Catalina Gago: Cuando preparo nuestras papas, se abren como una rosa

Catalina Gago
Comunidad Cuculish, Laraos,
Provincia de Yauyos, Perú

«Este año hemos cosechando tan solo una modesta cantidad de papas porque fuimos afectados por la lluvia y la sequía.

Las papas nativas solo son regadas con la lluvia. Todo se hace a mano. No usamos maquinaria porque el espacio en nuestras tierras (terrazas) es limitado. Vendemos papas nativas en pequeñas cantidades porque para vender en mayor cantidad se necesita tener grandes parcelas de tierra.

En nuestra comunidad probablemente tenemos unas 60 variedades de papas nativas.

Amo cultivar las flores de la papa cuando están floreciendo porque es hermoso, el olor de las flores y de nuestra tierra negra. Cosechamos descalzos para que la Terramicina del suelo entre por nuestros pies y nos dé buena salud. Cosechamos papa de todos los colores. Llevamos nuestras ollas al campo y las sancochamos allí mismo. Nuestras papas se abren como rosas. A veces usamos cuyes para comerlos con nuestras papas.

El calentamiento global realmente nos ha afectado. La tierra se secó antes de que las plantas de papa florecieran porque las lluvias llegaron tarde y las papas no crecieron. Cuando llegaron las lluvias, estaban duras y nunca florecieron. Ahora tenemos muchas lluvias y muchos periodos de sequía. Cuando debería estar lloviendo está seco y cuando estamos cosechando vienen las lluvias y pudren nuestras papas. Luego están las heladas que impiden que nuestras papas alcancen todo su potencial de crecimiento.»

Menú