Las Herramientas G+ proveen nuevas maneras de ver la agricultura

Las Herramientas G+ proveen nuevas maneras de ver la agricultura

Caja de Herramientas de RTB: Sembrar semillas de cambio para la transformación del sistema alimentario
Los cultivadores miran hacia el futuro para combatir la enfermedad de la papa más mortal del mundo

En el tercer artículo de fondo deCIP@50, exploramos cómo las Herramientas G+ están ayudando a los mejoradores a desarrollar variedades de cultivos que satisfagan las necesidades de hombres y mujeres en todo el sistema alimentario. ¿La meta? Sistemas alimentarios con equidad de género, mejor seguridad nutricional y crecimiento inclusivo para millones de familias en todo el mundo.

Las Herramientas G+ brindan nuevas maneras de ver la agricultura

Rabbit or
Rabbit or Duck

En esta famosa ilusión óptica, algunas personas ven un conejo, mientras que otras ven un pato. Del mismo modo, cuando se trata de nuevas variedades de cultivos, los usuarios las ven de diferentes maneras. Los agricultores quieren mayores rendimientos mientras que los consumidores quieren un mejor sabor. La lista de puntos de vista es larga, e incluso más si se tienen en cuenta las diferencias de género.

“Los hombres y las mujeres a menudo tienen diferentes ideas sobre lo que más importa en una variedad de cultivo dependiendo de su relación con ella. Es probable que los hombres lo valoren en términos de rasgos relacionados con el mercado, como el rendimiento o la vida útil, mientras que es probable que las mujeres busquen rasgos de seguridad alimentaria como la madurez temprana o el gusto. También considerarán las cualidades prácticas que les afectan, como la facilidad para cocinarlas o procesarlas, un papel que recae sobre todo en las mujeres y puede agregar horas a una carga de trabajo ya de por sí grande”, dice Vivian Polar, Especialista Senior en Género e Innovación, Centro Internacional de la Papa (CIP).

Tener en cuenta la brecha de rendimiento de acuerdo al género
Durante demasiados años, estas diferencias de género se han descuidado cuando se trata de mejorar las variedades de papa y camote.

“Las mujeres tienden a ser responsables de la preparación de los alimentos y, por lo tanto, tienen un conocimiento más detallado sobre lo que debe aportar una buena variedad”, dijo Eva Weltzien de la Universidad de Wisconsin. «Si las mujeres no pueden preparar más alimentos … producidos con una variedad de mayor rendimiento … no adoptarán la nueva variedad y desalentarán a los hombres de hacerlo».

Por razones como esta, los investigadores del CIP han aprendido que incorporar las preferencias de las mujeres en el diseño de productos desde el inicio de los programas de mejoramiento es una necesidad económica y de equidad de género. Este es el motivo: las mujeres producen más de la mitad de los alimentos que se cultivan a nivel mundial. Si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que los hombres, podrían aumentar los rendimientos entre un 20% y un 30%, lo que representaría un aumento del 4% de la producción agrícola total de los países en desarrollo. 

Poner a prueba las herramientas G+ 

Las Herramientas G + están diseñadas para ayudar a los fito-mejoradores y científicos sociales a trabajar juntos para que los programas integren las cuestiones de género desde el mejoramiento hasta la implementación y la evaluación de impacto. La herramienta de perfil de cliente de G + identifica a los clientes de una variedad nueva o existente teniendo en cuenta el género y otras diferencias sociales. La herramienta de consulta de perfiles de productos de G + analiza cómo los rasgos pueden beneficiar o afectar negativamente a las mujeres u hombres que usarán una variedad en particular. Por ejemplo, una variedad de mayor rendimiento preferida por los hombres por sus cualidades comerciales puede ser rechazada por las mujeres si tiene un tiempo de cocción prolongado, especialmente porque las mujeres a menudo tienen la tarea de recolectar leña y preparar comidas familiares.

Durante el último año, se han implementado herramientas de G + para su uso con programas de mejoramiento de banano, yuca, papa y camote en todo el mundo.

En Uganda, los mejoradores están utilizando una serie de datos para la selección de variedades de camote, que incluyen encuestas, ensayos de campo y análisis de mercado. «Si bien los datos de la encuesta nos ayudan a comprender qué rasgos prefieren los diferentes grupos, las herramientas de G+ nos han enseñado a analizar cómo y si una nueva variedad podría requerir más trabajo en la finca y cómo eso podría afectar a hombres y mujeres de manera diferente», dice Sarah Mayanja, investigadora asociada del CIP.

En Nigeria, la tasa de adopción de nuevas variedades de yuca por parte de las mujeres agricultoras es relativamente baja en comparación con sus homólogos masculinos. “El análisis de la cadena de valor revela que las mujeres realizan casi todo el procesamiento, por lo que las nuevas variedades deben ser fáciles de procesar, o simplemente no las adoptarán”, dice Bela Teeken, Científica Asociada en Asuntos Sociales y de Género del Instituto Internacional de Agricultura Tropical. «Esto significa que ahora podemos tener esto en cuenta en los enfoques de mejoramiento específicos para aumentar la adopción de variedades mejoradas por parte de las mujeres».

Igualdad de género en un mundo saludable
Las herramientas de G + llegan en un momento en que el CGIAR ha renovado y fortalecido su compromiso con la equidad de género en todo el mundo. En su Estrategia de Investigación e Innovación al 2030, el CGIAR se compromete a cerrar la brecha de género en los derechos a los recursos económicos, el acceso a la propiedad y el control de la tierra y los recursos naturales para más de 500 millones de mujeres que trabajan en los sistemas de alimentación, tierra y agua.

Las herramientas de G + son solo uno de varios «huevos de oro» que brinda el Programa de Investigación del CGIAR sobre Raíces, Tubérculos y Plátanos, que se integrarán en el One CGIAR a finales de este año. En conjunto, dichas herramientas impulsarán esta importante misión para la equidad de género y ayudarán a los programas de mejoramiento, y a ver tanto al conejo como al pato cuando se trata de producir mejores variedades para todos.

Las herramientas G + han sido desarrolladas por la Iniciativa de Género y Mejoramiento del CGIAR, que forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Raíces, Tubérculos y Bananos, que el CIP lidera. Están siendo piloteados junto con la Plataforma de Excelencia en Mejoramiento del CGIAR (EiB) en un conjunto seleccionado de programas de mejoramiento que incluyen programas de mejoramiento de banano, mandioca, papa y camote y se consideran parte de los activos colectivos del ‘Huevo de Oro’ que impulsarán el avance de la misión del One CGIAR, que es transformar los sistemas de alimentos, tierra y agua en una crisis climática.