Marcelo Tiza: Cosechando variedades de papa nativa en el Perú

Marcelo Tiza:
Más de 260 variedades
Quilcas, Huancayo, Junín

“Cuando yo era niño había una gran diversidad de papas y otras que se han ido perdiendo. Ahora las estamos recuperando poco a poco.

Tenemos nuevas variedades. El simple hecho de que siempre vamos a las ferias y vemos que esta papa no tenemos, la compramos o vemos una forma de intercambiarla. La llevamos y ya, es una forma de agregar una variedad más al grupo que tienes.

En Quilca el cultivo es de rotación. Ahora que hay pocos productores, ha bajado la cantidad de comuneros, las parcelas se reducen, hay más tiempo de rotar.

Las papas silvestres aparecen ya por el tiempo de descanso de la tierra. Cuando empezamos a usar de nuevo esa zona, puede polinizarse con la flor de la papa silvestre, entonces de inmediato te das cuenta que aparece una nueva variedad en la chacra. Al momento de saborear crees que es diferente a todas. Es conveniente porque estás acumulando mayor cantidad de variedades.

No hay apoyo suficiente para el pequeño agricultor. Entonces ¿qué hacen los hijos?, ven que es más fácil emigrar a las grandes ciudades a adquirir una profesión diferente a lo que puede ser la agricultura o ganadería. Eso hace que de repente los hijos menores no se dediquen directamente a la producción de papas nativas. Hay casos donde en una familia numerosa, que podría ser de seis descendientes, uno de ellos podría quedarse, pero los otros cinco se van. La mayoría de los hijos se están yendo y uno nomas se está quedando, es como si estaría quedando el reemplazo del padre.”

Menú