UNICA, una papa adaptable y productiva para los agricultores de todo el mundo

La familia de Alejandro Verástegui ha estado sembrando la variedad de papa UNICA desde 1999. Foto: Lucero Angeles.

La familia de Alejandro Verástegui ha cultivado papas en la provincia de Jauja, en los Andes centrales del Perú, durante tres generaciones. Ellos cultivan principalmente variedades de papa que han sido desarrolladas por el Centro Internacional de la Papa (CIP). La variedad más importante para su negocio, sin embargo, es UNICA: una papa de piel roja desarrollada por el CIP, que fue liberada por primera vez en el Perú en 1998 y ahora es sembrada en diversos países del mundo.

Verástegui explica que su abuelo fue uno de los primeros agricultores de Jauja que sembró UNICA. Su gran productividad y la fuerte demanda del mercado lo ayudaron a comprar más tierra de cultivo, y la familia ahora siembra UNICA en más de la mitad de dicha tierra.

“Nuestro negocio ha crecido bastante gracias a UNICA”, dijo y añadió que debido a que muchos agricultores en el Perú quieren sembrar esta variedad, ahora él está concentrándose en producir semillas de alta calidad.

UNICA es solo una de las más de 2000 variedades de papa que el CIP ha desarrollado en su búsqueda de mejorar la seguridad alimentaria y los ingresos de los agricultores de todo el mundo, pero la diferencia es que ha viajado más rápido y más lejos que la mayoría.

El mejorador de papas Jorge Alberto Espinoza participó cercanamente en el cruzamiento que generó UNICA, la evaluación del clon y su lanzamiento como una variedad en Perú. Foto: D. Dudenhoefer/CIP.

Jorge Alberto Espinoza, mejorador de papa que trabajó 25 años en el CIP y participó cercanamente en el cruzamiento que generó UNICA y la evaluación del clon en los años 90, observó que el éxito de dicha variedad se debe a sus variados atributos. Producto de la población de mejoramiento de Resistencia a Virus de Tierras Bajas Tropicales del CIP (LTVR por su nombre en inglés), UNICA crece bien en las montañas y en las llanuras y es resistente a los virus de la papa que pueden reducir significativamente los rendimientos. También produce abundantes tubérculos, que están listos para ser cosechados entre tres y cuatro meses después de la siembra, y que saben bien sean sancochados, asados o fritos.

Espinoza recordó que UNICA fue seleccionada por primera vez de un grupo de papas que estaban en evaluación en la región andina de Huancayo porque fue la única que sobrevivió a un ataque de la enfermedad del tizón tardío (también conocida como la rancha). Posteriormente los científicos la evaluaron durante una década en 17 áreas de las llanuras costeras del Perú, y confirmaron que era tolerante al calor, la sequía y los suelos salinos. Durante ese tiempo se le conocía simplemente como CIP No. 392797.22, pero cuando los científicos decidieron que valía la pena difundirla a nivel nacional, se le dio dicho clon a la Universidad de Ica, en el sur del Perú, para que fuera liberada como una nueva variedad. Y fue así que se le puso el nombre con que se conoce popularmente a la Universidad: UNICA.

“Los agricultores por lo general se resisten a adoptar una nueva variedad, pero debido a que UNICA produce tubérculos en tres meses y es resistente al tizón tardío y virus, los agricultores comenzaron a sembrarla rápidamente”, relató Espinoza.

Unica es conocido como Qingshu 9 en China, donde se cultiva en 10 provincias, sobre todo en las provincias de Qinghai y Ningxia. Foto: Kaiyun Xie.


UNICA para el mundo

A medida que cada vez más agricultores en el Perú adoptaban UNICA, el CIP la compartió con científicos de la Academia de Agricultura y Ciencias Forestales de Qinghai, en la provincia china del mismo nombre. Tras cinco años de evaluación en Qinghai, fue liberada como una nueva variedad a nivel provincial, y después de los ensayos de campo en otras provincias, fue liberada a nivel nacional en 2011 con el nombre Qingshu 9. En los cinco años siguientes, llegó a ser cultivada en 10 provincias chinas, y ahora es ampliamente cultivada en las provincias de Qinghai y Ningxia.

El éxito de UNICA en el Perú y en la China propició que instituciones de varios países del Asia central y África la evaluaran en sus estaciones de investigación y en las comunidades. Como parte de una iniciativa para identificar variedades de papa y tecnologías que ayuden a los agricultores en países de Asia central a producir más alimento en los veranos calurosos y secos de esta región, UNICA fue enviada en 2005 a Tayikistán y Uzbekistán para su evaluación. UNICA demostró ser más productiva que las variedades populares en Tayikistán, y en 2014 fue lanzada allí como una nueva variedad con el nombre Tajikiston. UNICA todavía está siendo evaluada para su posible liberación en Uzbekistán y Georgia. Sin embargo, ya ha sido liberada como una nueva variedad en Bután.

Pequeños productores en Tayikistán están cultivando UNICA en las regiones de Jirgatol and Khatlon.

El CIP también compartió UNICA con sus socios en varios países del este de África, con la esperanza de que ayude a mejorar la seguridad alimentaria y los ingresos de los agricultores en esa región. Como parte de un proyecto apoyado por el Programa de Investigación del CGIAR sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria, fue uno de los seis clones que se sometieron a selección varietal participativa por parte de los pequeños productores del distrito de Lushoto, en las tierras altas de Usambara, en el noreste de Tanzania. UNICA fue uno de los dos clones que los agricultores de Lushoto seleccionaron para cultivar y recomendar su liberación como variedad oficial. Mientras esos agricultores siembran UNICA con el nombre local de Mkanano, paralelamente viene siendo sometida a evaluación de campo en múltiples localidades de Tanzania, como prerrequisito para su lanzamiento como nueva variedad. También se encuentra en evaluación para su lanzamiento en Ruanda.

UNICA fue uno de los 37 clones que el CIP y sus socios evaluaron en Kenia a través de un proyecto apoyado por la Fundación Syngenta para la Agricultura Sostenible. UNICA alcanzó rendimientos significativamente mayores que las otras papas evaluadas y por consiguiente fue liberada como nueva variedad. A inicios de este año, se distribuyeron semillas certificadas de UNICA a miles de agricultores keniatas, quienes recientemente completaron su primera gran cosecha de esta variedad.

Doris Kagendo Gikunda cultiva UNICA en el condado Meru, en la región oriental de Kenia. Ella aprecia el potencial de UNICA de mejorar la seguridad alimentaria y como cultivo comercial. Foto: V.Akatos/CIP-SSA.

Uno de esos agricultores es Doris Kagendo Gikunda, quien vive en el condado Meru, en la región oriental de Kenia. Gikunda señaló que le gusta UNICA porque madura más rápido que las variedades que sembraba anteriormente, y porque produce más papas y tubérculos más grandes. Al igual que otros agricultores de la región, Gikunda aprecia el potencial de UNICA de mejorar la seguridad alimentaria y como cultivo comercial.

“UNICA es muy buena cocida”, afirmó. “Tiene un mercado seguro. La gente de las ciudades que prepara chips la aprecian mucho. También se puede venderla a las grandes cadenas hoteleras”, aseguró.

Papas para el futuro

Debido a que actualmente está en evaluación en varios países y a que ha sido recientemente lanzada en otros, es imposible predecir la trayectoria de UNICA, pero es bastante probable que miles de nuevos agricultores comiencen a sembrarla en los próximos años. Espinoza, que ahora trabaja en Frito-Lay, precisa que él y sus colegas del CIP siempre intentaron desarrollar papas para otras partes del mundo, pero que para él fue una agradable sorpresa que UNICA fuera adoptada por los agricultores de tantos países.

“Es muy satisfactorio haber tenido la oportunidad de hacer un trabajo que dio como resultado una variedad que tanta gente está sembrando y consumiendo”, indicó.

Walter Amorós, mejorador de papa del CIP, explicó que una ventaja que tienen los mejoradores en el Perú es que el territorio del país abarca desde desiertos hasta montañas nevadas y selvas tropicales, lo que significa que las nuevas variedades de papa se pueden evaluar en una gran variedad de ambientes. Observó que si bien es bastante resistente, UNICA no es única, ya que el CIP ha desarrollado clones que tienen incluso una mayor resistencia a enfermedades y tolerancia al calor, suelos salinos y sequía.

“Hemos distribuido clones que son superiores a UNICA en cuanto a rendimientos y tolerancia al estrés abiótico”, subrayó Amorós. “Tienen el potencial de ayudar a los agricultores de todo el mundo a lidiar con el cambio climático”, concluyó.

 

Menú