Eladio Herrera Soto: Estamos avanzando gracias a la papa

Eladio Herrera Soto, 45
Comunidad Chucmar, Cajamarca, Perú

El color y sabor de la Chucmarina tiene gran éxito en los mercados del norte del Perú. Es buena para freír porque requiere poco aceite. Ahorra plata. Se le puede almacenar hasta por cuatro o cinco meses sin que pierda su sabor.

Estamos orgullosos de que el Perú sea el principal productor de papa (en América Latina). Tenemos una nueva oportunidad de negocios y para entrar directamente al mercado sin necesidad de intermediarios. Nuestro objetivo es venderla en los supermercados.

Dentro de diez años me gustaría ver a la entrada de nuestra comunidad un monumento a nuestra papa, la Chucmarina. Gracias a esta papa nuestra comunidad está ascendiendo. Hasta hace unos pocos años vivíamos en pobreza extrema. Ahora no podemos quejarnos. Tenemos lo que necesitamos; estamos avanzando gracias a la papa.

Recuerdo que hace veinte años sembrábamos solo lo mínimo. Teníamos pequeñas chacras familiares y cosechábamos 100 a 200 kilos para nuestro consumo. No había transporte, solo caballos. Pero ahora tenemos acceso a una carretera y podemos transportar miles de toneladas.

Antes, cuando no había carreteras si plantábamos miles de toneladas, ¿cómo las hubiéramos sacado? Mi abuelo se maravilla de nuestra familia, de que sus nietos tengan acceso a la educación y los medios para comprar un carro. Hay oportunidades de progreso.

“La variedad Chucmarina (CIP 393371.58 – INIA 310) fue desarrollada por el Departamento de Mejoramiento de Cultivos del Centro Internacional de la Papa (CIP) y liberada en el Perú por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) en 2007. Se obtuvo del cruce del CIP 387170.16 x CIP 389746.2. Además del Perú, es cultivada por agricultores de Costa Rica, Etiopía y Kenia.”

 

Menú