En Perumin 34 CIP demostró importancia de trabajo conjunto entre minería y agricultura

Por primera vez, el Centro Internacional de la Papa (CIP) participó en PERUMIN34, la convención minera más grande del país y la segunda más importante del mundo, que se celebra anualmente y que este año se realizó en la ciudad de Arequipa del 16 al 20 de septiembre. Fue una gran oportunidad para dejar en evidencia el potencial del trabajo sinérgico entre la investigación científica y la minería para potenciar al sector agrícola, y así contribuir al desarrollo de las comunidades que habitan en sus zonas influencia.

Además de la intervención de la Directora Regional para América Latina y el Caribe, Ginya Truitt Nakata, en uno de los paneles especializados del evento, el CIP presentó un stand dentro de la Feria de Exhibición Tecnológica ‘Extemin’, espacio destinado al intercambio y actualización tecnológica entre la minería y sus proveedores.

Situado estratégicamente frente al auditorio principal del evento, en él se presentaron los resultados del trabajo en campo y las investigaciones realizadas por el CIP durante los últimos 48 años, en una clara demostración de que el Centro está preparado para asociarse con empresas del sector privado dispuestas a aunar esfuerzos por mitigar los efectos del cambio climático, la escasez de recursos hídricos, la desnutrición y, en general, los diversos problemas sociales y ambientales que afectan a las poblaciones rurales con las que se comparte ubicación geográfica.

En el Perú, la agricultura y la minería son motores esenciales para el crecimiento económico y el sustento de miles de familias. Asimismo, y por su naturaleza, ambos sectores comparten espacios geográficos en muchos lugares del país. Por ejemplo, los principales centros productores de papa se ubican mayoritariamente en Puno, Huánuco, La Libertad, Apurímac, Cusco, Junín, Arequipa, Ayacucho y Cajamarca, coincidentemente las mismas áreas donde también existen ricos yacimientos mineros.

Esa convivencia natural genera la necesidad de desarrollar mecanismos que favorezcan una relación pacífica y mutuamente beneficiosa. Precisamente por ello, en la exposición se destacaron algunas experiencias con empresas mineras que ya están dando los primeros frutos al impulsar el desarrollo de los agricultores en zonas andinas del país y generando nuevas oportunidades de negocios, como chips de papa nativa para la exportación, además de un importante intercambio de conocimientos para crear propuestas innovadoras de productos a base de papa.

Ese es el caso, por ejemplo, de la minera Poderosa, que se ha propuesto fortalecer las capacidades de los pobladores de sus áreas de influencia para lograr una productividad socialmente responsable. El proyecto terminará en febrero de 2022 y abarca los departamentos de La Libertad, Cajamarca, Huánuco, Junín y Arequipa, con una inversión de USD $ 787.000.

Con ese fin, desde marzo del presente año, la empresa está trabajando con el CIP, en alianza con la Asociación Pataz, en el desarrollo de diversos proyectos y asistencia técnica para el mejoramiento de la producción de papa y sistemas forestales, lo que permitirá incrementar los niveles de producción agrícola y mejorar los ingresos de 233 productores y sus familias en comunidades de Huamachuco, Chugay, Pataz, Piás, Cochorco y Sartimbamba.

El objetivo principal del proyecto es liberar una variedad de papa con características idóneas para procesamiento, resistencia a la rancha -devastadora enfermedad del cultivo- y producir semillas de alta calidad.  De esta manera, se fortalecerá la cadena productiva y el procesamiento de papa en la zona; además, al usarse menos fungicidas y sustituirse variedades susceptibles a la rancha, como Canchán y UNICA, por otras más resistentes, se reducirá el impacto ambiental.

Perumin Inspira: promoción del emprendimiento social y la innovación

Como promotores de propuestas que estimulen el crecimiento económico y resguarden la seguridad alimentaria de los agricultores del Perú y el mundo, este año el CIP se alió con la plataforma de emprendimiento Kunan y el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, organizadores de PERUMIN34, para desarrollar el primer concurso exclusivo para emprendimientos sociales que tengan un impacto positivo en el desarrollo de la sierra del Perú y presentaran la mejor iniciativa usando la papa como factor clave de su propuesta de negocio.

De las más de 140 postulaciones presentadas, resultó ganador el proyecto ‘Elaboración de película biodegradable con base en almidón de papas’, una propuesta de Q’omer Innovaciones’, emprendimiento conformado por docentes, alumnos y un egresado de la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa (UNSA).

Este proyecto apunta a aprovechar los residuos agroindustriales del tubérculo por ejemplo, cáscaras o papas que por ser muy pequeñas no pueden ponerse a la venta para extraerles almidón que sirva para crear un material de fibra que se utilice como base para la generación de diversos productos como bolsas capaces de soportar hasta 1kg de peso, o envolturas film para alimentos.

Dichas películas (fibras) de almidón de papa también han sido probadas para recubrir alimentos de exportación como arándanos y quesos, permitiéndoles preservar su inocuidad hasta por 30 días. Asimismo, tienen la cualidad de biodegradarse en un solo día, por lo que no contaminarían el agua con la que entren en contacto, y de ser comestibles, gracias a las características orgánicas y el sabor dulce y agradable que caracteriza al almidón.

El CIP considera que emprendimientos como este son muy atractivos para vincularse con nuevos procesos de innovación e inversión que les permitan volverse negocios rentables. Asimismo, al fomentar la participación de diversos emprendimientos en este tipo de concursos se pone de manifiesto que transformar el rostro de las comunidades productoras de papa a través de la introducción de negocios disruptivos, sí es posible.

Cierre con broche de oro: un panel de reflexión y pedido de acción

El momento cumbre de la participación del Centro se dio cuando Ginya Truitt Nakata, directora regional para América Latina y el Caribe del CIP, intervino en el panel ‘Innovación, Sostenibilidad y Minería’, el último día de la convención. Compartió el espacio con expertos globales de primer nivel como como Kulvir Gill, del Development Partner Institute de Canadá; Doris Hiam, Director Metals HA|TCH (Canadá) y Fernando Ruiz-Mier, Senior Operations Officer del International Finance en Perú.

Durante su discurso, Truitt Nakata destacó cómo la riqueza agrobiodiversa de las variedades de papa del Perú, junto al conocimiento generado por el Centro Internacional de la Papa, son aliados clave para la minería y cómo este sector puede potenciar su rentabilidad  y la de la producción agrícola, así como impulsar el bienestar de sus comunidades de influencia, frente a retos trascendentales como garantizar el acceso al agua, afrontar la lucha contra la desnutrición y la anemia, y consolidar nuevas e innovadoras propuestas de negocio. Este planteamiento fue aplaudido y reconocido por los asistentes.

El éxito alcanzado en este evento nos ratifica en nuestro compromiso de visibilizar en la agenda local e internacional una diversidad de soluciones que ayuden a mitigar los acuciantes problemas mundiales de seguridad alimentaria y nutrición, climas cambiantes y amenazas medioambientales que ponen en riesgo la agrobiodiversidad. De hecho, continuaremos participando en todas aquellas actividades donde podamos demostrar las oportunidades que tienen las empresas de diversos sectores, no necesariamente agrícolas, para convertirse en aliadas en la construcción de un mundo mejor a nivel social y medioambiental.

Menú