Ruanda: Agricultores y sus familias tienen una razón para sonreir gracias al camote anaranjado

El camote de pulpa anaranjada es más que solo nutrición con vitamina A en Ruanda; también ofrece seguridad alimentaria, ingresos y oportunidades de negocio para los agricultores que lo cultivan. Alguna vez considerado un cultivo huérfano con muy poco potencial, el camote anaranjado es cada vez más popular entre los agricultores ruandeses, y el sistema de semillas de camote se ha convertido en un modelo en el país para todos los cultivos propagados clonalmente. Con apoyo de la Junta Agrícola de Ruanda, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido, y el Programa Feed the Future de USAID, el Centro Internacional de la Papa (CIP) ha llevado el nutritivo camote anaranjado a 358,338 agricultores y sus familias. Gracias a los esfuerzos del CIP para hacer más asequible este camote, más de 1.8 millones de ruandeses —el 15 por ciento de la población— ahora tienen acceso a raíces de camote de pulpa anaranjada que infunden salud. Desde cosechas más abundantes hasta familias más saludables y nuevas oportunidades de negocios, el camote anaranjado verdaderamente está dando a la gente de Ruanda una razón para sonreír.

La sonrisa en el rostro de Vestina Nzagezahe es de orgullo. “La venta de los esquejes y las raíces me ha ayudado a pagar la educación de mi hijo”, dice. Una gran bendición para los agricultores es que las variedades de camote anaranjado que el CIP distribuye sean de maduración precoz. “En tres meses un agricultor puede cosechar su camote”, señala Vestina. Cubrir los costos de la escuela secundaria de un niño con frecuencia es prohibitivo.  Las variedades mejoradas de camote anaranjado, que producen cosechas más saludables que las variedades tradicionales, también producen más raíces para alimento, proporcionando un excedente a los agricultores para la venta y para aumentar los ingresos del hogar. El hijo de Vestina acaba de terminar la escuela secundaria gracias al camote anaranjado y al arduo trabajo de Vestina.

Durante la Semana de Nutrición de Kigali, organizada por la ciudad de Kigali y el CIP, 457 agricultores recibieron esquejes de camote anaranjado para sembrar. Lograr que el material de siembra de variedades nutritivas y de alto rendimiento llegue a las manos de tantos agricultores como sea posible es fundamental para satisfacer la creciente demanda de este camote. La distribución de esquejes de variedades mejoradas resistentes a plagas y enfermedades permite que los agricultores obtengan material de siembra libre de enfermedades y que producirán rendimientos superiores en un periodo más corto de tiempo que las variedades tradicionales. A los beneficiarios se les enseña también las mejores prácticas agrícolas y los beneficios nutritivos de una dieta rica en vitamina A.

El eje del éxito del CIP en el escalamiento del camote en Ruanda es una red de 79 multiplicadores descentralizados de esquejes como Jean-Claude. “Multiplico semillas de camote de pulpa anaranjada de alta calidad”, relata. “Las vendo a la gente de la localidad y a otras personas que luego pueden venderlas para generar ingresos”. Los multiplicadores locales de esquejes como Jean-Claude ayudan a resolver los cuellos de botella de las semillas al proporcionarlas a agricultores que antes tenían que viajar grandes distancias para comprar material de siembra con esquejes de camote anaranjado de calidad. “En el pasado, los agricultores solían cultivar variedades de camote que no eran productivas y propensas a enfermedades. Pero ahora, con los multiplicadores  descentralizados de esquejes de camote de pulpa anaranjada, que multiplican semillas de buena calidad libres de enfermedades, los agricultores pueden obtener mayores rendimientos”, dice. Debido a la alta demanda de esquejes de camote anaranjado, Jean-Claude se ha convertido en empleador reclutando a sus vecinos para que lo ayuden a cuidar sus esquejes.

El camote anaranjado es realmente el color de la salud. Después de su primera cosecha de camote de pulpa anaranjada, Triphine y su esposo Jean ganaron dinero suficiente para comprar una vaca. Gracias a ese animal ahora ellos pueden obtener leche, que proporciona otra fuente de ingresos para su familia. Las ganancias de las cosechas subsiguientes han ayudado a la familia de Triphine a pagar el seguro nacional de salud que requieren. Las familias a menudo padecen para hacer este pago, y el no hacerlo puede dar lugar a facturas médicas que debilitan financieramente a las familias pobres. Con su póliza de seguro, Trephine y Jean ya no necesitan preocuparse por cómo cubrirán el costo de la atención médica si alguien en la familia se enferma.

El Multiplicador Descentralizado de Esquejes Emmanuel Habimana conoce de primera mano la versatilidad del camote de pulpa anaranjada. El camote es generoso por naturaleza: la planta completa se puede consumir. Dos meses después de la siembra, ya se pueden comer las hojas. Después de tres meses y medio, las raíces comienzan a madurar, proporcionando aún más comida. Las raíces dañadas y los esquejes que quedan después de la cosecha son un excelente alimento para los animales. En Ruanda, un agricultor típico cultiva una parcela de 0.7 hectáreas en promedio. Cultivar suficiente alimento para el ganado puede ser muy difícil porque en la misma tierra se debe producir alimentos suficientes para la familia.  El hecho de que los esquejes cosechados y algunas raíces puedan usarse como alimento para los animales es una muy buena noticia para el creciente rebaño pecuario de Emmanuel. “He comprado cabras, cerdos y una vaca en los dos años que he trabajado como multiplicador descentralizado. Puedo ganar aproximadamente 400,000 RwF (US$472) en una temporada vendiendo raíces de camote anaranjado”, afirma Emmanuel.

El CIP está comprometido con el empoderamiento de las mujeres en la agricultura. Margaret Muhayimana, miembro del grupo de agricultores Kotemu, está dedicada a ayudar a los agricultores y consumidores a descubrir los beneficios de consumir camote de pulpa anaranjada. En cualquier día de mercado, se puede encontrar a Margaret ofreciendo muestras de camote a potenciales clientes a partir de las 7 a.m. Los consumidores están acostumbrados a variedades de camote de pulpa blanca y amarilla, más comunes pero menos nutritivas. Con cada muestra ofrecida, Margaret y sus colegas de Kotemu, explican los beneficios de consumir camote anaranjado para combatir la deficiencia de vitamina A y la desnutrición. El CIP apoya a los miembros de Kotemu con materiales de siembra y conocimiento sobre las mejores prácticas  agrícolas para maximizar los rendimientos en sus limitadas tierras de cultivo.

A Jeanne Mukasine, su trabajo como multiplicadora descentralizada de esquejes la ha ayudado a diversificar los negocios de su familia. A través de la venta de esquejes de camote de pulpa anaranjada, ella y su esposo han podido abrir una pequeña tienda en su pueblo de Gakenke, al norte de Ruanda. El ingreso adicional proporcionado por el camote anaranjado no solamente ayuda a evitar el hambre oculta, sino también a crear seguridad financiera y proporcionar a los agricultores los medios para invertir en la educación de sus hijos o comprar ganado. La crianza pecuaria puede proporcionar ingresos extra y diversificar la dieta de la familia con una fuente adicional de proteínas, a la vez que ofrece el capital que necesitan para explorar nuevas oportunidades de negocios.

Las madres embarazadas y con niños menores de 2 años recibieron una lección de nutrición durante la Semana de la Nutrición en Kigali y la Campaña de Agricultura Urbana Innovadora. Las madres aprendieron cómo preparar una comida balanceada para ayudar a sus hijos a desarrollar mentes y cuerpos jóvenes y saludables. Los primeros mil días desde la concepción hasta los dos años, es el periodo de desarrollo crítico que puede determinar el éxito de un niño durante toda su vida. El CIP tiene como objetivo este grupo de edad para lo cual se enfoca en las embarazadas y las mamás primerizas y les proporciona la información que necesitan para brindar a sus hijos el mejor comienzo posible en la vida. Una lección primordial es que la vitamina A, que un niño necesita para estar sano, puede adquirirse fácilmente sembrando camote de pulpa anaranjada.

El camote de pulpa anaranjada hace que la infancia sea un poco más dulce. Su alto contenido de vitamina A ayuda a fortalecer los cuerpos jóvenes contra los estragos de una de las formas más perniciosas del hambre oculto: la deficiencia de vitamina A. Tan solo una porción de 125 gramos al día puede proporcionar suficiente vitamina A para proteger a un niño menor de 5 años de la ceguera, retraso en el crecimiento, enfermedades e incluso una muerte prematura. También es importante para el desarrollo cognitivo en la primera parte de la vida. Por lo tanto, una pequeña inversión para promover el camote de pulpa anaranjada puede ayudar a los niños a mantenerse saludables y convertirse en adultos que prosperarán y contribuirán al desarrollo de su país.

Menú