El CIP está ayudando a los sistemas de papa alto andinos a adaptarse al cambio climático

10° Congreso Mundial de la Papa

Nota de Prensa

El CIP está ayudando a los sistemas de papa alto andinos a adaptarse al cambio climático

 

Cusco, 28 de mayo de 2018.- El cambio climático es uno de los principales desafíos que enfrenta la agricultura a nivel global y durante el 10° Congreso Mundial de la Papa, las proyecciones e iniciativas de los especialistas fueron parte de las plenarias y mesas técnicas durante el día de hoy, compartiendo estrategias y buscando soluciones que puedan ser replicadas en diversas latitudes.

“Para combatir el cambio climático debemos combinar varias acciones empezando con la variedad de papa que se siembra, la cual debe ser resistente a las sequías, temperaturas altas o heladas porque son factores que pueden presentarse en el futuro. De igual forma, debemos contar con una gran diversidad de cultivos para estar listos de acuerdo con el escenario que se presente. Finalmente, en lo que concierne a la zona andina, se requiere mejorar los sistemas de riego para que los agricultores puedan continuar produciendo si es que hay ausencia de lluvias”, señaló Oscar Ortíz, Director General Adjunto de Investigación y Desarrollo del Centro Internacional de la Papa (CIP).

De acuerdo con las proyecciones que viene realizando el CIP, la temperatura en los Andes se va a incrementar entre 1 y 3 grados centígrados en las próximas décadas lo cual, por ejemplo, permitirá que varias especies de insectos se multipliquen exponencialmente y empiecen a aparecer en alturas donde antes no existían, transmitiendo enfermedades a los cultivos. Las papas nativas serán las principales afectadas puesto que por miles de años han permanecido protegidas gracias a la temperatura. En caso el cambio climático genere mayor humedad, también podría propiciar la presencia del tizón tardío, que es la peor plaga para la papa.

“Los agricultores andinos cultivan variedades de papa que fueron seleccionadas por sus ancestros hace miles de años, las cuales han permanecido bajo condiciones climáticas, pero con ciertas variaciones predecibles hasta nuestros días. Esos cultivos no podrán responder tan rápido al cambio y perderán la opción de preservarlas. Necesitamos desarrollar nuevas variedades que aseguren la sostenibilidad y seguridad alimentaria. El Banco de Germoplasma ofrece una gran oportunidad a través de la conservación de la biodiversidad para que se pueda identificar rápidamente las accesiones que cuentan con genes resistentes para esos escenarios”, comentó David Ellis, Jefe del Banco de Germoplasma del CIP.

Ambos coincidieron en señalar que al momento muy pocos países tienen los elementos para enfrentar el cambio climático. Se requiere comprender mejor los riesgos, invertir en investigación, preservar la biodiversidad, así como desarrollar nuevas variedades, tecnologías y métodos para que los agricultores puedan producir en diversas condiciones. Al final es el propio agricultor el que toma las decisiones y por ello es fundamental capacitarlos que conozcan las mejores alternativas para garantizar la sostenibilidad alimentaria.

El Gobierno del Perú, a través del Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), viene impulsando la organización del X Congreso Mundial de la Papa y XXVIII Congreso de la Asociación Latinoamericana de la Papa – ALAP 2018, que se llevará a cabo en la ciudad del Cusco del 27 al 31 de mayo.

 

Acerca del CIP

El Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en Lima, fue fundado en 1971 como una institución de investigación para el desarrollo de raíces y tubérculos que brinde soluciones sostenibles a los apremiantes problemas mundiales del hambre, la pobreza y la degradación de los recursos naturales. El CIP mantiene en custodia global las colecciones de papa, camote y raíces y tubérculos andinos que incluye la colección más grande del mundo de diversidad de la papa. Tiene oficinales regionales en Perú, Ecuador, Kenia, India y China y una actividad mundial con proyectos en 30 países en desarrollo de Asia, África y América Latina.

El CIP es miembro del CGIAR, una alianza mundial que reúne organizaciones comprometidas con la investigación para un futuro sin hambre. La labor científica de CGIAR busca reducir la pobreza rural, aumentar la seguridad alimentaria mejorar la salud y la nutrición humana, y asegurar un manejo más sostenible de los recursos naturales. Esta labor está dirigida por los 15 Centros que integran el CGIAR, en cercana colaboración con cientos de organizaciones, incluidos institutos de investigación nacionales y regionales, la sociedad civil, organizaciones de desarrollo y el sector académico y privado. www.cgiar.org

Contacto de prensa:

Contact:
Marisol Paredes
Burson Marsteller Peru
Cel. 998161515
marisol.paredes@bm.com
José Balta
Burson Marsteller Peru
Cel. 943276255
jose.balta@bm.com
María Elena Lanatta
International Potato Center
Cel. 981187198
m.lanatta@cgiar.org

 

#CIPatWPC18 #Potato2018

Descargar Comunicado de Prensa: Biodiversidad y cambio climático WPC

Menú