Yacon

El yacón es un pariente lejano del girasol. De pulpa blanca o amarillenta transparente, esta raíz tiene poca variabilidad. Su nombre proviene de la palabra quechua yaku que alude al alto contenido de agua de la raíz. Las raíces se comen crudas y son dulces, bajas en calorías, con una pulpa jugosa similar a la de la manzana o sandía.

En los Andes, el yacón con frecuencia es rallado y exprimido a través de una tela para hacer una bebida dulce y refrescante. En tiempos de la Colonia española era usado como alimento de los navegantes.

Actualmente, el yacón es buscado especialmente por sus beneficios para la salud. Las raíces contienen oligofructosa, un azúcar que no es metabolizado por el cuerpo humano. Es el principal ingrediente usado para hacer jarabe para los pacientes diabéticos. Las hojas se usan para preparar infusiones y pastillas para bajar el colesterol.

Hay un interés creciente por este cultivo en todo el mundo y su comercialización ha aumentado significativamente durante la pasada década. Aunque domina su producción a pequeña escala, la exportación de productos de yacón a Japón, la Unión Europea y los Estados Unidos están aumentando: los ingresos del Perú por la exportación del cultivo alcanzaron más de US$ 620,000 en 2010, mientras en 2001 llegaban a poco más de US$ 20,000.

Productos procesados con yacón:

  • miel
  • hojuelas
  • polvo
  • concentrado seco
  • bolsas filtrantes
  • tabletas

El yacón también retiene su textura crujiente durante la cocción y por eso resulta un buen complemento para los platos salteados asiáticos. Ha sido introducido exitosamente a Japón, donde se han sembrado aproximadamente 100 hectáreas en todo el país. Los científicos japoneses están considerando desarrollar el yacón como una fuente de fructano purificado y en una variedad de productos procesados como encurtidos fermentados, rodajas deshidratadas y fructosa.

Más información en la hoja informativa del yacón

Yacon Fact Sheet – PDF

Menú