El poder de la papa nativa … en Mistura

Lima, Perú – El Centro Internacional de la Papa (CIP) y diversos socios nacionales destacarán el “poder de la papa nativa” en sus stands (129-134) del Gran Mercado de Mistura del 6 al 17 de septiembre. La papa nativa es “poderosa” por su alto valor nutritivo que puede contribuir a combatir la desnutrición crónica en niños menores de cinco años. Una papa sancochada tiene más vitamina C que una mandarina, más proteína que el maíz y el doble de calcio.

En el Perú, el 23% de niños menores de cinco años sufre de desnutrición crónica y en zonas rurales la incidencia llega al 31%. La desnutrición crónica afecta el desempeño escolar y el rendimiento cognitivo. El potencial de los niños puede ser dañado de por vida, y con ello se limitan sus posibilidades de adquirir y acumular mayores capacidades. Pero también el país pierde con la desnutrición: las pérdidas de productividad superan el 10% de los ingresos que una persona obtendría a lo largo de su vida, y debido a esto, a nivel macro, se puede llegar a perder hasta el 2 o 3% del PBI.

Las papas nativas –hay cerca de 3,000 variedades en el Perú– tienen contenidos de hierro, zinc, y cantidades importantes de vitamina C (que mejora la absorción del hierro). Además, prosperan en altitudes mayores a los 4,000 metros, donde se encuentran los grupos de poblaciones rurales más vulnerables a los efectos de la inseguridad alimentaria. Promocionar el consumo de las papas nativas contribuye a mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición en las regiones más pobres del Perú.

En ese contexto, el proyecto “IssAndes” (www.issandes.org) del CIP, financiado por la Unión Europea, viene trabajando en la identificación y caracterización de papas nativas con altos contenidos de macro y micronutrientes y presencia de antioxidantes, como una forma de contribuir a la seguridad alimentaria, nutrición y generación de ingresos para los pequeños productores de papa.

Sus trabajos se concentran en zonas donde los índices de desnutrición crónica en niños menores de cinco años son altos, como las regiones de Huancavelica (54.6%) y Apurímac (38.6%) donde se trabaja conjuntamente con las ONG Care Perú, Prisma, ADERS Perú y CAPAC Perú.

En el Perú, la papa es uno de los cultivos más importantes del sector agrario en términos económicos y sociales, pero por años ha sido relegada detrás de otros alimentos. Sin embargo, las cifras de la última campaña agrícola 2010-2011 muestran que la producción de papa se ha incrementado hasta 4 millones de toneladas, lo que se traduce en un aumento en el consumo de papa de 65 kilos a 83 kilos por persona año. Esto ha sido posible gracias al esfuerzo conjunto de actores públicos y privados en los últimos diez años, que han posibilitado el desarrollo de productos frescos y procesados en base a la papa nativa y su uso en la gastronomía.

Este año los stands cuentan con juegos que buscan sensibilizar al público en temas relacionados con la desnutrición y cómo la papa nativa puede contribuir a mejorar este mal social.

Menú