Papas nativas

Mas de 4,000 variedades de papas nativas crecen en los Andes de Perú, Bolivia y Ecuador.

En las altiplanicies andinas de Perú, Bolivia y Ecuador se cultivan más de 4,000 variedades de papas nativas. Seleccionadas a través de los siglos por sus texturas, formas y colores, estas variedades están muy bien adaptadas a las duras condiciones que prevalecen en las alturas andinas, en altitudes que van desde 3,500 a los 4,200 metros. Los agricultores por lo general producen esas variedades de papas nativas con un uso mínimo de agroquímicos o sin usarlos en absoluto.

La diversidad es conservada en los campos y en las comunidades para subsistencia y como un patrimonio de gran valor, y tan solo unas pocas variedades llegan a los mercados. La mayoría de estas variedades son intercambiadas entre las comunidades de las tierras altas y las tierras bajas y son ofrecidas como regalo en las bodas y otras ocasiones especiales. Las variedades varían de comunidad en comunidad.

Se cree que los tubérculos silvestres fueron cultivados por primera vez hace unos 8,000 años por agricultores que vivían en el altiplano y las laderas de las montañas cerca al lago Titicaca, en la actual frontera entre Perú y Bolivia. Los tubérculos se desarrollaron bien en el clima frío y duro y rápidamente se convirtieron en el eje central alrededor del cual giraba la vida.

 

Menú