CIP viene contribuyendo a la seguridad alimentaria a través de la conservación de la biodiversidad de papas peruanas

10° Congreso Mundial de la Papa

 

CIP viene contribuyendo a la seguridad alimentaria a través de la conservación de la biodiversidad de papas peruanas

 Cusco, 28 de mayo de 2018.- Durante la primera jornada del 10° Congreso Mundial del Papa, el rol de la biodiversidad de la papa en favor de seguridad alimentaria fue uno de los principales temas abordados. El Perú es uno de los países con mayor diversidad de papa y camote del mundo. En ese sentido, el Centro Internacional de la Papa (CIP) desarrolla una ardua labor científica para preservar la biodiversidad e identificar los atributos de cada variedad para que estén disponibles para la mejora de cultivos, tanto a nivel nutricional como de resistencia.

El CIP contribuye a conservar la diversidad genética en su Banco de Germoplasma con una colección de más de 22,000 accesiones de papa, camote, raíces andinas y tubérculos que contienen invalorables atributos genéticos, fisiológicos y bioquímicos. De esta manera, apoya y permite el uso oportuno de diversos principios genéticos básicos para el desarrollo de variedades que puedan garantizar la productividad global de alimentos saludables, abundantes y seguros.

“El Banco de Germoplasma es una colección viva que debe mantenerse 100 años en adelante, con sus atributos intactos. En el CIP almacenamos tanto las semillas, cultivos in vitro y otros en crio preservación. De esa manera, si en los próximos años se presenta una plaga o cambio drástico en el clima del mundo, los científicos podrán acceder a esta ‘arca viviente’ y buscar una solución que ayude a la humanidad”, comentó David Ellis, Jefe del Banco de Germoplasma del CIP.

Si bien décadas atrás, el principal interés de la investigación era el incremento de la producción de la papa, los desafíos han ido cambiando. Actualmente, el principal uso del germoplasma para la seguridad alimentaria es producir variedades más tolerantes a la sequía, heladas y nutritivas (hierro y zinc) y que se conservan bien a través del mejoramiento genético.

“Otra forma de conservación es la que llamamos, in situ, realizada junto con los agricultores en sus zonas de producción. Una muestra de ello es la labor que se viene llevando a cabo en el Parque de la Papa cerca de Pisac, donde las comunidades están cultivando papas de miles de años. Todos estos esfuerzos se complementan y hacen que la biodiversidad de las papas nativas perdure por muchos años en favor de la seguridad alimentaria”, señaló André Devaux, Director Regional de América Latina y el Caribe del CIP.

Por su parte, Miguel Ordinola, Coordinador de Proyectos de Latinoamérica del CIP añadió: “También debemos desarrollar alternativas de uso para aprovechar el alto potencial de la biodiversidad y llegar a mercados internos y externos donde alcance un gran valor. El CIP está trabajado en ese sentido con las papas nativas, tanto en su comercialización a nivel fresco como también procesadas. Un ejemplo de ello son los chips, que ahora se exportan a Europa con certificación de comercio justo y certificación orgánica. Los dos retos claves a futuro es generar valor agregado vía procesamiento y acceder a los mercados globales de alto valor”.

El Gobierno del Perú, a través del Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), viene impulsando la organización del X Congreso Mundial de la Papa y XXVIII Congreso de la Asociación Latinoamericana de la Papa – ALAP 2018, que se llevará a cabo en la ciudad del Cusco del 27 al 31 de mayo.

 

Acerca del CIP

El Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en Lima, fue fundado en 1971 como una institución de investigación para el desarrollo de raíces y tubérculos que brinde soluciones sostenibles a los apremiantes problemas mundiales del hambre, la pobreza y la degradación de los recursos naturales. El CIP mantiene en custodia global las colecciones de papa, camote y raíces y tubérculos andinos que incluye la colección más grande del mundo de diversidad de la papa. Tiene oficinales regionales en Perú, Ecuador, Kenia, India y China y una actividad mundial con proyectos en 30 países en desarrollo de Asia, África y América Latina.

El CIP es miembro del CGIAR, una alianza mundial que reúne organizaciones comprometidas con la investigación para un futuro sin hambre. La labor científica de CGIAR busca reducir la pobreza rural, aumentar la seguridad alimentaria mejorar la salud y la nutrición humana, y asegurar un manejo más sostenible de los recursos naturales. Esta labor está dirigida por los 15 Centros que integran el CGIAR, en cercana colaboración con cientos de organizaciones, incluidos institutos de investigación nacionales y regionales, la sociedad civil, organizaciones de desarrollo y el sector académico y privado. www.cgiar.org

 

Contactos de prensa

Contact:
Marisol Paredes
Burson Marsteller Peru
Cel. 998161515
marisol.paredes@bm.com
José Balta
Burson Marsteller Peru
Cel. 943276255
jose.balta@bm.com
María Elena Lanatta
International Potato Center
Cel. 981187198
m.lanatta@cgiar.org

 

#CIPatWPC18 #Potato2018

Descarga la nota de prensa  Conservación y seguridad alimentaria WPC

Menú