirigido por la investigadora del CIP Margaret McEwan, que está desarrollando un método para la conservación de raíces de camote para producir material de siembra.

Conocido en inglés como. Triple S, por las iniciales en ese idioma de Almacenamiento en Arena y Brotamiento, el método consiste en almacenar las raíces de camote en arena durante la estación seca y sembrarlas en semilleros seis a ocho semanas antes de que comiencen las lluvias, lo que permite a los agricultores producir suficientes esquejes para plantarlos cuando se reanuden las lluvias. El método superó exitosamente las pruebas en variadas agroecologías y es usado por agricultores de nueve países del sub Sahara africano. El CIP y sus socios están usando la subvención del Fondo de Escalamiento de RTB para capacitar capacitadores y realizar campañas con enfoque de género en los medios masivos con el objetivo de lograr que 45,000 agricultores de Etiopía y Ghana usen la tecnología.

Herramientas conjuntas del sistema de semillas

La dificultad de producir lianas de camote para sembrarlas en áreas con largos periodos secos es un indicativo de los obstáculos que enfrentan los agricultores de raíces y tubérculos para obtener o mantener material de siembra de calidad, Los cultivos de raíces, tubérculos y bananas se propagan clonalmente, lo que quiere decir que los agricultores siembran tubérculos, retoños, tallos o esquejes, que son llamados comúnmente ‘semillas’.  Esto presenta varios retos para los agricultores,  incluyendo bajas tasas de multiplicación de semillas, material de siembra voluminoso y perecible y rápida degeneración de semillas, lo que se traduce en bajos rendimientos del cultivo.

Distribución de tallos de yuca en Nigeria. Los cultivos propagados clonalmente presentan desafíos comunes para los pequeños agricultores. Foto: IITA.
Gráfico de las transacciones de los agricultores de papa en Ecuador producido mediante el análisis de las redes de impacto.

“Debido a que estos cultivos enfrentan desafíos y oportunidades similares, un método o una tecnología desarrollada para un cultivo con frecuencia puede ser usado en otro”, señaló Jorge Andrade-Piedra, investigador del CIP. Explicó que por eso el programa RTB reunió a científicos de diferentes centros de investigación y disciplinas para trabajar temas de semillas. “El RTB facilitó la creación de una comunidad de práctica informal donde surgieron preguntas comunes de investigación que condujeron al desarrollo de enfoques aplicables a varios cultivos”.

Jorge y Margaret dirigieron la colaboración de los investigadores de todos los centros de RTB para desarrollar un conjunto de herramientas para el sistema de semillas. Dichas herramientas les permiten a los profesionales entender y diagnosticar sistemáticamente problemas de los sistemas de semillas propagados clonalmente y determinar cómo intervenir eficazmente en ellos. En 2017, las tecnologías de ese conjunto de herramientas comenzaron a validarse en 14 proyectos con cultivos de RTB, en Asia, África y Sudamérica.

Una de esas herramientas, un marco de sistema de semillas aplicable a varios cultivos, con enfoque de género, se usó para evaluar la efectividad de las tecnologías de multiplicación rápida para la producción de semillas de papa en África e identificar los cuellos de botella en los sistemas de semilla de papa en la India. El marco también se está usando para analizar los sistemas de semilla de camote en Etiopía, el abastecimiento de material de siembra de yuca en Nigeria y de material de siembra de banana en Uganda, entre otras investigaciones. Otra herramienta, ‘análisis de las redes de impacto’ ha profundizado la comprensión de los investigadores acerca de las redes de intercambio de semillas de los agricultores y cómo éstas facilitan la propagación de patógenos. Una encuesta para estimar la estructura de las redes de transacciones de semillas y de papa para consumo de los agricultores de Ecuador permitió a los investigadores identificar los nodos prioritarios para el monitoreo de enfermedades y la capacitación en manejo de enfermedades.

“Es grandioso ver a los científicos del CIP tan comprometidos con las RTB, contribuyendo con toda nuestra gama de cultivos. Muchas intervenciones en el sistema de semillas de RTB han sido deficientes, pero como no había un marco sistemático de comparación o de diseño de la intervención, se habían extraído pocas lecciones de lo que funciona. Por lo tanto, espero que el conjunto de herramientas del sistema de semillas se use ampliamente en las RTB y fuera de ellas. Ahorrará tiempo ya que los investigadores pueden aprovechar las herramientas existentes en lugar de desarrollar las suyas, y al tenerse una evidencia de lo que funciona se debería expandir el impacto de las intervenciones de los sistemas de semillas”, precisó Grahan Thiele, Director de RTB.

You must be logged in to post a comment.
Menu