Estrategia y plan corporativo 2014-23

ESTRATEGIA Y PLAN CORPORATIVO 2014-23

El objetivo de la estrategia y plan corporativo del Centro Internacional de la Papa (CIP) para el periodo 2014-2023 es fortalecer su respuesta a los principales desafíos que enfrenta el mundo mediante el mejoramiento del impacto de su investigación para el desarrollo. El plan se basa en un proceso de cambio institucional que fue iniciado por la junta directiva del CIP a fines de 2012. Este, a su vez, se basó en un proceso importante de cambio dentro del CGIAR —el organismo coordinador de los 15 centros internacionales de investigación— iniciado en 2008. En el centro del nuevo CGIAR está el Marco de Estrategia y Resultados con ambiciosos objetivos que se sustentan en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Impulsado por el impacto

El factor clave para revisar el enfoque estratégico del CIP fue la necesidad de asegurar que nuestra investigación para el desarrollo logre los impactos deseados. No era suficiente emprender la investigación para el desarrollo, por excelente que fuera, desarrollar soluciones, por más que fueran prometedoras, y simplemente asumir que serían implementadas. El CIP y otros centros internacionales de investigación agrícola tenían que garantizar que las soluciones prometedoras que habían desarrollado fueran adoptadas a escala y tuvieran un impacto significativo.

Esto no significaba que el CIP y los otros centros lo harían todo. Significaba que se identificarían vías de adopción viables y sistemáticamente se comprometerían con los socios que fueran necesarios para implementarlas. Esas colaboraciones tuvieron que ir más allá de las asociaciones dedicadas a la ciencia para incluir roles mucho más destacados para los socios del desarrollo y el sector privado.

Por encima de todo, el CIP debe mostrar que, junto con sus socios, está mejorando la seguridad alimentaria y nutricional, generando un crecimiento inclusivo y ayudando en la adopción al cambio climático, todo a escala, y llegando con los beneficios a los grupos vulnerables y marginales. Y todo esto debe hacerse con un gran sentido de urgencia a medida que la población mundial se acerca a los 9 mil millones y el cambio climático intensifica muchos de los desafíos que enfrenta el planeta.

Los primeros cinco años: una revisión

Los primeros cinco años del plan estratégico 2014-2023 comenzaron a articular cómo respondería el CIP a este entorno cambiante. El plan abordó la pregunta central: ¿cómo mejoramos nuestro impacto? Reconoció la necesidad de equilibrar tres tipos diferentes de actividades: entrega de ganancias relativamente rápidas basadas en tecnologías probadas de escalamiento; investigación de descubrimiento, que era la más riesgosa pero podría producir soluciones transformadoras a largo plazo (más de 10 años); y administración del banco de germoplasma del CIP para permitir la utilización de las colecciones globales de papa y camote. En su centro habían seis objetivos estratégicos: tres enfocados en el escalamiento de las tecnologías probadas; dos en investigación básica; y uno centrado en el banco de germoplasma.
El nuevo enfoque ya ha entregado algunos resultados alentadores. Por ejemplo, durante este periodo, el CIP y sus socios ayudaron a mejorar las dietas —y en muchos casos los ingresos— de más de cinco millones de hogares en África y Asia con la expansión de la adopción de variedades nutritivas y resistentes de camote de pulpa anaranjada. El plan revisado se propone construir sobre este y otros éxitos.

La estrategia y el plan corporativo revisado 2014-2023

El plan revisado no es completamente nuevo. Más bien, incluye un pequeño número de cambios cuidadosamente considerados. Estos incluyen la:
• Revisión de la misión y la visión para que reflejen mejor las prioridades del CIP en un entorno cambiante;
• Adición de tres nuevas metas institucionales básicas, para fortalecer su alineamiento con los ODS;
• Reducción de los objetivos estratégicos de seis a cuatro, con la intención de aumentar la productividad y eficiencia del trabajo del CIP;
• Identificación de productos específicos de investigación dentro de estos objetivos, para facilitar la inversión dirigida a productos de investigación para el desarrollo con el fin de lograr resultados concretos, y
• Adición de visiones regionales, para adaptar el trabajo del CIP a las oportunidades y retos específicos de Asia, África y América Latina y el Caribe

Tres nuevas metas institucionales básicas

Para fortalecer su alineación con los ODS, el CIP ha definido tres nuevas metas institucionales básicas. Han sido elaboradas a partir de algunas de las súper tendencias y desafíos que enfrenta el mundo de hoy: la desnutrición (ODS 2 y 3), el desempleo de las mujeres y los jóvenes (ODS1, 5 y 8), el cambio climático (ODS 13), y la necesidad de la intensificación sostenible de los sistemas agroalimentarios y la conservación de la agrobiodiversidad (ODS15).

Meta 1

Meta 1: Mejorar la seguridad alimentaria y nutricional mediante la introducción de dietas más saludables para poblaciones vulnerables (mujeres, jóvenes, personas desplazadas)

WCon más de 800 millones de personas, especialmente mujeres y niños menores de 5 años, padeciendo hambre escondida —consumo insuficiente de micronutrientes esenciales— el reto de alimentar y nutrir al mundo es abrumador. Sin embargo, el potencial de la papa y del camote para abordar de manera efectiva y eficiente los desafíos de la seguridad alimentaria y nutricional en los sistemas agroalimentarios es extremadamente prometedor. El aumento de los rendimientos de la papa y el camote y el acceso a la diversidad de los cultivos, incluyendo las variedades biofortificadas, junto con las reducciones de las pérdidas poscosecha en los países en desarrollo, puede aumentar el suministro de alimentos ricos en nutrientes para el consumo familiar y los mercados, particularmente durante los ‘periodos de hambre’ cuando otros alimentos son escasos.

Meta 2

Meta 2: Aumentar los medios de subsistencia y las oportunidades de empleo y desarrollo a gran escala de las cadenas inclusivas de valor en áreas rurales y urbanas

La creación de mejor oportunidades de subsistencia podría transformar las vidas de 800 millones de personas que viven con menos de USD 1.90 al día. Dado que las cadenas de valor de la papa y del camote están dando sus primeros pasos en la mayoría de países en desarrollo, hay un potencial enorme para la promoción del mercadeo, procesamiento y consumo de estos cultivos. Las oportunidades de los mercados emergentes de material de siembra, raíces frescas y productos procesados de papa y camote generarán empleo a lo largo de las cadenas de valor, especialmente para las mujeres y jóvenes, y ayudarán a reducir la desigualdad.

Meta 3

Meta 3: intensificación sostenible y diversificación de los sistemas agroalimentarios mediante resistencia climática y agricultura biodiversa

Los eventos climáticos extremos, el aumento de temperaturas, las sequías más frecuentes y el aumento de la salinidad de los suelos están socavando los medios de subsistencia en el planeta. Las estrategias nacionales de mitigación y adaptación al cambio climático requieren apoyo y alternativas innovadoras. La papa y el camote tienen ciclos de producción más cortos (3 – 4 meses desde la siembra hasta la cosecha) y son más eficientes en el consumo de agua por unidad de alimento que la mayoría de cultivos básicos. Esto los hace adecuados para la rotación con los cultivos de granos, lo que mejora la eficiencia del uso de la tierra y ofrece alternativas viables para la intensificación y diversificación agrícola. Por ejemplo, la papa y el camote se pueden cultivar en rotación con el arroz y el trigo en Asia. La biodiversidad de ambos cultivos ofrece oportunidades para intensificar de manera sostenible la producción de alimentos en agroecosistemas de montañas y llanuras de todo el mundo.

Menos objetivos estratégicos, mejor orientados y más medibles

Para alcanzar estas metas, el CIP se concentrará solo en cuatro objetivos estratégicos. Aunque están basados en los seis objetivos del plan original 2014-2023, están mejor articulados y, en muchos casos, tienen fines más claros para seguir su progreso más fácilmente, lo que mejora la rendición de cuentas.

Objetivo 1

Objectivo 1: Mejorar los resultados relacionados con la sanidad y la rentabilidad de los sistemas agroalimentarios de camote

Entre 2019 y 2023, el CIP espera que el camote llegue a otros 10 millones de hogares de escasos recursos en África, Asia y América Latina y el Caribe, permitiéndoles mejorar su calidad alimentaria y aumentar los ingresos provenientes del cultivo en 15%. Esto se logrará a través del aumento de la producción y el consumo de variedades de camote de pulpa anaranjada ricas en vitamina A, el uso diversificado del camote y el escalamiento de las cadenas de valor con equidad de género. En los próximos 5 años, el CIP también espera tener nuevas variedades biofortificadas de camote —incluyendo algunas con gran contenido de hierro— disponibles para la investigación de pruebas de concepto y su posterior escalamiento. Se promoverán usando un enfoque similar al usado exitosamente con el camote anaranjado.

Objectivo 2

Objectivo 2: IIntensificar, diversificar y fortalecer la resiliencia de los sistemas agroalimentarios de papa

El CIP mejorará la sostenibilidad, diversificación y resiliencia de los sistemas agroalimentarios mediante el aumento en un 30% de la productividad de la papa, el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional y la creación de oportunidades adicionales de medios de subsistencia (20% más de ingresos por actividades relacionadas con la papa) a través de cadenas de valor mejoradas y mayor inclusión de género en las actuales y potenciales regiones productoras de papa de los países en desarrollo. Este trabajo mejorará los medios de vida de cinco millones de hogares, especialmente de pequeños agricultores que cultivan papa en tierras altas subtropicales y tropicales, de latitudes medias, llanuras y agroecosistemas templados.

Objectivo 3

Objectivo 3: Aprovechar los avances en genómica, nuevo mejoramiento y big data para acelerar la inclusión de rasgos más resistentes en las variedades de papa y camote

El CIP aprovechará los avances en genómica, genética, biociencias, tecnología de genes y big-data para acelerar la inclusión de rasgos más resistentes en las variedades de papa y camote. Los objetivos específicos incluyen el desarrollo de variedades nutritivas, preferidas por el usuario final, con rasgos que incluyan maduración temprana, tolerancia al calor, sequía y salinidad, y resistencia a plagas y enfermedades emergentes, todo lo cual podría incrementarse debido al cambio climático. El CIP también fortalecerá su capacidad y la de sus socios nacionales de investigación en el uso de herramientas de toma de decisión de grandes datos (big-data) para abordar y acelerar el desarrollo y liberación de nuevas variedades, al predecir la adaptabilidad y la capacidad de adopción de los nuevos materiales genéticos a los agroecosistemas y tendencias del mercado.

Objectivo 4

Objectivo 4: Optimizar la conservación y el uso de la biodiversidad para las futuras generaciones

El CIP mejorará la conservación y optimizará la utilización de la biodiversidad de la papa y del camote para el futuro. El banco de germoplasma del CIP servirá como un modelo de desarrollo innovador impulsado por la investigación y la distribución de la diversidad genética de la papa y del camote, y de herramientas asociadas para investigadores de todo el mundo. Se intensificará el uso de la colección del banco de germoplasma y la información asociada para garantizar el suministro y la disponibilidad de alimentos mediante investigaciones de descubrimiento diseñadas para alinear de manera más intencional la conservación y el uso de la biodiversidad con los esfuerzos de fitomejoramiento, contribuyendo a su vez a la realización de otros objetivos del CIP.

Implementación

El CIP desarrollará y entregará productos de investigación para el desarrollo (R4D en inglés) para lograr los objetivos específicos ya descritos. Para que ello suceda el CIP organizará su trabajo en torno a tres programas globales: Sistemas Agroalimentarios de Camote, Sistemas Agroalimentarios de Papa y Biodiversidad para el Futuro. El trabajo se implementará de acuerdo con las estrategias regionales del CIP y la participación activa de los equipos científicos disciplinarios. Los detalles de los productos de investigación para el desarrollo de cada programa pueden consultarse en: https://cipotato.org/es/programs/

Menú