América Latina y el Caribe

CONTEXTO

En América Latina y el Caribe (LAC) podemos observar los efectos de un sistema alimentario cambiante que nos empuja hacia una conversión del uso de la tierra, enfocado en la exportación de alimentos pero que ignora la incomparable agrobiodiversidad de la región. Consideremos que en LAC: 

  •  Existen aproximadamente 187 millones de personas que enfrentan inseguridad alimentaria, y aproximadamente 43 millones pasan hambre 
  • La región sufre la doble carga de la malnutrición: por cada persona con hambre, existen 6 personas con sobrepeso u obesidad. 
  • En Guatemala, casi el 50% de los niños menores de cinco años están desnutridos. En las tierras altoandinas de Perú, cerca del 44% de los niños entre 6 y 36 meses sufren de anemia. 

 Estas son solamente algunas de las estadísticas dentro de una larga historia de inseguridad alimentaria y nutricional que ha paralizado la región durante el siglo pasado. Cuando se suman los crecientes impactos del cambio climático en las condiciones meteorológicas y la incidencia de desastres naturales, el panorama es aún más desalentador. 

  

América Latina es el exportador neto más grande de alimentos a nivel globalsustentado por la gran biodiversidad de la región. De hecho, seis de los países más biodiversos del mundo se encuentran en la regiónSin embargo, el reciente enfoque en la exportación de alimentos y comidas procesadas ha descuidado los recursos locales, así como las prácticas tradicionales de los sistemas alimentarios latinoamericanosEl cambio de uso de suelo—la conversión de los ecosistemas naturales en tierras para la agricultura—representa tres veces el índice global, y 13 de 107 especies de papas silvestres conocidas se encuentran actualmente en peligro de extinción. 

Sin embargo, estos datos como no deben definir el futuro de la región. Dar un giro para que la región se enfoque en su biodiversidad podría dar paso a varias mejoras necesarias en temas de seguridad alimentaria y nutrición y, a la vez, restaurar los sistemas alimentarios de manera sostenible para promover el crecimiento inclusivo de los pequeños agricultores y otros grupos vulnerables. 

NUESTRO ENFOQUE  

El Centro Internacional de la Papa (CIP) investiga la interacción crítica entre los sistemas alimentarios y el medio natural, haciendo uso de una variedad de metodologías participativas (especialmente para mujeres y jóvenes) que permiten monitorear, restaurar y agregar valor posicionando a la agrobiodiversidad como base de las cadenas de valor inclusivas y la promoción de dietas saludables. 

Las alianzas juegan un papel fundamental en nuestro éxito, particularmente las alianzas con el sector privado, ya que esto genera innovación, eficiencia y autosuficiencia para los pequeños agricultores. Adicionalmente, trabajar con el CIP abre las puertas a actores del sector privado, enfocados en aportar ideas que apoyen a los pequeños agricultores. 

Nuestras tecnologías, herramientas e innovaciones poseen un alto índice de adopción (por ejemplo, el 31% de todas las variedades de papa del Perú se desarrollaron utilizando germoplasma del CIP), mientras trabajamos directamente con actores locales para asegurar que los productos cubran las necesidades, protegiendo el medioambiente. Colaboramos con una gama de socios, incluyendo campesinos y sus organizaciones, la academia, el sector privado, la sociedad civil y agencias gubernamentales. 

VISIÓN 

Nuestra visión es que la región de América Latina y el Caribe contribuyan con el planeta produciendo alimentos sanos y nutritivos, mejorando la sostenibilidad ambiental y beneficiendo a las comunidades que trabajan arduamente para la conservación de la agrobiodiversidad. 

OBJETIVOS  

Nuestras soluciones multidisciplinarias, de alta calidad y basadas en la ciencia buscan: 

  1. Promover la conservación in situ y el uso sustentable de la agrobiodiversidad 
  2. Adaptar y escalar una acción climática innovativa y participativa 
  3. Facilitar la transición hacia dietas saludables para todos   

Para diseñar e implementar intervenciones colaborativas, disruptivas y de impacto que provean soluciones sólidas, basadas en ciencia, de manera que permitan lograr un cambio sistémico sustentable en sistemas agroalimentarios como base para un impacto a escala, se requiere: 

 

LOGROS 

  • Conservación integrada de agrobiodiversidad en fincas y ex situ, y uso activo de su diversidad para desarrollar nuevas variedades. Mas de cuarenta variedades de papa y camote han sido producidos solamente en la región de América Latina y El Caribe. Las variedades más importantes de papa en el Perú y Costa Rica fueron producidas utilizando germoplasma del CIP. 
  • Vínculos de la cadena de valores inclusiva para reposicionar la biodiversidad de la papa nativa en los mercados urbanos. Actualmente, miles de pequeños agricultores tienen acceso a un mejor ingreso, vínculos de mercado más estables y una variedad de productos nuevos en el mercado. 
  • Portafolio de métodos de participación y herramientas desarrolladas en LAC, utilizadas globalmente con éxito: acercamiento las cadenas de mercado participativas, escuelas de campo para agricultores, y selección participativa de variedades. 

PROyECToS 

Iniciativa Andina 
América Central

CONTACToS 

Ginya Truitt Nakata
Directora RegionalAmérica
Latina y El Caribe 
  .

Horacio Rodríguez Vázquez
Gerente Senior de Operaciones e Impacto a Escala  
  .

Stef de Haan
Científico Senior de Sistemas Andinos Agroalimentarios y Líder de la Iniciativa Andina

Claudio Velasco Mac Lean
Coordinador para
América
Central
..

VIDEOS

Menú